Absueltos por falta de pruebas el acusado de violar y maltratar a su hijastra en Murcia

Publicado el viernes, 24 julio 2020
Raúl Pardo-Geijo Ruiz

Raúl Pardo-Geijo Ruiz

La menor asegura que las agresiones sexuales se produjeron cuando ella tenía 10 y 11 años. También se absuelve a la madre de consentir el primer delito y de participar en el segundo.
La víctima cumplirá 17 años de edad este 2020 y actualmente reside en Cataluña, con su padre, junto al cual acudió a denunciar ante los Mossos lo que, aseguró, le había pasado con su madre y la pareja de ésta: que ella la maltrataba y él la violaba cuando vivían juntos. La jueza, no obstante, acaba de archivar el caso, al no encontrar pruebas que sustenten el testimonio de la menor pues “tal y como señala el letrado de la Defensa. Sr. Pardo Geijo, de variadas pruebas que supuestamente avalarían su versión, la menor les ha dado a cada una distinta interpretación que la ofrecida en sede policial, siendo múltiples las contradicciones en las que incurrió cuando fue interrogado por la Defensa de los investigados y un examen pormenorizado de la misma, como se observa en el escrito pidiendo el sobreseimiento, comparando cada parte de su declaración con la documental obrante en causa, sólo puede dar lugar a que éste sea acordado”.

Desde que la chica denunció, se practicaron diversas actuaciones policiales y judiciales tales como la declaración de la denunciante y los investigados, así como la realización de distintos informes periciales y de valoración psicológica de la menor, que explicó que había sufrido las agresiones cuando tenía entre 10 y 11 años, en una casa de la localidad murciana de Sucina donde residía con su progenitora y su padrasto.

Insistía la menor en que este hombre estuvo abusando de ella hasta marzo de 2015, cuando su padre fue a recogerla, para llevársela con él, y aseveraba que que su madre también la maltrataba, como el día que la encerró en la habitación y le dio un codazo reventándole el labio. También relataba que no la aseaban ni le daban el desayuno. Los acusados, madre y padrastro, se negaron a declarar tanto en sede policial como judicial y reclamaron para su defensa al reputado abogado penalista Raúl Pardo Geijo Ruiz.

El abogado penalista de Murcia llegó a tiempo para la declaración de la menor, que declaró hace un mes por videoconferencia desde Cataluña ante un juez de Murcia y se ratificó en lo que ya denunció. La menor, que actualmente reside en Cataluña, denunció lo sucedido ante los Mossos d’Esquadra y este Cuerpo informó tanto a la Benemérita como al Juzgado de Murcia, pues la pedanía de Sucina sería la localidad donde se habrían cometido los hechos en 2014 y 2015. El Juzgado mantenía abierta la investigación a raíz de lo denunciado por esta menor: que su padrastro la violó y su propia madre la maltrató, que acudió a denunciar, acompañada por su padre, ante los Mossos, y a raíz de aquello se detuvo en Murcia al padrastro.

Relató también la menor en su denuncia que su madre le pegaba y que le decía que «aguantase», porque el padrastro las mantenía. Aseguraba que sufrió abusos en varias ocasiones, hasta que el hombre llegó a violarla. «Me penetró con el pene en la vagina, me dolió muchísimo y sangré mucho», manifestó.

Absueltos gracias al recurso del penalista Raúl Pardo Geijo. Según se lee en el auto, la menor contó que los ataques sexuales tenían lugar cuando su madre salía a la calle a llamar por teléfono, al tiempo que se califica de «extraño» que esta mujer «saliera durante siete noches seguidas a la calle a llamar por teléfono».

«Tras la práctica de diversas diligencias instructoras, la defensa detalla todas las contradicciones de la menor, su falta de correlación con la documentación recabada e interesa el sobreseimiento provisional al entender que, tras la práctica de las diligencias acordadas, no ha resultado pruebas suficientes para dirigir acusación contra persona determinada ya que, además de la declaración de la víctima y dado el tiempo transcurrido desde que la misma señala como fecha de comisión, no se ha obtenido prueba documental, pericial o testifical que refuercen dicha declaración.

El Ministerio Público se adhiere íntegramente a lo postulado por el penalista abogado penalista de murcianoRaúl Pardo Geijo. «No habiendo acusación particular personada y no resultando indicios de la posible comisión por parte del investigado del delito de agresión sexual agravado ni de maltrato o lesiones graves por el que había sido denunciado, procede el archivo de las presentes actuaciones», detalla la titular del Juzgado de Instrucción de Murcia.

Sobre el autor
Redacción

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo