MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

Q-LAWYER

DIRECTORIO

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

 
 
21 de OCTUBRE de 2015

Implantación de modelos de prevención y detección de delitos

LAWYERPRESS

Por Dolores Heras, Consultora Senior en Auren y Daniel Blanco, Abogado Asociado de Auren

 

Dolores Heras, Consultora Senior en Auren y Daniel Blanco, Abogado Asociado de AurenCumplidos los primeros cien días desde la entrada en vigor de la reforma del Código Penal, operada por la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo, se percibe en el ámbito empresarial una cierta expectación por las consecuencias prácticas que tendrá el desarrollo de la responsabilidad penal de las personas jurídicas tras la reforma. Hay también una cierta inquietud en los órganos de administración y directivos de empresas, por las exigencias que la regulación de los modelos de prevención y detección de delitos (compliance programs) impone a éstos para poder actuar como eximente de dicha responsabilidad, en el supuesto caso de comisión de un delito que pudiera conllevar la imputación de la sociedad.

Frente a las grandes empresas, que cuentan desde hace tiempo con programas de cumplimiento normativo, responsabilidad social corporativa y buen gobierno, la pequeña y media empresa se encuentra frente a un reto, que a corto y medio plazo, les va a llevar a plantearse seriamente la conveniencia de implantar modelos de prevención y detección de delitos en sus organizaciones.

Con la anterior reforma del Código Penal en el año 2010, que estableció por vez primera la responsabilidad penal de las personas jurídicas, la tendencia de estos modelos de prevención se ha revelado imparable.

La ausencia de estructuras de supervisión y control en las organizaciones de menor tamaño, que muchas veces no suelen disponer de recursos internos dedicados a este tipo de tareas, hace que la mejor opción para ellas sea externalizar este asesoramiento, tanto por la especialidad de la materia penal, como por la experiencia acumulada en distintos sectores de actividad que permiten adaptar y personalizar el modelo a las necesidades de cada empresa.

A nuestro juicio, un despacho multidisciplinar es la mejor opción para orientar y prestar este servicio, pues la existencia de equipos integrados por consultores y abogados especializados, aporta un elemento diferencial y un alto valor añadido.

En este sentido, el departamento de Corporate Compliance en Auren está orientado a proporcionar a los clientes una asesoría y defensa integral frente a los riesgos penales que puedan afectar a las empresas, con el valor añadido de un equipo multidisciplinar integrado por abogados, consultores e ingenieros expertos en riesgos, sistemas de control, procesos, seguridad y prevención, con el fin de asesorar a las organizaciones y definir el plan de acción a realizar para la implantación de este modelo de prevención.

Uno de los elementos configuradores del sistema es la elaboración del “mapa de riesgos” a partir del análisis de las diferentes áreas de la compañía, punto de partida en la implantación de cualquier modelo de prevención y detección de delitos. Para ello, resulta imprescindible la utilización de metodologías habituales en la consultoría de sistemas, control de riesgos, seguridad de la información o calidad, junto con el análisis jurídico de los procesos de negocio de la empresa, para poder determinar las actividades de riesgo y diseñar los planes de mejora.

Únicamente el trabajo conjunto de consultores, abogados y auditores permite afrontar con garantías el diseño e implantación de un sistema de gestión de los riesgos penales, así como la posterior validación del modelo operativo, dentro de un proceso de mejora continua.

Finalmente, no podemos olvidar que el Código Penal impone como requisito para lograr la exención de la responsabilidad penal que el modelo sea ejecutado con eficacia. Esto significa que el programa de prevención debe ser idóneo para prevenir la comisión de delitos, lo que nos lleva a descartar sistemas estáticos. Para conseguir un programa de prevención y detección de delitos eficaz, será necesaria la verificación periódica del sistema y su adaptación ante cualquier cambio en la organización. Para ello, el responsable de cumplimiento deberá apoyarse en asesores externos que verifiquen y validen periódicamente el modelo.

 

 

 

 
 
 

 

 

 
 
 
 
 
 
Nosotros  /  Nuestro Equipo  / Contacto 

copyright, 2015 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain - 
Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 97777
info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal