MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

DIRECTORIO

PORTADA

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

LP emprende

 
La indefensión de los jóvenes frente a las multas por botellón (I)
MADRID, 17 de FEBRERO de 2014 - LAWYERPRESS

Por Mabel Ruiz Pérez. Abogada Especializada en Derecho Administrativo y civil

Mabel Ruiz Pérez. Abogada Especializada en Derecho Administrativo y civil El Día 29 de enero pasado, me notificaron una Sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 26, de Madrid, y, una de las primeras cosas que pensé fue que, quizás, había llegado el momento de escribir sobre el tema.

En Derecho Administrativo, el principio de Presunción de Veracidad de la administración, provoca, en muchas ocasiones, situaciones de auténtica Indefensión para el ciudadano. El ciudadano frente a la presunción de que la Administración dice la “verdad”, se ve en la difícil tesitura, de tener que demostrar que la verdad la tiene él.

Siempre he mantenido que el Principio de Veracidad de la Administración tiene que tener LÍMITES y esos límites, yo entiendo que, están en la Legalidad vigente.

En materia sancionadora, la cuestión es, aún si cabe, más grave. Haya cometido o no una infracción el ciudadano, en principio, siempre se presume que la administración sancionadora “está en posesión de la verdad “. Se presume que se ha cometido la infracción del tipo que sea.

Más adelante, probablemente, hablaré de sanciones de otro tipo, pero hoy, quiero poner voz a los miles de jóvenes que se sienten Indefensos e Impotentes ante las multas por botellón. En ningún caso pretendo hacer una apología del consumo de alcohol, vaya eso por delante, tan sólo quiero, que se oigan las voces indefensas de muchos jóvenes, que dejan de creer en la Justicia, por una mala actuación de la Administración.

También quiero apuntar que, la Administración dispone de recursos más que suficientes, para sancionar, si es el caso, con todas las garantías procedimentales y con el respeto a todos lo derechos de los ciudadanos, en concreto me vengo a referir, en especial, a los jóvenes.

En el Procedimiento Abreviado del que dimana la Sentencia, a la que me refiero al inicio, se ha ventilado la siguiente cuestión: Multan a 5 jóvenes que estaban en una plaza de Madrid, de la siguiente manera: Les pide un Agente de la Policía Municipal de paisano que se identifiquen, ante la extrañeza del grupo, les dice que no se preocupen, que es pura rutina, lo que hacen, y se despide la Policía con la “gracia” siguiente : “ A ver si nos vemos por ahí de copas “, negando que se tratara de algo más que una simple identificación.
Sin entregarles NADA, ignorantes de que se les está iniciando las actuaciones para incoarles un expediente sancionador, se pasa el plazo para presentar alegaciones en su defensa, a la vista de las cuales, en caso de que fuese cierto lo que dice la policía municipal, podrían reducir la multa a 300 euros, o, incluso anularla, en caso de probar que no es cierto. Se me viene a la memoria también, en este momento, el caso de un chico que no podía beber alcohol, por una enfermedad, y que probó que era así, e, igualmente, ganó el recurso contencioso-administrativo.

Al cabo de unos meses, ¡sorpresa!, les llega una multa por Botellón de 600 euros, (por 5 personas que formaban el grupo, 3000 euros), contra la que cabe recurso de reposición, en el plazo de un mes, previo al contencioso-administrativo, dos meses desde la resolución de la reposición, en su caso.

Ahí comienza la tragedia, los jóvenes indefensos e impotentes, no saben qué hacer, si lo dicen a sus padres, no les van a creer; por otra parte, no tienen medios para pagar la multa, que, no quieren pagar, porque creen que es injusta... Nunca he visto a unos jóvenes más impotentes, ante algo que creen injusto, tienen la sensación de que les han tomado el pelo los propios agentes de la autoridad, angustia.... ¿Qué hacer ?

Si alguno tiene en la familia o entre sus conocidos algún abogado, recurrirá a él, pero, en otro caso, ¿Qué hacer? ....

En primer lugar, hemos de considerar, que, en la mayoría de los casos, se trata de jóvenes mayores de edad, estudiantes, que son insolventes económicamente ( esto es conocido por la Administración, pues en las propias multas la Administración les “ recomienda “ que, si no disponen de medios que pidan el dinero a sus padres, o, “ mejor aún “ que pidan un préstamo al Banco....). Está claro, que lo que se trata es de cuanto más se recaude mejor.
Los jóvenes insolventes o con pocos ingresos, tendrían acceso a la Asistencia Jurídica Gratuita, digo esto, porque estoy segura de que muchos jóvenes, ignoran este extremo, que les facilita el acceso a la Justicia, a luchar contra lo que creen injusto ( esto también podría constar en el reverso de las multas, igual que lo anterior, si lo que se trata es de informar).

Otra cuestión que no quiero dejar en el tintero, de gran importancia, aunque, de momento, la trate someramente, es que EN NINGUN CASO se realiza prueba o test de alcoholemia, para determinar si los jóvenes, realmente, consumen alcohol o no. Se me viene a la memoria también, en este momento, el caso del chico a que me referí más arriba, que no podía beber alcohol, por una enfermedad, y que fue multado, probando su situación y ganando el recuro contencioso-administrativo.

El Colectivo de Policía Municipal, ya ha denunciado, antes que yo, esta situación de indefensión de los ciudadanos ante las multas por Botellón, e, incluso han llegado a ratificar que se les presiona a ellos, para que multen, que no se realiza ninguna prueba o test de alcoholemia. Dicho informe lo aporté en vía jurisdiccional.

¿Cabría pensar en una sanción, de tráfico, por consumo de alcohol, sin test o prueba alguna de alcoholemia?.

En una segunda parte, explicaré la vía Jurisdiccional, para que resulte más amena la lectura del artículo.

Para finalizar, esta primera parte, tan sólo diré que el Derecho a la Justicia ( artº 24 de la Constitución) existe para TODOS ( artº 14 de la Constitución Española).


 


 

 

 

Buscar en lawyerpress.com

 

Suscribirse a nuestro Boletín semanal

 

 

 
Nosotros  /  Contacto  / MARKETING  / COMUNICACIÓN  / INTERNET  / DIRECTORIO DE BUFETES 

copyright, 2014 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain -  Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 97   -   info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal