MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

Q-LAWYER

DIRECTORIO

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

 
 
 
23 de ENERO de 2015

Miquel Fortuny, socio director Fortuny Legal e impulsor de Complia:
“Invertir en Compliance supone prevenir el fraude y dormir tranquilo”

LAWYERPRESS / @LuisjaSanchez

Nuestro entrevistado ya avisaba a principio de este verano de este nuevo proyecto empresarial del que nos hacemos eco en esta entrevista.  Y es que Miquel Fortuny responde a la perfección al patrón de emprendedor jurídico que empieza a aparecer en un sector, el de la abogacía de los negocios, tildado de conservador.  En un escenario donde la última reforma penal apura sus trámites parlamentarios, nace Complia, boutique lega creada para desarrollar sistemas de cumplimiento normativo a medida de las empresas.  “En el mundo de las PYMES no hay esta cultura de gobierno corporativo. Las empresas tendrán que ver muy claro el valor que les aporta esta nueva normativa. No tienen que verlo como un coste sino que tienen que ver el valor de esa inversión que tendrán que hacer.  En este contexto firmas como Complia pueden ayudar a explicar la necesidad de tener este sistema de cumplimiento normativo”, comenta.  A lo largo de esta entrevista comentamos la citada reforma penal, profundizamos en la figura del Compliance Officer, clave para ese cumplimiento normativo  y en esos riesgos legales que cada empresa puede afrontar: “Queremos trabajar la prevención del riesgo desde un punto de vista operativo.  Diseñar modelos de prevención de riesgos a la medida de cada empresa para que luego sepan gestionar esos riesgos, ese es nuestro core business”, comenta.

 

En primera persona

“Desde Fortuny legal, firma matriz, se impulsa Complia como una spin off que tendrá los profesionales necesarios para impulsar esta división dentro del mundo del compliance. En principio arrancamos con cinco expertos muy cualificados en esta materia. Esta spin off nace como marca propia y recursos económicos asignados.

En principio el lanzamiento de Complia lo he supervisado personalmente. Eso no quita para que en el futuro a medio plazo pueda delegar la dirección de la firma a otro profesional.  Ahora esperamos que se convierta, sobre todo en este primer año de su arranque en el asesor y partner en materia de compliance para las empresas.

Con anterioridad se han lanzado otras dos spin off, Legal Link un proyecto más centrado en la abogacía webshop y que responde a las inquietudes marketinianas que me he planteado en estos años. E Inform Risk Juridic, en el campo de la morosidad comercial, asunto éste clave para cualquier empresa. Desde mi punto de vista el crecimiento de Fortuny Legal en el futuro seguirá esta estrategia de especialización.

En un futuro tan complejo y global como vivimos estoy convencido que muchos despachos tendrán que seguir nuestro modelo y crearán unidades productivas autónomas.  Es posible incluso que se diferencien incluso de la actividad del despacho que las puso en marcha. Cada especialidad tendrá una vida propia. Así lo ha hecho Amancio Ortega con sus diversas marcas en un sector tan competitivo. Cada cliente pide que le atienda un especialista. “

Sr. Fortuny, antes de entrar a conocer Complia me gustaría su opinión sobre este nuevo Código Penal que está a punto de aprobarse. ¿Era necesario este cambio normativo?

Desde el punto de vista de prevención general, para prevenir la comisión de delitos era necesaria. Por desgracia lo intentado hasta ahora ha fallado en España y ahí está la corrupción que está instalada en nuestro país.

A nivel técnico, le diría que no era imprescindible. Tenga en cuenta que en nuestro país tenemos la responsabilidad civil subsidiaria y el art 129 del Código Penal que son las consecuencias accesorias impuestas a una persona jurídica.

Si esos mecanismos se aplicasen correctamente estos mecanismos de represión que ahora se aprueba no serían tan necesarios o al menos mitigar el efecto.   Al final se ha impuesto el criterio general por encima del técnico.

Con esta reforma penal las empresas estarán obligadas a tener un sistema de cumplimiento normativo para prevenir conductas delictivas, ¿Están preparadas para asumir esta actividad que le piden el legislador?

En algunos casos será difícil, sobre todo en las pymes.  Hay que partir que la reforma del Código Penal que habla de la responsabilidad penal de las personas jurídicas data del 2010, esto hará que algunas empresas ya estén preparadas y tienen asimilado en su cultura corporativa estos planteamientos.

Sin embargo, en el mundo de las pymes no hay esta cultura de gobierno corporativo. Las empresas tendrán que ver muy claro el valor que les aporta esta nueva normativa. No tienen que verlo como un coste sino que tienen que ver el valor de esa inversión que tendrán que hacer.  En este contexto firmas como Complia pueden ayudar a explicar la necesidad de tener este sistema de cumplimiento normativo.

Afortunadamente la propia reforma penal de la que estamos hablando deja claro que el modelo de compliance para estas pymes será de acuerdo a su tamaño. No le pueden exigir el mismo modelo a este tipo de entidades que a las que forman parte del Ibex 35.

Da la sensación, entonces, que muchas PYMEs tendrán que subcontratar este servicio tan especializado.

Es muy posible que así sea. Todo depende de la formación y experiencia del principal directivo de la pyme en estos temas de procedimientos y controles.  Al final cada empresa va a poder utilizar una herramienta muy ajustada a su realidad y al propio fraude que se pueda dar en el seno de ella.

Con el tiempo  se dan cuenta que están invirtiendo un dinero para dormir tranquilos y evitar cualquier fraude en su empresa. Esta vertiente de prevención que explico en las conferencias que imparto sobre esta materia es lo que empieza a calar en el empresario.

"El futuro del Compliance pasa por esta perspectiva; no hay modelos generales y cada empresa necesita el suyo específico, en función de sus particularidades y el sector de actividad en el que se desenvuelve."

En este escenario normativo, ¿Qué papel debe jugar Complia, este nuevo reto empresarial suyo?

Queremos trabajar la prevención del riesgo desde un punto de vista operativo.  Diseñar modelos de prevención de riesgos a la medida de cada empresa para que luego sepan gestionar esos riesgos, ese es nuestro core business.

El futuro del Compliance pasa por esta perspectiva; no hay modelos generales y cada empresa necesita el suyo específico, en función de sus particularidades y el sector de actividad en el que se desenvuelve.

De hecho la organización interna de Complia ya prevé varías áreas de actividad.

La firma tiene un área de Corporate Compliance, centrada en la prevención penal, así como otra de blanqueo de capitales, otro de los veintidós delitos que están tipificados en esta figura de la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Al mismo tiempo hemos añadido el Compliance Digital, al estar pensando en el governance risk and compliance. En este escenario esta práctica y el Compliance Financiero pueden ser de asesoramiento a directivos para que eviten contrataciones de alto riesgo a nivel financiero gracias a nuestro asesoramiento.  En su vertiente Digital hablaríamos de Protección de Datos y el comercio digital y su regulación de cara al consumidor.

De esos veintidós delitos que puede cometer una empresa y tener su responsabilidad penal como persona jurídica, ¿Cuáles son los más habituales que se cometen?

Hablaría del delito fiscal, el cometido contra la Seguridad Social, el de blanqueo de capitales  y la estafa. Me llama la atención que la apropiación indebida no esté en este tipo junto al resto de conductas delictivas. Al mismo tiempo señalaría la corrupción entre particulares, el cohecho si tu negocio tiene parte de contratación pública, como transversales a todo tipo de actividad.

En otra escala, y dependiendo del sector de actividad, se puede también hablar del delito medioambiental o contra la fauna, por solo citar algunos.

Es curioso que en los estudios de fraude en la empresa, éste se detecta más en los puestos de alta dirección de las compañías. A más responsabilidad, más fraude.

Es cierto y en esta tesitura se encuentra el buen gobierno corporativo.  Si el administrador o propietario de la firma no tiene esa cultura corporativa ética nada va a funcionar. El Compliance supone un cambio cultural y modifica la forma de dirigir las empresas.

Según el propio Código Penal, la alta dirección debe promover ese sistema de prevención de riesgos pero pese a ello si falta esa cultura, es posible que nada funcione y que el sistema de prevención que se implante no sea eficaz.

En los próximos cinco años vamos a vivir un cambio hacia el buen gobierno corporativo. Ahí está avalado por la modificación de normas como la de Sociedades de Capital o del propio Código Penal del que estamos hablando y otras que vendrán. Esto hará que las empresas tendrán que trabajar de forma ética y responsable.

Uno de los debates del Compliance es la ubicación de su guardían, el Compliance Officer, ¿dentro o fuera de la empresa?

Todo lo que sea estar cerca del foco de riesgo tiene ventajas. Hablamos de foco que es la empresa. Nadie discute que el conocimiento que pueda tener quien esté dentro de la misma es mayor que un externo. La gestión será más ágil y certera.

Ahora bien, dicho esto, habrá que tener en cuenta la dimensión de la firma. En  empresas grandes ya lo tienen establecido e institucionalizado. Sin embargo en una empresa más pequeña le puede interesar externalizar este servicio para reducir costes.

La figura del Compliance Officer es el “malo de la empresa”. Quien debe controlar todos los riesgos. A veces por este talante es mejor que venga alguien de fuera y lo gestione todo que encomendar a un empleado esta materia.

"El Compliance Officer tiene una forma de pensar y actuar y su especialidad se irá incorporando a medida que el legislador cree más normativa de cumplimiento obligatorio."

Y está de acuerdo en los comentarios de expertos como Alain Casasnovas que ha llegado a decir que el Compliance Officer es una nueva profesión.

Es bastante acertado este punto de vista. De hecho ya se han puesto en marcha los primeros cursos de postgrado y me consta que empresas de selección de personal ya hacen búsquedas en este sentido, no tanto por esta reforma penal como otras muchas que se harán en el futuro a medio plazo.

El Compliance Officer tiene una forma de pensar y actuar y su especialidad se irá incorporando a medida que el legislador cree más normativa de cumplimiento obligatorio. Ahora hay expertos en riesgos penales pero habrá otros expertos en otras materias.  A la larga parece una salida para abogados y economistas, entre otros profesionales.

Interesante, desde su punto de vista, ¿cuál será el desarrollo de esta figura en la empresa?

Existirán despachos o firmas como Complia que serán los órganos consultivos tanto de los propios Compliance Officer como de los  Consejos de Admon de algunas empresas.  De esta forma el trabajo del propio Compliance Officer sería más ejecutivo a nivel de decisiones teniendo detrás a nivel estratégico a estas firmas legales especializadas.

De todo lo que hace este profesional, ¿qué es lo más complicado para un Compliance Officer en la práctica?

Sobre todo tener la capacidad organizativa y empática para que no le vean como un elemento distorsionador en la propia empresa que puede generar malestar. Esa es la principal dificultad.

Al mismo tiempo es evidente que tiene mucha responsabilidad por la labor que tiene que hacer dentro de cada compañía. Está trabajando con material sensible y si tiene que afrontar cualquier juicio es posible que se cuestione su labor.  Además deberá reportar continuamente de su trabajo a la dirección.

Me imagino que el tema se complica en las multinacionales. Diferentes países y diferente legislación.

En este caso se impulsan Comités formado por varias personas que ayudan a gestionar el Compliance en varios países. Está conectado con otros organismos que existen en otros países que actúan como filiales

Dicho esto es evidente que la política de Compliance en Reino Unido no tiene nada que ver con España. Sin embargo siempre hay que darse cuenta que muchas decisiones que se toman tienen efecto por la propia legislación española, al  ser contratos que se firman en nuestro país con efecto en otras naciones.

Comentaba antes que el Compliance se va a desarrollar en otras áreas. ¿Tiene claro por dónde va a extenderse?

Hay cuestiones fiscales o medioambientales que están ahí y estoy seguro que crecerá el control normativo. Igual pasa con la normativa de consumidores que será más estricta. Todo esto hará que el governance risk and compliance sea una disciplina necesaria.

Esto hará que los directivos tengan que cuidar muy mucho su comportamiento para no infringir su regulación. Así pasa en el mundo de las empresas financieras o las propias empresas cotizadas que tienen sus códigos regulatorios. Estos códigos hay que tenerlos presentes porque pueden generar la quiebra de la empresa o problemas importantes.

Es bastante posible, por tanto que el Consejo de Administración de estas empresas necesite un órgano consultivo, Compliance officer, Comité o asesor externo que le supervise todos sus actos o la mayor parte de ellos, al menos.

Al hilo de este comentario me da la sensación que las empresas deberán también crear sus propios Códigos éticos.

Estoy de acuerdo con ello. Este Código Etico asumido desde la dirección de la firma será supervisado y vigilado en su cumplimiento por el Compliance Officer. Esa es su labor en este terreno.

Caso de que no se cumpla debe promover las denuncias internas, otro reto. Se trata de promover el chivatazo dentro de la empresa ante conductas ilícitas de compañeros y superiores. Normalmente se abre un canal de denuncias interno para lograr este comportamiento alejado de los fraudes.

Al final, y volviendo a la reforma penal que usted me preguntaba antes, lo que exige el legislador es eso como eximente: tener desarrollado este sistema de cumplimiento con el canal de denuncias abierto.

Habla de denuncias, ¿cree que se aceptarán las anónimas?

Es un tema que aún está por aclararse. Es evidente que las denuncias deben gozar de la confidencialidad pertinente. A priori parece que se van a admitir pero lo fundamental es que ese canal de denuncias sea confidencial para favorecer las mismas.

Honestamente creo que el Compliance Officer debe dudar de las denuncias anónimas. Es posible que sean denuncias falsas para perjudicar a un tercero.  Dicho esto creo que este tipo de denuncias no se admitirán pero si habrá que garantizar esa confidencialidad que antes aludía.

A este respecto cualquier servicio de investigación forense externo puede ayudar a las empresas en el caso de que exista una denuncia a ese proceso de investigación de cara a buscar las pruebas que acrediten la veracidad de la misma.

 

 

 

 
 
 

 

 
 
 
 
 
 

MARKETINGG

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

DIRECTORIO

Nosotros  /  Nuestro Equipo  / Contacto 

copyright, 2015 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain - 
Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 97
info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal