MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

DIRECTORIO

PORTADA

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

Prosiguen sin resolver los graves problemas de Ceuta y Melilla

MADRID, 11 de MARZO de 2014
 

Ha habido una reunión, fuera de España, a la que asistió el Ministro del Interior y la Comisaria de Interior de la UE. Según las impresiones y las declaraciones subsiguientes, parece que se ha tratado, tan sólo dialécticamente, de un intercambio de opiniones. Nada más.
El Ministro ha afeado a la Comisaria sus manifestaciones sobre las muertes producidas con motivo del asalto a Ceuta por ilegales inmigrantes, según se dice ahora, procedentes de Camerún en su mayoría, a través del Reino de Marruecos. La Comisaria no rectificó ni un ápice de sus manifestaciones peyorativas para España y aludió, mas o menos veladamente, a la investigación que se debería estar llevando a cabo, desde luego judiciales. El Ministro español ensalzó la obra de la Guardia Civil, como no podía ser menos. Realmente su servicio, defendiendo las fronteras, es y siempre ha sido sumamente meritorio. Pero, nada dijo de la posterior investigación de dichas muertes, aunque le encargó a la Comisaria que le aprobaran en Bruselas un presupuesto por cuarenta millones de euros para fortalecer la vigilancia y la protección de las fronteras en cuestión. La Comisaria dijo que se estudiaría y no dispensó, ni siquiera esbozó, una sonrisa de cortesía, ni tampoco expresó su aceptación con la invitación para visitar Ceuta y Melilla.
Una cosa está clara y es muy grave: quince muertes son muchas muertes para una escaramuza. Aunque defendamos a las fuerzas del orden español debe tocarse fondo con la causa que provocó esos episodios mortales. De las propuestas que hicimos el pasado día 4 de marzo en esta misma publicación, han sido aceptadas algunas de ellas y no otras que consideramos importantes. Por eso, a los pocos días, de nuevo, aunque esta vez con escaso éxito, hubo otro “salto” y se comenta en los medios una avalancha masiva en breve.
Se podrá afirmar, sin necesidad de pecar de pesimista y negativo, que los refuerzos son insuficientes y el envío de un helicóptero también y el arreglo que se está haciendo de las vallas será solamente un parche.
No cabe duda, que todo lo anterior está, como ahora se dice, en la “buena dirección”, pero es a todas luces mas bien escaso y no resolverá la gravísima cuestión de la violación de nuestras fronteras – europeas. Deseo insistir por ello en alguna de las propuestas que en su momento formalicé en esta publicación. Me refiero, sobre todo, al empleo por la Guardia Civil la caballería, dada su experiencia y los excelentes jinetes con los que cuenta y así los valoramos por sus méritos propios y sus exhibiciones en las paradas y desfiles militares. Pero tienen, desde luego, un gran valor disuasorio, aunque sea su sola presencia. Al mismo tiempo, reitero mi postura contra la expresa y precipitada negativa de no utilizar, a modo de cobertura, el Ejército y si fuera menester también la Armada, como elementos de máxima disuasión. Lo anterior no es, en absoluto, desproporcionado, ni mucho menos, cuando los saltos son de varios centenares de personas jóvenes armados de estacas y piedras de gran tamaño que utilizan contra los agentes de la Guardia Civil que sigo insistiendo los encuentro muy desprotegidos y limitados en medios materiales, personales, y hasta en el ejercicio de su acción de protección de las fronteras a la que está obligada por ministerio de la Ley. El problema continuará y podría llegar a convertirse en una situación gravísima para España. La UE lo ve muy distante y sólo ha parado atención, cuando se han producido quince muertes.
El pasado viernes, no se creó en el Congreso una comisión para tratar e investigar los luctuosos sucesos y es, sin duda, de lamentar, sobre todo dada la oscuridad y opacidad que rodea tamaño incidente. La excusa fue la habitual: que los juzgados de instrucción están investigando. Pero, en realidad, hasta que no se reciban las autopsias medico-forenses, no podremos hablar seriamente de las causas de las muertes de esas quince personas.
De todas formas, la UE debiera adoptar una actitud diferente y llegar a la raíz del problema haciendo posible una mayor democratización en los países de origen y también invirtiendo y creando expectativas de futuro para sus ciudadanos y así que no se encuentren en un régimen de autentica desesperación. Ni que decir tiene que la UE debe crear unas disposiciones que rijan para toda la comunidad y un proceso legal para la consecución de la admisión y entrada en Europa, que no puede convertirse en un castillo roquero, totalmente inaccesible, para quienes desean, encontrar una vida mejor, lo que es por demás licito.

Manuel Cobo del Rosal, Catedrático de Derecho Penal y Abogado.

 


 

 

 
 
 
Nosotros  /  Contacto  /
MARKETING  / COMUNICACIÓN  / INTERNET  / DIRECTORIO DE BUFETES  / 
 

copyright, 2014 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain -  Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 97   -   info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal