LAWYERPRESS - INTERNATIONAL EDITION  

MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

DIRECTORIO


  PORTADA

Noticias de Bufetes

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
  Arbitraje TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes   Agenda Gente  

OPINION

Precios de Transferencia ante la reforma laboral de febrero de 2012 ¿Socias o Enemigas?
MADRID, 06 de JUNIO de 2012 - LAWYERPRESS

La reforma laboral introducida por el Real Decreto Ley 3/2012, de 10 de febrero, vigente desde el pasado 12 de Febrero señala que los despidos por causas económicas concurren cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como:

• la existencia de pérdidas actuales o previstas; o
• la disminución persistente de su nivel de ingresos o ventas (se entiende que la disminución es persistente cuando se produzca durante tres trimestres consecutivos respecto a los mismos tres trimestres del ejercicio anterior).

No obstante, una de las principales problemáticas que no resuelve la reforma y a la que se enfrentan la mayoría de empresas pertenecientes a grupos multinacionales a la hora de poner en práctica un despido por causas económicas es determinar si la situación económica negativa debe desprenderse de la empresa o del grupo de empresas a la que pertenece.

En este contexto, la jurisprudencia del Tribunal Supremo viene determinando que para vincular el despido a la situación económica del grupo es necesario que concurran circunstancias especiales que permitan atribuir al conjunto de empresas que conforman el grupo la condición de empleador único del trabajador.

Para lograr tal efecto, hace falta un “plus”, un elemento adicional, que la Jurisprudencia ha residenciado en la conjunción de alguno de los siguientes elementos:

• Funcionamiento unitario de las organizaciones de trabajo de las empresas del grupo;

• Prestación de trabajo común, simultánea o sucesiva, en favor de varias de las empresas del grupo;

• Creación de empresas aparentes sin sustento real, determinantes de una exclusión de responsabilidades laborales;

• Confusión de plantillas, confusión de patrimonios, apariencia externa de unidad empresarial y unidad de dirección.

Y todo ello teniendo en cuenta que, salvo supuestos especiales, los fenómenos de circulación del trabajador dentro de las empresas del mismo grupo no persigan una interposición ilícita en el contrato para ocultar al empresario real, sino que obedezcan a razones técnicas y organizativas derivadas de la división del trabajo dentro del grupo de empresas; práctica de lícita apariencia, siempre que se establezcan las garantías necesarias para el trabajador.

La jurisprudencia suele poner énfasis en la situación de confusión patrimonial o caja única a la hora de valorar si estamos ante un grupo de empresas a efectos laborales. Determinadas prácticas de gestión de recursos, compras entre matriz y sus filiales que no son debidamente abonadas a precio de mercado, fruto de una política de gestión que incumple la normativa básica de precios de transferencia, suele ser el indicio más básico de que nos encontramos ante un grupo de empresas a efectos laborales por confusión patrimonial o caja única entre la empresa matriz y la filial, siempre y cuando dichas operaciones comerciales tengan ánimo evidente de defraudar los derechos de los trabajadores, al desviar hacia sociedades del grupo empresarial activos patrimoniales o comerciales de la filial.

Al objeto de evitar que la situación económica negativa se desprenda del grupo, se recomienda la preparación de una documentación de precios de transferencia adecuada, que demuestre que las operaciones vinculadas han sido pactadas a valor normal de mercado. De esta forma se reduce el riesgo de que se cuestione si las pérdidas de la empresa se deriven de una manipulación de los precios de transferencia.

Sin el respaldo de una documentación de precios de transferencia apropiada, ante un despido por causas económicas, en el que el trabajador hubiese demandado a la empresa y a su matriz, la empresa podría obtener una sentencia desfavorable a sus intereses sobre la base de que las pérdidas de la empresa deben darse también en la matriz del grupo y consecuentemente declarar el despido objetivo por causas económicas improcedente si la matriz tuviera beneficios, condenando a la empresa al pago de una indemnización entre la prevista para el despido improcedente y la que hubiera abonado al trabajador por el despido objetivo.

En conclusión, una documentación de precios de transferencia adecuada puede ser una herramienta justa y útil para las empresas multinacionales con el objetivo también de justificar los despidos objetivos de sus filiales.

 


 




 


 

Publicar un Comentarioio

Lawyerpress publicará su comentario solo con su alias, sin el eMail, ni nombre y apellido.

Nombre y Apellidos

e Mail de contacto

alias

comentario

 

Comentario

 
 

 


 

 
 
 
 

Nosotros  /  Contacto  / Newsletter  / Noticias  / Tarifas  / 
MARKETING  / COMUNICACIÓN  / INTERNET  / DIRECTORIO DE BUFETES  / 
Servicios Auxiliares  / Tablón de Anuncios  / El Foro del Marketing  / 
Publicaciones jurídicas / Colegios Oficiales / Boletines Oficiales / Facultades / Otros sitios de Interés / Enlaces Internacionales / 
Notarios
sitemap

copyright, 2012 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain -  Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 97   -   info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal