MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

Q-LAWYER

DIRECTORIO

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

 
 
 
19 de MAYO de 2015

Impulsar Internet de los Ciudadanos: próximo objetivo del Consejo de Europa

LAWYERPRESS / @LuisjaSanchez

Debate en el Senado con motivo del Día de Internet sobre el papel de la Red como elemento de creación, donde Carlos Barrabés recibe un Premio a su trayectoria profesional

Definir la presencia de los ciudadanos en Internet a través del término Internet de los Ciudadanos será uno de los objetivos del Consejo de Europa este año donde se pretende reforzar la accesibilidad y la presencia de la sociedad en la red desde programas de alfabetización digital. Esta iniciativa fue comentada por Ana Gascón, funcionaria de esta entidad europea en el transcurso de un debate que tuvo lugar ayer en el Senado con motivo del Día de Internet que se celebra cada año. A todos los asistentes se les entregó la llamada Guía de los Derechos Humanos de los Usuarios en Internet donde se recogen conceptos como libertad de expresión; acceso y no discriminación o libertad de reunión y asociación entre otros, derechos trasladados a la Red. Como colofón de este acto, Carlos Barrabés, uno de los mayores difusores de Internet, recibió un premio a su Trayectoria Profesional. Los expertos con los que hablamos como Paloma Llaneza; Jesús Valbuena, Borja Adsuara y Leandro Núñez ven con buenos ojos esta iniciativa aunque están pendientes por ver cómo se va a materializar.

Tender hacia el Internet de los ciudadanos, ejercicio que ahora plantea el Consejo de Europa parece algo bastante lógico según señalan algunos de los expertos que estuvieron en la celebración del Día de Internet en el Senado. Para Paloma Llaneza, Socio Director en Razona LegalTech “ el momento es bueno para aprovecharse de la llamada tecnoutopía, sabemos que la tecnología puede hacer grandes cosas y que los ciudadanos deben luchar por los derechos conseguidos y que vienen reflejados en la Carta de Derechos Fundamentales” Desde su punto de vista estos grandes proyectos necesitan que se concreten para que no queden en una simple declaración de intenciones “ Europa debe liderar la protección de los derechos fundamentales y tener su autonomía frente a la tecnoutopia americana que nos viene de fuera. Creo que es la única manera que la sociedad pueda sobrevivir”, aclara.

Sobre la piratería, nuestros expertos revelan que hasta ahora ninguna legislación ha sabido frenar esta lacra. Todos coinciden que también surgirán nuevos modelos de negocio que serán atractivos para el ciudadano.

Para esta prestigiosa jurista desde los espionajes de Snowden se ve un cambio en la UE y del propio Consejo de Europa “hemos advertido el poder invasor de las nuevas tecnologías en la intimidad. El primer paso ha sido el fallo de la St del Derecho al Olvido, un inesperado beneficio a favor de los ciudadanos. Ahora Europa está viendo cómo afrontar la amenaza yihaidista”, señala. Respecto a la intervención del premiado, Carlos Barrabes, Llaneza señala que ha sido “dura, pero ha dicho una gran verdad. Frente a otras revoluciones industriales esta no transforma los negocios existentes sino que los mata. Y es que el negocio nuevo es completamente diferente al existente: así ha pasado con los medios informativos, la cultura, música o incluso el transporte de viajeros en una ciudad. El problema es ver qué hacemos con toda esta gente que se queda descolgada”, apunta. Desde su punto de vista no se puede perder ese talento de las personas que no se puedan adaptar a la nueva situación.

Desde su posición de moderador, Jesús Valbuena, vocal de la AUI ha seguido desde un lugar privilegiado el debate que se ha celebrado ayer por la mañana en el Senado sobre Internet y su influencia en la creación: “La iniciativa del Consejo de Europa es bienvenida. Hay que darse cuenta que Internet es de los ciudadanos. Ahora habrá que ver como se vertebra desde el Consejo de Europa en cada uno de sus 48 países”, indica. Desde su punto de vista impulsar el Internet de los ciudadanos supone “facilitar el acceso; reduciendo la brecha digital entre colectivos, asegurando las buenas prácticas de la red o persiguiendo el delito”. Al mismo tiempo cree que se pueden incluso crear empresas y empleos relacionados con la sociedad del conocimiento. A su juicio “es cierto lo que dice Ana Gascón que no siempre los ciudadanos tenemos conciencia de los derechos que tenemos en la Red”.

Sobre Barrabés, hombre de la Red homenajeado ayer resalta que “estamos hablando de un referente de los inicios de Internet. Un emprendedor que ha hecho mucho por la socialización de la Red al compartir sus conocimientos y experiencia con el resto de emprendedores. Es posible que su discurso suene un poco apocalíptico cuando habla que lo nuevo acaba con lo antiguo. No podemos olvidar que está lleno de metáforas”, recalca. Y es que hay que tener claro que el cambio está para quedarse “el cambio es consustancial para la sociedad humana. Tenemos que cambiar para seguir igual”, indica. Para Valbuena es evidente que las máquinas nunca van a suprimir al ser humano “son estúpidas y solo obedecen órdenes”.

Internet y el poder de los ciudadanos

Para Borja Adsuara, Profesor, Abogado y Consultor en Estrategia Digital. Socio ENATIC esta iniciativa del Internet de los Ciudadanos devuelve el poder a los ciudadanos ya que estos administran parcelas importantes de la Red. “Sin embargo en debates como los que se mantienen en el Foro de la Gobernanza en Internet no se puede poner en el mismo nivel a ciudadanos que a empresas, instituciones o Gobiernos”, aclara. Para este experto en nuevas tecnologías “vivimos un momento constituyente de Internet y del Derecho en Internet y quizás sea el momento de volver al momento inicial de las Constituciones; los ciudadanos de hecho cedemos parte del poder a las instituciones para que lo administren”.

En su opinión, la llegada de Internet ha mejorado la transparencia y rendición de cuentas de las cosas. “Al final nos encontramos ante una reformulación de los derechos de los ciudadanos en Internet, no son tanto unos derechos distintos, sino los clásicos derechos humanos al nuevo entorno digital”, subraya.a. Adsuara también tiene palabras de elogio para Barrabes “vivimos una época de escaparatismo donde no hay nada para toda la vida. Así pasa en el empleo donde tendremos que acostumbrarnos a estos cambios de un trabajo a otro. Es muy posible que en el futuro nos busquemos unos a otros para contratar proyectos, como pasa en el mundo del cine. Eso hace que tengas que estar en ese escaparate para que la gente sepa que sabes de esos temas y que puedes ser la solución”, recuerda.

“Es muy importante que pongamos el foto en los derechos de los ciudadanos”, esta es la reflexión de Leandro Núñez, socio de Audens. Y es que para este abogado es fundamental proteger tanto la libertad de expresión como todas aquellas herramientas que le ayudan al ciudadano en su desarrollo en la Red. “El Consejo de Europa está dando en el clavo de lo que se debe hacer. Veremos ahora como se vertebra esta iniciativa”, aclara. En este contexto recalca que democracia e Internet son dos elementos complementarios “que no deben confundirse aunque el segundo ayuda a acceder a sitios que antes estaban vedados para otros. Gracias a Internet muchos ciudadanos podrán participar e influir en la vida pública. Ahora se trata que los poderes públicos lo impulsen como se merece”.

Sobre la Carta de Derechos Humanos en Internet, Núñez es partidario de adaptar los derechos ya tradicionales a este entorno digital. “Al plasmarlo en un papel se hace una labor didáctica, de acercar a la población ese conocimiento, esos derechos y que se puedan aplicar en su día a dia”, resalta. Sobre el debate destaca el gran contraste entre la industria cultural y varios creadores; entre los riesgos y las oportunidades que están siempre cerca de Internet “la ponencia de Carlos Barrabes ha sido muy interesante porque deja claro que Internet es una revolución a la que nos debemos subir todos los que buscamos el progreso y que ayuda a democratizar la cultura”, señala.

¿Qué hacemos con la piratería?

Para todos los ponentes del debate, creadores, ellos desde diferentes puntos de vista la piratería es el problema a atacar, una lacra que hasta ahora ninguna legislación ha sabido ponerle coto. Para Paloma Llaneza “la gente que está en Internet sabe lo que quiere y elige sus prescriptores que no son los clásicos que apuntaba Elvira Lindo. Este tipo de profesionales deben saber difundir y monetizar su contenido de otra manera a la tradicional.” Desde su punto de vista el problema de la piratería es importante ya que el intercambio libre entre particulares de contenidos pirateados excede mucho la legislación española. “Ha llegado el momento de diferenciar industria del entretenimiento y cultura que son dos términos diferentes”, subraya.

En opinión de Jesús Valbuena “es evidente que a los creadores les preocupa este asunto bastante, eso hace que la obra de todos los creadores no se remunere de la manera que se espera”. Su idea es que la legislación vaya por delante de la delincuencia aunque no resulta sencillo lograrlo “hasta ahora ninguna de las reformas que se ha hecho en nuestro país sobre propiedad intelectual ha sido efectiva para luchar contra esta lacra. Hay que perseguir al que se lucre con la obra de otro”.

A juicio de Borja Adsuara la solución al problema de la piratería responde a que exista una alianza estratégica entre las operadoras de telecomunicación y los titulares de los derechos el sistema de gestión y cobro de los contenidos no se resolverá. “Se resuelve en algunos microsistemas pero no depende tanto del precio, que debe ser razonable sino de la comodidad y seguridad que se ofrezca al usuario. Las propias operadoras saben que su futuro está en la gestión de contenidos porque por voz y datos poco margen les queda”, recalca.

En este contexto, Leandro nos revela que la piratería ha hecho que fluyan nuevos modelos de negocios: “Es el caso de empresas como Spotify o Neflix, como nuevas respuestas a necesidades concretas de los ciudadanos. Se trata de acceder a un contenido de forma ágil y a un precio razonable que, de otra forma, no podrías acceder al mismo”, destaca. También apunta a que operadores como Youtube ya exploran modelos para monetizar el papel de los fans en la red. “Son ideas que pueden abrir nuevos mercados”, resalta.

 

 

 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
Nosotros  /  Nuestro Equipo  / Contacto 

copyright, 2015 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain - 
Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 97
info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal