MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

Q-LAWYER

DIRECTORIO

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

 
 
 
28 de JULIO de 2015

Florencio Sánchez Mansilla, Director General de Editorial Reus:
“Para nosotros existe un nicho de mercado obvio en temas de formación jurídica online”

LAWYERPRESS / Hans A. Böck

Florencio, el mundo editorial está viviendo grandes cambios. ¿Cómo afronta Editorial Reus estos nuevos retos?

Efectivamente, ya desde hace un tiempo y por muchos motivos de sobra conocidos los agentes de la cadena de valor del libro estamos en el proceso de transformar nuestro papel en el proceso de producción del libro. O de matizarlo, porque nosotros creemos realmente que el valor que una editorial como la nuestra aporta al lector final es difícilmente sustituible: calidad en la selección de los trabajos monográficos, una revisión profesional de los contenidos y ediciones cuidadas de las obras.

No obstante, y respondiendo a tu pregunta sobre nuestros retos, es cierto que desde hace un tiempo nos hemos hecho una reflexión sobre el modelo de transmisión de conocimiento, que es lo que realmente está puesto en cuestionamiento en una editorial técnica como la nuestra. Y nos hemos dado cuenta de que nuestra Editorial tenía que evolucionar hacia un modelo de transmisión del conocimiento que integrara todo tipo de herramientas y formatos que además fueran accesibles para todo el mundo desde cualquier lugar. De este convencimiento nace nuestra Aula de Formación Jurídica, www.aulareus.com. En ella nuestros autores, auténticos expertos y juristas profesionales, combinan su producción bibliográfica con conferencias, cursos online y jornadas.

Su editorial tiene mucha presencia en América Latina. ¿Es el mercado del futuro para los autores de su amplia oferta editorial?

Nosotros lanzamos en 2008 una colección que recogía ese espíritu, la Biblioteca Iberoamericana de Derecho, tenemos una red de distribuidores consolidados en la mayor parte de los países y participamos en las principales Ferias del libro, como la de Guadalajara y la de Buenos Aires, desde hace más de una década. Pero lo cierto es que sí que percibimos en los países de habla hispana una pérdida de influencia cultural en el ámbito jurídico. Y nos preocupa que las autoridades españolas no se estén dando cuenta. De hecho, teniendo en cuenta la aportación de las industrias culturales y en particular la del libro al PIB, no estamos viendo medidas de apoyo a esta labor divulgativa que hacen editoriales como la nuestra.

Con nuestra aula de formación jurídica queremos precisamente trascender las fronteras y acceder a ese mercado que sabemos que está ahí y nos pide contenidos.

¿Cuales son ahora mismo los libros en papel más demandados?

Desgraciadamente la demanda es escasa. Junto a nuestras colecciones tradicionales, como la de Propiedad Intelectual en la que somos una referencia dentro del sector editorial jurídico, y la de Clásicos del Derecho, de ánimo más divulgativo, nosotros hemos hecho una apuesta por nuevas colecciones que están teniendo mucha aceptación, como la de Mediación y solución de conflictos y la de Nuevas Tecnologías.

¿Y en formato e-book?

Tienen mucha aceptación nuestros clásicos del Derecho. Por citarte un título que siempre ha funcionado muy bien está “El alma de la toga”, de Ángel Ossorio y Gallardo, un libro de iniciación al oficio de la abogacía escrito hace casi 100 años.

¿Cómo ve usted la evolución de la edición digital?

Pues nosotros somos conscientes de que la edición digital es algo más que editar un ePub o un PDF. A nosotros nos gusta pensar que lo digital va a ayudar a esa transformación del modelo de transmisión del conocimiento que te comentaba antes. En ese nuevo modelo, lo importante va a ser el acceso sencillo a contenidos de calidad y utilidad, al margen de su formato.

Dentro de nuestro sector, creemos que en el fondo lo que habría que posibilitar a los profesionales del Derecho es una herramienta eficaz que les dé acceso a contenidos de todo tipo, con bases de datos completas, interoperabilidad entre dispositivos, etcétera. Es precisamente lo que te apuntaba antes cuando te hablaba de la transformación del modelo de transmisión del conocimiento. No sabemos cómo se van a consumir los contenidos del futuro. Lo que pasa con este tipo de proyectos es que no están al alcance de las posibilidades económicas de pequeñas editoriales, aunque sean como nosotros, editoriales nicho con proyección. Dentro de nuestros retos en lo digital está el darle continuidad a nuestros contenidos y nuestros autores, haciendo que trasciendan el modelo clásico del libro (papel o digital). Y lo estamos consiguiendo. En menos de un año hemos sacado la mitad de nuestro catálogo en digital y hemos lanzado www.editorialreus.es y www.aulareus.com.

Editorial Reus ha lanzado una plataforma de e-learning. ¿Cuáles son los planes para ésta plataforma?

Para nosotros existe un nicho de mercado obvio en temas de formación jurídica online y nos encontramos en una posición privilegiada para tratar de cubrirlo. De un lado, contamos con juristas expertos y creadores de contenidos, muchos de ellos ya vinculados a la actividad docente universitaria. De otro, en el último año hemos preparado nuestra plataforma a nivel técnico para ser capaces de afrontar este reto.

Este año ofreceremos recorridos formativos en disciplinas jurídicas que ya son de interés para los profesionales y en otras de naciente interés. Ofreceremos cursos de y certificaciones en Propiedad Intelectual, Mediación, Procesal, Gestión profesional de despachos y habilidades en la abogacía, Derecho del deporte o Procesal, por citar algunos de los itinerarios pedagógicos en los que ya estamos trabajando. Este mes de septiembre os podremos avanzar más.

Aula Reus es una plataforma de e-learning especializada en temas jurídicos. ¿Qué contenidos se demandan actualmente?

En cuanto a formatos podría citarte las conferencias magistrales, las jornadas o los cursos de formación... pero al final, sucede que hay necesidades de formación a distintos niveles. Por ejemplo, en un despacho de abogados podemos encontrarnos con una necesidad de actualizar los conocimientos sobre aspectos muy específicos, reformas legislativas y cuestiones del estilo. Para ellos es ideal, por ejemplo, realizar un curso como ya hemos hecho sobre la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos que recoja las principales novedades. En la misma línea, hemos realizado jornadas presenciales sobre la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que ha reunido a un elenco de ponentes para desgranarlo durante dos días. Creemos que los contenidos que se están demandando son sobre todo prácticos, pero combinándolo con una base doctrinal.

Ustedes han creado una infraestructura básica para editar cursos con gran apoyo de vídeo. ¿Hay suficientes profesores que tengan la capacidad para hacer cursos en plataformas digitales?

Los cursos y proyectos de formación online no son ninguna novedad en el mercado. Este es el año de los MOOCs. Y sin embargo, es cierto que dentro del sector jurídico aún no hay una implantación clara. En nuestro caso, los profesores y autores que colaboran con nosotros proceden en muchos casos del ámbito universitario o de escuelas de negocios y la mayoría de ellos están más que familiarizados con las cámaras y los sets de grabación. De todos modos, para nosotros la formación online trasciende el simple vídeo. Estamos evaluando la implementación de más niveles de interactividad o también la “peer evaluation” o evaluación interpares como ya se practica en los cursos que ofrecen algunas universidades americanas. En realidad, estamos muy abiertos a todos los retos.

En éste mundo tecnológico que nos movemos, ¿por dónde ve las tendencias del futuro?

En lo que al libro se refiere o en la misma formación, vemos que existen una gran cantidad de proyectos que aspiran a ofrecer al usuario final (lector, profesional, estudiante...) un repositorio completo de contenidos. En un escenario de saturación de títulos, cursos y oferta de ocio, la clave para nosotros está en varios puntos. De un lado, saber mostrar a ese usuario final los contenidos de calidad que busca ya sea a través de motores de recomendación u otros sistemas. Y de otro lado, aportar por contenidos de calidad, contrastados, con cierto criterio de autoridad, que es a lo que nosotros nos dedicamos. En un sector nicho como el jurídico, creemos que quien quiera estar en el futuro ha de apostar por crear herramientas que realmente ayude al profesional del sector a solucionar sus problemas.

 

 

 
 
 

 

 
 
 
 
 
Nosotros  /  Nuestro Equipo  / Contacto 

copyright, 2015 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain - 
Tel.: + 34 91 858 75 55
info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal