Despachos

Operaciones

in-house

Colegios

Justicia

Entrevistas

Comunidad Legal

Reportajes

Colaboraciones

Internacional

LP emprende

Abogados Jóvenes

Compliance

Mediación

Arbitraje

TIC

BLOGS

Agenda

DIRECTORIO


 
 
22 de FEBRERO de 2016

Caso Vitaldent. ¿Están a salvo los derechos de los pacientes?

LAWYERPRESS

Por Sergio Aguilar Lobato. Abogado

 

Sergio Aguilar Lobato. AbogadoLas franquicias dedicadas a la odontología están en el disparadero. Si hace apenas dos semanas saltaba la noticia del cierre repentino de Funnydent, ayer se hacía público que la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional (UDEF) ha detenido a la plana mayor de Vitaldent, tras ser acusada de delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y falsedad documental.

El impacto que ha causado esta noticia en la opinión pública ha sido notable, dado el elevado número de pacientes afectados, y es que sólo en España cuenta con 364 clínicas. El fantasma de otros escándalos como Corporación Dermoestética, Wall Street Institute y Opening vuelve a campar a sus anchas en el imaginario colectivo español, si bien hemos de señalar que, en principio, las consecuencias sufridas por los usuarios de estas marcas no son extrapolables a Vitaldent.

Diferencias entre la matriz y las franquicias

Vitaldent no ha quebrado ni ha cerrado. Simplemente se ha producido la detención de su fundador y varios directivos por una serie de delitos sin que se dude hasta ahora de la solvencia de la compañía. Por esta razón, sus franquicias - al menos dos terceras partes de la extensa red de clínicas con las que cuenta la marca- están funcionando con total normalidad. A este respecto, hemos de considerar dos circunstancias esclarecedoras a la hora de distinguir a la matriz - a la sazón, foco del escándalo- de sus franquicias:

En primer lugar, el origen de la investigación judicial cabe situarlo en las denuncias de varios franquiciados -que pusieron en conocimiento de la fiscalía la existencia de una posible contabilidad paralela de Vitaldent alegando que se les había exigido satisfacer parte del canon en efectivo-. En segundo lugar, los registros policiales se han limitado a la sede, dejando por el momento al margen a las demás clínicas.

¿Y los pacientes?

A pesar de lo anterior, y dados los giros y vaivenes que suelen acompañar a este tipo de pesquisas, es absolutamente recomendable desarrollar una actitud preventiva por parte de los pacientes para evitar problemas posteriores.

Un primer paso sería evitar realizar cualquier pago por adelantado. Todos conocemos las promociones que suelen ofrecerse en este tipo de negocios, aplicándose suculentos descuentos si se anticipan varias cuotas. De lo que no se advierte es de los efectos económicos que conlleva una hipotética insolvencia que finalice en liquidación, o un “cerrojazo” como el que aconteció en otros casos, y que suelen traducirse en la pérdida de gran parte del dinero aportado con anterioridad.

Es también recomendable que pospongan la idea de iniciar nuevos tratamientos hasta que se aclare la situación judicial y contable de la empresa, a la espera de que se confirme que las franquicias están exentas de responsabilidad criminal y que cuentan con material y personal adecuado para prestar sus servicios conforme a la praxis habitual.

Además, deben conservar toda la documentación relativa a los servicios que hayan contratado con Vitaldent, y ello con la finalidad de poder reclamar posteriormente en caso de que dicha mercantil pueda verse envuelta en ulteriores problemas. No olvidemos que, en estos casos, suele ser aconsejable anticiparse a un futuro escenario de reclamaciones masivas.

No obstante, si ya es demasiado tarde y el paciente ya ha financiado un tratamiento con alguna de las clínicas que dependen de la empresa matriz, y esta incumpliera sus compromisos adquiridos, también hay solución. Así, es posible suspender el contrato de financiación frente a la financiera por los mismos motivos que frente a Vitaldent, siempre que se trate de una financiación vinculada. En este sentido, es importante que la decisión del paciente de resolver el contrato se comunique previamente por burofax o por cualquier otro medio fehaciente que acredite la recepción y lectura íntegra de su contenido, puesto que en caso contrario se le consideraría moroso, con las consecuencias legales que ello implica.

Finalmente, los pacientes habrán de estar atentos a la evolución de su clínica de referencia, ya que cualquier deficiencia en la gestión o eventuales cambios en los precios, forma de pago, y demás condiciones debería ser puesto en conocimiento de su asesor jurídico de confianza.

 

 

 

 
 
 

 

 

 
 
 
 
 
 
Nosotros  /  Nuestro Equipo  / Contacto 

copyright, 2016 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain - 
Tel.: + 34 91 858 75 55
info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal