MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

DIRECTORIO

PORTADA

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

ENTREVISTAS

 
John Gustafson, socio director de Rivero & Gustafson Abogados:
“Los despachos siempre hemos tenido una gran fuente de clientes en los emprendedores”
MADRID, 12 de MAYO de 2014 - LAWYERPRESS / @LuisjaSanchez
 

John Gustafson, socio director de Rivero & Gustafson AbogadosSalir al exterior es el presente de empresas y despachos de abogados. En un contexto marcado por la recesión resulta indispensable desarrollar una estrategia para conquistar otros mercados. Este es el caso del bufete español Rivero & Gustafson Abogados que inicia ahora su proceso de internacionalización de la mano de la red de despachos Awerian. “Las propias necesidades de nuestros clientes que salen fueran han propiciado formalizar aún más esta relación profesional con estos despachos. Son bufetes de un tamaño similar al nuestro y con una filosofía de negocio parecida eso nos garantiza que el trato que darán a los clientes será muy bueno”, comenta John Gustafson, su socio director. Awerian arranca con cuatro despachos repartidos en otros tantos países, Bélgica, Austria, Francia y Alemania y en el que el bufete español ha puesto muchas esperanzas :”No descartamos que a medio plazo se pudiera crear una firma de carácter internacional, veremos cómo nos entendemos”. A juicio de este abogado, el fenómeno del emprendimiento es algo que ya existía en nuestra economía “ Siempre hemos tenido empresarios que creaban nuevos negocios. Para los abogados siempre han sido fuentes de clientes”, comenta.

En primera persona
“Pese a mi apellido soy abogado español, estudié y me formé en nuestro país. Nuestra firma se constituye en 1997, si bien con anterioridad contábamos con otro socio Ignacio Gómez Acosta que luego dejaría la firma.
Desde sus orígenes en 1993 con las presencias del propio Ignacio y Santiago Lago se incorporaron otros abogados que venían de otras firmas, muy activas en el ámbito del derecho privado es el caso de Echecopar; el despacho de Bernardo Cremades, de donde viene mi socio Sebastián Rivero y un servidor que procedía de la oficina de Baker & Mckenzie en Madrid.
Rivero & Gustafson ha desarrollado su actividad en dos áreas; una en el ámbito transaccional o mercantil, especializados en el tema de las operaciones a nivel corporativo sobre todo en el campo de la toma de control y otra procesal bastante marcada.
A lo largo de estos años hemos incorporado otras dos jurisdicciones con vocación complementaria como son laboral y fiscal que complementan bien a nuestro core business, antes mencionado.
En nuestra actividad diaria siempre hemos tenido un perfil importante de cliente extranjero, tanto a nivel de filiales que buscaban posicionarse en nuestro país como de compañías que buscaban una entrada directa desde nuestro asesoramiento legal.
Nuestra plantilla esa formada por 25 profesionales de los que 18 son abogados, la mayor parte seniors. Incorporarnos a Awerian supone apostar por la internacionalización de la firma, hasta ahora solo teníamos un acuerdo de best friend con una firma de París”

Sr Gustafson, ¿cómo se gesta la incorporación de su despacho a la red Awerian?
Este tipo de cosas tienen un desarrollo progresivo. Nos llegaba trabajo de otros bufetes británico, alemanes y de otra firma de París.
Las propias necesidades de nuestros clientes que salen fueran han propiciado formalizar aún más esta relación profesional con estos despachos. Son bufetes de un tamaño similar al nuestro y con una filosofía de negocio parecida eso nos garantiza que el trato que darán a los clientes será muy bueno.
Awerian arranca con cuatro despachos repartidos en otros tantos países, Bélgica, Austria, Francia y Alemania y en el que hemos puesto muchas esperanzas.

¿Cuál va a ser el papel Awerian en un sector donde las redes de abogados proliferan tanto en cantidad como en calidad?
Salir al exterior se ha convertido en una necesidad tanto para empresas como para despachos de abogados. Afortunadamente ha dejado de ser una decisión estratégica tan sofisticada como hace años. Las empresas deben buscar en el mercado exterior su nicho de mercado que puede tener. Y es que ya no hablamos de una práctica reservada a grandes empresas. Cualquier compañía puede lograr posicionarse.
En este contexto los abogados tenemos que acompañar a nuestros clientes. Desde Awerian queremos poner en marcha unos criterios homogéneos de referir clientes, en una primera etapa. A medio plazo, en función de cómo veamos la evolución la idea podría ser crear un despacho internacional, pero todo está por ver en estos momentos.

¿Y cómo va a funcionar?
En muchos casos abogados de cada firma podrán trabajar en un tema concreto. Se trata de dar un servicio especializado para estas empresas con unos estándares de calidad similares a los de una gran firma.
No queremos que sea un proyecto de trabajo referido, sino que sobre los pilares de un animus societatis cada vez más integrado se vea si la relación profesional funciona y podemos pensar en un proyecto más ambicioso.

En un sector como el legal pocas integraciones han cuajado realmente.
Aparte de los egos, tenemos que reconocer que los abogados tenemos ese ego muy alto, hay que darse cuenta que no hablamos de una fusión tradicional, de cualquier entidad económica con un producto concreto.
En servicios profesionales el componente personal pesa mucho. Y luego, viendo las operaciones que hay en España hay que señalar que la integración de Hermosilla y Gutiérrez de la Roza en una única firma si ha funcionado y es un referente. Son despachos similares con carteras muy complementarias y así surgen las sinergias.
En los otros casos, se percibe la diferencia de tamaños que lejos de integrar equipos pretenden absorberlos, y eso genera los problemas que no permite la integración futura a medio plazo.

Awerian que ahora nace, pretenderá extenderse en otros países, ¿no?
La vocación de europeizarse es notable. Estamos en conversaciones con despachos de un perfil similar al nuestro en Holanda e Italia, también en el Reino Unido pese a que allí hay una oferta de servicios muy extensa.
Queremos ser una firma continental a medio plazo, cuestión que se traduce en parámetros de gestión propias de despachos de Londres.

Hablando de salir al exterior ¿Sigue siendo complejo organizar la empresa hacia otros mercados?
Es mejor hacerlo con una planificación pausada que por necesidad inmediata. Prepararse a esta salida al exterior requiere contar con herramientas de gestión y comunicación de cómo será ese mercado que vamos a abordar.
La labor del ICEX y las Cámaras de Comercio es buena en este sentido de apoyo, porque las citadas herramientas de las que hablamos no todas las empresas lo tienen. No te puedes lanzar al exterior si no conoces el marco jurídico y las barreras de entrada que tiene ese sector al que vamos a introducirnos y las de salida, que a veces también hay.

¿Qué mercados emergentes podemos hablar de cara a internacionalizarse?
Europa es un referente, hay salidas a los mercados de Francia, Italia y Alemania, en sectores auxiliares y de servicios. De manera paralela se observa mucho interés y actividad en Latinoamérica, especialmente en Perú y Colombia.

Comentaba antes que muchos clientes de Gustafson & Rivero Abogados son extranjeros ¿Cómo se les explica la complejidad normativa de nuestro país?
Es evidente que el marasmo legislativo existe y hay ineficiencia y duplicidades legislativas que habrá que ir superando. Sin embargo cuando sales al exterior te puedes encontrar con situaciones normativas parecidas en otros lugares.
Dicho esto, hay cuestiones que aún llaman la atención, a clientes anglosajones la rigidez que hay aún en el mercado laboral a nivel de contrataciones.

Por desgracia, otro gran problema son las dilaciones de los procesos, una justicia lenta y sin medios.
Es la gran asignatura pendiente en nuestro país. No se puede atribuir a un periodo legislativo concreto. Necesitamos una reforma en profundidad de la administración de Justicia. Soy partidario de un nuevo Pacto de Estado entre las fuerzas políticas para abordar este asunto con toda la seriedad que merece.
Es evidente que en todos los países la justicia tiene algunos problemas. En España sufrimos los retrasos, la falta de medios y la ineficiencia. No es razonable que ciertos asuntos se dilaten años y años en nuestro país. Para muchos inversores es un elemento a tener en cuenta que no nos convierte en competitivos.

Se nota el esfuerzo de nuestro Gobierno por eliminar esas trabas; se ha puesto en marcha una Ley de Emprendedores, otra de Unidad de Mercado.
Honestamente le diré que no hemos notado cambios. Quizás sea aún pronto para ver la aplicación de las normas en el contexto actual económico. Las leyes están ahí y ahora hay que dotarlas de medios. Hasta ahora la creación de empresas nuevas no es muy significativa con este cambio normativo.
Iniciativas como el pasaporte comunitario europeo para una actividad única sería de gran utilidad y simplificaría mucho las trabas burocráticas existentes. Sabemos que en la Eurozona se quiere trabajar así, eso hará ser más competitivo frente sobre todo al mercado norteamericano que tiene una estructura.
La reorganización de las estructuras empresariales es un hecho y una tendencia que veremos. Gracias a la misma muchas empresas no tendrán que desarrollar filiales en los países en los que se aposenten. Esta cuestión les ayudará a optimizar costes fijos. Junto a ello hay empresas tecnológicas que sin sede física compiten con otras grandes estructuras.

¿Realmente hay emprendedores en nuestro país, fuera de los que ya conocemos?
Creo que el emprendimiento, concepto recientemente acuñado, está sobrevalorado en estos momentos. Siempre ha existido esta práctica aunque es posible que antes no se llamase como lo llamamos ahora.
Los despachos siempre hemos tenido una gran fuente de clientes en estos emprendedores que ponían en marcha su negocio. Ahora se habla de emprendedores, como un mantra que se repite pero hay que darse cuenta que sin emprendedores no hay actividad económica.
Por desgracia, como le decía antes, con el nuevo marco legal aprobado no hemos percibido un nuevo flujo de trabajo en este apartado. Confiemos que sí haya activación. Para ello necesitamos flexibilidad en materia impositiva e impulsar que la propia financiación para estos proyectos sea un hecho.

También se habla que la reforma fiscal podrá incentivar la economía. ¿Será posible realmente hacerlo?
Hay que darse cuenta que ya estamos en periodo electoral con lo cual se hablará mucho de la reforma fiscal y de posibles relajos en materia impositiva. Otra cuestión es si al final en la cuenta global se verán rebajas sustanciales sabiendo que debemos cumplir con el déficit que nos marca Bruselas.
Es fundamental que se vaya reduciendo la presión fiscal que soportamos los empresarios, sobre todo en estos momentos en el que país quiere crecer. No soy muy optimista en este terreno aunque creo que habrá medidas con cierto impacto sabiendo que el año que viene hay elecciones autonómicas y municipales.

Volviendo a Rivero & Gustafson Abogados , ¿Cuál será la evolución de la firma en los próximos cuatro años?
Hay que señalar que desde el 2007 la situación económica ha sido tan complicada que el mantenerse como player en el sector legal ha sido un éxito. De hecho ha habido reestructuraciones de despacho s y algunos han desaparecido.
Pese a las ofertas de integración que hemos tenido estos años seguimos ilusionados en nuestro proyecto empresarial propio. Trabajamos desde la independencia, con estructuras más agiles que los grandes bufetes y sin conflictos de intereses.
Nuestro plan estratégico no es tanto incorporar más profesionales como desarrollar más proyectos de cierta envergadura. Queremos tener más trabajo y dar más valor añadido al cliente. Lo demás, vendrá de forma natural a corto y medio plazo.

 

 

 

 

 

Buscar en lawyerpress.com

 

Suscribirse a nuestro Boletín semanal

 

 

Nosotros  /  Contacto  / MARKETING  / COMUNICACIÓN  / INTERNET  / DIRECTORIO DE BUFETES  / 

copyright, 2014 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain -  Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 97   -   info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal