Despachos

Operaciones

Colegios

Justicia

Entrevistas

Comunidad Legal

Reportajes

Colaboraciones

Internacional

LP emprende

Abogados Jóvenes

Mediación

Arbitraje

TIC

BLOGS

Agenda


 
 
 
27 de NOVIEMBRE de 2015

Javier Vega de Seoane, Presidente del Círculo de Empresarios:
“Sin una justicia ágil y de calidad no podemos ser competitivos”

LAWYERPRESS / @LuisjaSanchez

Javier Vega de Seoane, Presidente del Círculo de Empresarios

Nadie discute que el Círculo de Empresarios, al igual que la CEOE son dos entidades muy vinculadas y representativas en el entorno empresarial. Sus dictámenes y estudios llegan tanto a la administración como a los principales centros de poder del país. En esta oportunidad fuimos convocados para conocer las demandas que esta institución reclama al posible Gobierno que salga de estas próximas elecciones. Diferentes medidas a nivel de política económica, social e institucional que ven como necesarias. “La situación de Catalunya preocupa por las empresas que se ya nos han dicho que se van a deslocalizar”; comenta a este periodista Javier Vega, poco antes de comenzar el encuentro con los medios. Para este empresario es fundamental dar más pasos en la reforma laboral y adecuar los tipos en nuestra fiscalidad. “Nos preocupa la administración de Justicia. Sin una justicia de calidad y de respuesta rápida no podremos ser competitivos” comentó. El Círculo de la mano de Isabel Dutilh y juristas como Pascual Sala, expresidente del TC y Juan Antonio Xiol, Magistrado del TC, prepara un informe sobre Justicia que conoceremos en la primavera que viene. Sin duda, estaremos pendiente de su contenido.

¿Qué objetivos ha querido definir el Círculo de Empresarios con la publicación de esta Carta de intenciones al próximo legislador que salga de las elecciones del 20D?

Es habitual de nuestra institución, como preámbulo a los comicios electorales, que nuestra entidad emita un informe o Carta a los futuros Gobernantes.  Se trata de una reflexión general a largo plazo y pensando en el interés general de la sociedad.

Lo que hemos hecho en dicho documento es sintetizar muchos de los mensajes que hemos venido dando en los últimos meses, en especial desde el pasado mes de junio y con motivo de los Presupuestos Generales del Estado que se presentaron tras el verano. También hicimos una declaración institucional sobre Catalunya.

La situación de Catalunya, preocupa, ¿verdad?

Nos preocupa mucho sobre todo por el ambiente existente y la incertidumbre que se desprende del mismo. Lo que se percibe es un movimiento de deslocalización muy importante y una fractura social evidente que puede generar en desafección entre parte de los catalanes residentes y parte de los españoles.

Todo esto hay que recomponerlo. Lo que si es evidente que la dinámica evolutiva del asunto no es nada buena. En momentos de crisis, los empresarios tendemos a ver oportunidades incluso en este tipo de situaciones tan complejas.

Estos cambios que se van a producir tras el 20 de diciembre dan una oportunidad para que se recompongan muchas cosas en nuestro país.

En la carta hablan de contar con un Gobierno estable que fortalezca el Estado de Derecho y pueda hacer la reforma territorial que necesita el país.

Vamos a asistir a un esquema de Gobierno diferente del tradicional de los últimos veinte años. De todas formas, tal y como nos pasó en la transición tenemos de nuevo una oportunidad para buscar grandes consensos.

También hablan de la reforma de la justicia y su despolitización.

Ese es un asunto muy importante que nos preocupa bastante. De hecho nuestra entidad está preparando un documento sobre la situación de la justicia y la necesidad de dotarla de medios y tecnología y  despolitizarla al igual que los propios organismos reguladores.

Una Justicia segura, de calidad y rápida es un requisito indispensable para una economía competitiva. A este respecto somos partidarios de que la elección de los vocales del CGPJ y magistrados del TC se hiciera para un tiempo largo, entre juristas de reconocidos prestigio, de tal forma que así se evitaría muchas componendas que ahora se dan.

¿Es el momento de buscar unos nuevos Pactos de la Moncloa, claves en aquella transición política?

Veremos a ver que se puede hacer en este sentido. Es posible que no haga falta unos Pactos de este tipo porque la situación económica está marchando bien. Aquellos Pactos que usted alude abarcaba mas ámbitos que la economía. Se trataba de la recomposición y despegue económico de España.

Aquí lo que necesitamos son grandes consensos. Que los españoles recuperen la confianza en sus dirigentes, tanto a nivel político como a nivel social y empresarial.  Se trata de componer un proyecto común que a todos nos ilusione.  La desafección que existe del pueblo a sus dirigentes debe desaparecer.

¿Qué sugiere, entonces que haya que hacer?

Hay que hacer un gran esfuerzo ahora a todos los niveles. Se trata de mejorar la calidad de nuestras instituciones y recuperar esa confianza para que ese proyecto país nos ilusione realmente a todos los españoles, tal y como hicimos en 1978.

En dicho documento se habla de la corrupción, ¿entiendo que preocupa mucho, verdad?

Es una lacra con la que hay que acabar. Debe hacer un consenso mayoritario para expulsarla de todos los estamentos de nuestra sociedad.  Creo que estamos en ese camino porque muchos de los casos que aún abren telediarios tiene que ver con un pasado reciente.

Desde nuestro punto de vista tenemos que hacer reformas constitucionales para adaptarnos a la nueva situación. Sería fundamental que empresas y administración establecieran Códigos de Conducta y Éticos para la lucha contra el delito.

Es mucho mejor que pensar que el Código Penal pueda resolverlo todo. Si se instala la transparencia en las instituciones será complicado que la corrupción avance.

En la Carta se habla de profundizar en la reforma laboral, Da la sensación que los principales partidos ya se han dado cuenta que no se puede dar marcha atrás en el asunto.

Creo que sí. Cualquier gobierno sensato tiene que darse cuenta que ha ayudado mucho a flexibilizar el mercado laboral y hay que desarrollarla aún más.  Más que ir a un contrato único, que creemos que es poco realista, habría que tener tres modalidades de contratos.

Hablamos del contrato fijo o indefinido; el contrato por obra y luego el de formación para la gente joven. La puesta en marcha de la reforma laboral en su día destruyó mucho empleo porque nuestro país no estaba preparado para estos cambios de flexibilidad-

¿Se puede combinar el empleo por cuenta ajena con el emprendimiento?

El emprendimiento tiene que ser clave para la recuperación del país. Pero no sólo debemos hablar de empresarios nuevos que acceden al mercado laboral como la figura de los intraemprendedores, en el seno de las propias compañías. Estamos en un proceso de grandes cambios y todas las personas debemos ser innovadoras. Si todos mejoramos lo que hay alrededor, haremos de España un país muy bueno.

A nivel fiscal, ¿qué retoques hay que hacer para ayudar al empresario en su gestión y que siga creando puestos de trabajo?

De este tema, lo más importante es que asuma la economía sumergida. Casi un 20 por ciento de nuestra economía vive al margen de la legalidad porque no tributa. Si pudiéramos bajar ese ratio al 10 por cien, como sucede en los países del norte de la UE, de ahí podríamos sacar tres o cuatro puntos que eliminarían el déficit.

En España, no tenemos un problema de impuestos indirectos: los tipos son iguales que en los países vecinos. Sin embargo, se recauda mucho menos por la citada economía sumergida.

Es el momento de ampliar las bases desde un esquema fiscal redistributivo que sea justo, sin olvidar que estamos en una economía globalizada y que no podemos poner en marcha sistemas competitivos que no sean compatibles con nuestro entorno.  Eso podría generar cierta huida de empresas y personas hacia otros países más competitivos.

Otro asunto que ha bajado notablemente es que las empresas han dejado de invertir en Innovación por motivo de la crisis.

Es cierto, pero esperamos que se vuelva a invertir. Recientemente en la presentación de los nuevos proyectos de COTEC, ahora presidida por Cristina Garmendía , se habló que España pese a esa recesión es la décima potencia mundial en producción científica.

 Todavía hay mucho por hacer en este terreno.  Es el momento de más incentivos y menos subvenciones para que la innovación se reflote. Tenemos que ir migrando a una cultura de más incentivos y desengancharnos del Estado.

 

 

 
 
 

 

 

 
 
 
 
 
Nosotros  /  Nuestro Equipo  / Contacto 

copyright, 2015 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain - 
Tel.: + 34 91 858 75 55
info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal