LAWYERPRESS - INTERNATIONAL EDITION read our INTERNATIONAL EDITION

MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

| Titulares | Noticias de Bufetes | Vida Colegial | Comunidad Legal |

Deals

| Internacional | Reportajes | Entrevistas | Gente |
Agenda Abogados Jóvenes Arbitraje Colaboraciones / Opinión Asociaciones Sistema Judicial Nosotros Archivo

 


publicado el 23 de Mayo 2011
Gerardo Pereira Menaut, Catedrático de Historia Antigua, autor de TOPICA

“Qué duda cabe de que ese retorno a las fuentes de la evidencia, ha de ser enriquecedor para el jurista práctico actual.”

 

- Profesor, ¿cómo nació la idea de recuperar las máximas latinas?

Nació de largas discusiones con el Magistrado J. Guillén Olcina, de Madrid, que a mediados de los años 90 ejercía en Santiago. Él estaba interesado por su vigencia actual,
cuando es el caso, y se preguntaba acerca de su génesis en aquella sociedad, la romana, tan alejada de la nuestra. Yo estudiaba entonces el Derecho Romano para conocer mejor la sociedad romana clásica, un camino intelectual poco frecuente entre nosotros. De aquellas discusiones nació la convicción de que los Principios de Derecho y las máximas jurídicas latinas eran el producto destilado de una secular experiencia histórica, la romana clásica, post-clásica y la recepción medieval y moderna, de la que somos herederos. En unos y otras se concentran todos los elementos de aquella experiencia que componen la vida del ciudadano en su interacción social, Había que investigar qué contienen en su interior, cómo es posible que sean útiles todavía, qué pueden enseñarnos para la práctica jurídica.

- ¿Qué criterios le han guiado a la hora de seleccionar las máximas?

Dos, sobre todo. En primer lugar, su vigencia actual, y en segundo lugar, la riqueza y complejidad de sus ingredientes, aquello que permite entenderlas mejor y descubrir el secreto del guiso para el que han sido formuladas. Si se me permite seguir con el símil gastronómico, diría que el guiso sigue siendo en substancia el mismo: contratos, compra-ventas, obligaciones, relaciones entre las personas y sus bienes etc., aunque ahora tenga otros sabores y otras pretensiones.

- Historia y Derecho no se han llevado siempre demasiado bien. En su persona parecen convivir sin problemas. ¿Cuál es su secreto?

Permítame una breve ficción histórica. Los Padres Fundadores de la República Romana dicen: "nos hemos puesto de acuerdo en que esta tierra será de Mevio, aquella de Ticio ... y cada una mide 20x20 actus". Inmediatamente el jurista tiene que dar forma a un derecho de propiedad. Pero también tiene que regular la posesión, el uso, el usufructo, la cesión y la venta etc. de esas tierras. Y no es bastante: hay que regular el uso de los caminos de acceso a las propiedades, poner orden en la cuestión de las aguas -de lluvia, de pozo, de canales- ... todo lo necesario para que Mevio y Ticio usen sus tierras, las trabajen, las transmitan, las vendan ... Para mí son dos facetas de la misma realidad. Sin embargo, es un hecho que en el constante diálogo entre la Historia (o, si se prefiere, la sociedad en su devenir histórico) y el Derecho, éste va siempre un poco rezagado, por su propia naturaleza, dado que sólo se formula un Derecho cuando los Hechos lo demandan. Como dice el historiador romano Tito Livio, primero nacen las pasiones y después el Derecho que las regula. Se produce así una tensión creativa entre las dos realidades. Lo estamos viendo ahora mismo en cuestiones relativas a la investigación genética y sus posibilidades de aplicación práctica, por ejemplo.
Ahora bien, si la pregunta se refiere a los sufrimientos que la Historia impone al Derecho, la tensión se convierte en tragedia, porque como dice Publilio Siro en una de sus sentencias, lex videt iratum, iratus legem non videt, es decir: la ley ve al hombre airado, el hombre airado no ve la ley.

- ¿Confiar una obra de estas características a una editorial tan joven no supuso un riesgo?

La experiencia es muy importante, pero en los tiempos que corren la iniciativa y el dinamismo de los jóvenes emprendedores no lo es menos... Ellos manejan mejor Internet, el iPad y el iPod.

- ¿Le ha sorprendido la gran aceptación de su libro?

En realidad, no. El Magistrado del Tribunal Supremo A. Desdentado Bonete, a quien considero mi maestro mayor, escribió una recensión de la primera edición, y decía que el libro le había hecho repensar el Derecho. Qué duda cabe de que ese retorno a las fuentes de la evidencia, ha de ser enriquecedor para el jurista práctico actual.

- Las máximas jurídicas expresan una sabiduría con siglos de antigüedad. ¿Cree que la jurisprudencia actual durará también tanto, o es mucho más volátil?

La jurisprudencia actual es tan ágil y móvil como la sociedad. Hace unos días salía la primera sentencia que condenaba a alguien que había mandado un e-mail a una serie de personas, de tal modo que cada una de ellas podía saber quién más lo había recibido también; es decir, no utilizó la posibilidad del CCO, e infringió el deber de secreto de la Ley de Protección de Datos. La jurisprudencia actual está en un proceso de perfeccionamiento constante, pero también de adquisición de nuevos temas, nuevas realidades jurídicas. Las máximas clásicas se refieren con frecuencia a cuestiones que siguen en la base de nuestra civilización, y creo que seguirán por mucho tiempo, en el horizonte previsible. Nada apunta a que los chinos nos vayan a imponer los usos y costumbres jurídicos de su sociedad tradicional, ni de la China Roja de Mao. Más bien al revés, ellos están adaptándose a los nuestros, como se adaptan a la producción industrial occidental. Mientras no haya una vuelta del revés del escenario, del drama y de los personajes, las máximas clásicas seguirán teniendo algo que decir, y los Principios de Derecho seguirán mandando.

- ¿Cree que en el mundo moderno de eBooks y iPads tienen cabida libros en papel?

Estoy seguro, pero no del mismo modo en cada clase de libro. Cualquier persona acostumbrada a los libros disfruta incluso de su aroma, de su tacto, o del pétalo de rosa que dejó secar entre sus páginas. Las ediciones en papel pueden ser obras de arte, que se regalan, se disfrutan, se admiran, se convierten en tesoros. No me imagino lo mismo para el eBook. Pero no cabe duda de que dejan sitio a esos otros de que Vd. habla.

 

 

 


Enlaces aa

Publicaciones

Boletines Oficiales

Colegios Oficiales

Facultades

Otros sitios de interés

Internacional

Top Bufetes Europeos


Secciones


LAS ENTREVISTAS DE LAWYERPRESS.COM

José María de Sandoval, Director del Master en Derecho Empresarial Part Time de la LA LEY/ Escuela de Negocios de la Universidad Nebrija

“Nuestro objetivo son los alumnos, nos importa más la calidad que una posición en los ranking.”


Nuestra Newsletter corporativa para descargar en PDF


 
 
 
 
 

Agencia de Marketing Juridico

 
 
 


Nosotros  /  Contacto  / Newsletter  / Noticias  / Tarifas  / 
MARKETING  / COMUNICACIÓN  / INTERNET  / DIRECTORIO DE BUFETES  / 
Servicios Auxiliares  / Tablón de Anuncios  / El Foro del Marketing  / 
Publicaciones jurídicas / Colegios Oficiales / Boletines Oficiales / Facultades / Otros sitios de Interés / Enlaces Internacionales / 
Notarios
sitemap

copyright, 2011 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain -  Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 97   -   info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal