MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

Q-LAWYER

DIRECTORIO

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

 
 
24 de SEPTIEMBRE de 2015

¿Por que no es Justicia?

LAWYERPRESS

Por Salvador Madrid Fernández, Abogado-Mediador

 

Salvador Madrid Fernández, Abogado-MediadorPara afirmar o negar algo de un concepto, lo primero que habría que tener presente es el significado de ese concepto. A qué nos estamos refiriendo en concreto. Si hablamos del término “Justicia”, su conceptuación es muy amplia y divergente.

Las preguntas son muy importantes porque pretenden descubrir horizontes, pero quizás mas importante que la propia pregunta es la finalidad de esa pregunta.   Calificar a una práctica como que es justicia, etiquetar, quizás no sea tan importante como la consecuencia que se deriva de tal etiqueta.

¿Es bueno que sea justicia? Y atendiendo al término me refiero a la justicia institucional, de la Administración, la material, la de gestión diaria. En los edificios judiciales se resuelven litigios, que antes podrían haber sido conflictos, y antes problemas,  incidentes o cuestiones.. es decir, la escala termina en el litigio.

Cuando las diferencias de opiniones, de necesidades, de intereses,  de actuaciones…, se  exteriorizan en enfrentamiento, pueden pasar por una serie de etapas, que se van escalando hasta llegar a lo que llamo el CONFLICTO PERFECTO.

Las dos partes se ven incapaces de solucionar el conflicto que se ha conformado ya en su totalidad, cortado incluso canales de comunicación, es ya irresoluble  para las partes por sí solas.

La lógica razonable nos dice que si un tercero particular interviene entre ambas partes, y es capaz de romper la incomunicación de los enfrentados, si es capaz de abrir fuentes de luz para que ambas partes puedan vislumbrar otras soluciones, esta intervención, que seria imparcial, es preferible a la intervención oficializada de un Organo legal, dotada de rango jerárquico respecto a las partes, impositiva, y que soluciona conforme a la Norma, sin importar el camino por el que se ha llegado al conflicto.

Es decir, un mínimo razonamiento lógico nos dice que antes que la judicialización del conflicto ( litigio), es mejor la resolución amistosa, voluntaria, autónoma,  de las partes, por la intervención querida y aceptada de un facilitador profesional, independiente y ajeno al ámbito judicial.

¿Es justicia esta intervención?. No parece que lo sea, a no ser que ampliemos el concepto de Justicia a toda resolución de conflicto que adopten dos partes enfrentadas, de manera autocompositiva, voluntaria, y ajustada a la Norma legal vigente. Existirían tantos tipos de justicias como soluciones particulares, aun  en su disparidad.

Pero es que además, insertarla en todo el engranaje de los procedimientos judiciales, ¿qué beneficio genera?, si sabemos que la Administración de justicia está completamente saturada de asuntos, insertar un procedimiento mas en el proceso litigioso no garantiza de modo alguno  que los procedimientos en curso se vayan a resolver mas rápidos.

La cuestión a que me refería al principio, es ¿porqué se quiere que sea justicia, y para qué?

 ¿Por qué insertarla en el proceso judicial? Cuando lo útil es sacar los litigios de los juzgados y reconvertirlos en conflictos fuera de las sedes judiciales y que las partes intenten por sí y para sí, solucionar sus diferencias, volviendo entonces con el acuerdo o con el fracaso del intento, de nuevo a las manos del Juzgador.

La reciente Ley Orgánica 7/2015, de 21 de julio que modifica  la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial, en su artículo 456 recoge que :   Los Letrados de la Administración de Justicia, ( antiguos Secretarios Judiciales ) cuando así lo prevean las leyes procesales, tendrán competencias en las siguientes materias:  e) Mediación.

Las conciliaciones fracasaron en su obligatoriedad, pero lo que fracasa no es el mecanismo, sino la forma de tratarla, de practicarla. La conciliación es una fórmula válida, y se sigue aplicando en jurisdicciones, pero prácticamente no existe en la jurisdicción civil, ni en la familiar.

No obstante, mi experiencia particular con las conciliaciones ha sido fructuosa porque he tenido la suerte de practicarla por un Juez de Paz, y por su sucesor actual, que pone todo el interés en que las partes puedan llegar a términos de acuerdo aunque sean parciales, con una intervención pausada, metódica, sin tiempos, donde un acto de conciliación con posibilidades de acuerdo puede durar horas o acordar la práctica en dos sesiones porque era necesario. En algún Juzgado de Primera Instancia también me he encontrado con  un juez obstinado en  que se alcance el acuerdo en el acto de conciliación.

¿Qué vá a diferenciar a la conciliación judicial, de la mediación judicial practicada por el letrado de la Administración, o bajo su atenta mirada ?.

El litigio. ¿es del Juez o de los justiciables, en materias dispositivas, donde el particular interpone la demanda ?.

La Mediación derivada por Juzgados, estimo que no es bueno que se desarrolle bajo el control judicial, y que las partes perciban que es una parte mas del litigio, al contrario, debe sacarse de los edificios judiciales, ser un medio autónomo, libre, un mecanismo de que disponen las partes, que se les devuelve por el Juzgado en oportunidad, para que por sí mismos resuelvan su conflicto.

No pasa nada porque la Mediacion no sea justicia, la Justicia ampara la mediación, la promueve, la difunde, la divulga, la homologa, la protege, la cobija, pero aquélla es  autónoma, imparcial, voluntaria, intimista, autocompositiva.. y bajo estos parámetros.. dejad que sea EFICAZ, y difundirla, como se expande el agua en el cristal.

 

 

 

 
 
 

 

 

 
 
 
 
 
 
Nosotros  /  Nuestro Equipo  / Contacto 

copyright, 2015 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain - 
Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 9777
info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal