El Fiscal especialista en delitos contra el Medio Ambiente – Entrevista a Fernando Germán Benítez Pérez-Fajardo

Publicado el miércoles, 3 febrero 2021

Escarlata Gutiérrez Mayo, Fiscal – No solo acusamos.

El papel del Fiscal en los delitos contra el Medio Ambiente es esencial. Al tratarse de una materia tan compleja, nuestra especialización en la misma provoca que llevemos el peso en la investigación de estas causas, en estrecha colaboración con el SEPRONA. Por ello, en la práctica, la mayoría de estos procesos se inician tras la realización de Diligencias de investigación por parte del Ministerio Fiscal.

Escarlata Gutiérrez MayoEn esta entrevista nuestro compañero Fernando Germán Benítez, Fiscal Delegado de la Sección de delitos contra el Medio Ambiente de la Fiscalía Provincial de Málaga, nos explica la organización de la Sección, los delitos que se asumen dentro de la especialidad, el papel preponderante que asume el Fiscal en la investigación, su relación con el SEPRONA y las reformas que entiende necesarias en los delitos de maltrato animal.

Fernando Germán Benítez Pérez-Fajardo ingresó en la Carrera Fiscal en 2005, siendo su primer destino la Fiscalía de Algeciras en 2006. Si bien llevaba trabajando en la Administración de Justicia desde 1985 como Agente y desde 1987 como Oficial. Desde 2007 forma parte de la Fiscalía Provincial de Málaga y dentro de la misma de la Sección de Delitos contra el Medio Ambiente, siendo nombrado Fiscal Delegado de esta especialidad en 2015. Durante los años 2010 y 2011 fue asesor del Gabinete del Ministro de Justicia, participando, entre otros, en el Grupo de Trabajo de redacción del Anteproyecto de Ley de Enjuiciamiento Criminal, aprobado en Consejo de Ministros del día 22 de julio de 2011.

Fernando también ha publicado diversos artículos jurídicos relacionados con la reforma procesal penal, o con los delitos contra el Medio Ambiente, entre otros. Además, ha sido ponente en numerosos cursos organizados por el Ministerio de Justicia, por el Centro de Estudios Jurídicos y por diversos organismos públicos, Universidades y Colegios de Abogados.

Por último, nuestro compañero tiene una cuenta muy popular en la red social Twitter @nandogerman en la que realiza publicaciones sobre diversas cuestiones, no siempre relacionadas con el mundo del derecho, y que sin duda merece la pena seguir.

Fernando tiene una dilatada carrera dentro de la Administración de Justicia y en particular dentro la Carrera Fiscal, en una materia tan compleja e importante como la de los delitos contra el Medio Ambiente. Es un gran ejemplo de conocimiento, experiencia, rigor y contundencia y le agradezco mucho su generosidad prestándose a esta entrevista. Sin duda, es un orgullo de compañero.

Fernando Germán Benítez Pérez-Fajardo

Fernando Germán Benítez Pérez-Fajardo

Eres el Fiscal Delegado de delitos contra el Medio Ambiente de la Fiscalía Provincial de Málaga, ¿cuántos Fiscales forman parte de la especialidad y cuáles son las materias de las que os encargáis?

Desde 2015, año en que la Fiscalía de Málaga se reorganizó, somos 5 fiscales los que componemos la sección de Medio Ambiente.  Un Delegado, que desde aquella fecha soy yo, y cuatro compañeros más. Desde enero de 2020 yo asumo las funciones de Delegado en exclusividad y mis cuatro compañeros las compaginan con medio juzgado de instrucción de Málaga cada uno. En la Fiscalía de Área de Marbella hay otro compañero que se encarga de intervenir ante los juzgados de instrucción de su demarcación.

En la sección nos encargamos de tramitar todo lo que guarda relación con delitos sobre la ordenación del territorio y urbanismo, delitos sobre el patrimonio histórico, delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente, que incluye el delito de maltrato animal, y delitos de incendio forestal.

En relación con esa materia, nos encargamos de tramitar las diligencias de investigación de la Fiscalía, intervenir en la instrucción de las causas, en los juicios orales ante el juzgado de lo penal o la Audiencia Provincial, eventuales recursos y el despacho de las ejecutorias correspondientes. Todo lo que tiene que ver con la especialidad en la provincia de Málaga se lleva desde la sección.

¿Cuáles son los delitos que predominan en vuestra Fiscalía? ¿Qué desafíos os plantean?

Tradicionalmente la provincia de Málaga ha estado a la cabeza en las estadísticas de delitos urbanísticos y sobre la ordenación del territorio. En los años 2003 a 2010 los delitos de prevaricación urbanística y las viviendas ilegales ocupaban la mayor parte de la actividad de los fiscales de la sección (entonces éramos tres).  La buena labor de juzgados y tribunales en Málaga, apoyada desde la Fiscalía, junto con el descenso de la actividad constructiva, ha provocado un descenso de ese tipo de delitos. En los últimos años se ha producido un importante incremento de los delitos de maltrato animal, debido seguramente a la mayor conciencia social sobre el tema, y delitos contra la fauna, en parte por la reforma del Código Penal del año 2015, que amplió notablemente el ámbito de protección penal en esta materia.

En cuanto a los desafíos que se nos plantean, quizás la mayor frustración sea la dificultad de llevar a ejecución la demolición de las viviendas ilegales declarada en sentencia. Cuando no se ejecuta por el penado la labor de conseguir que el ayuntamiento correspondiente lleve a efecto la demolición es muy complicada. La ejecución se dilata durante años, en un intento de mantener la construcción a la espera de un posible cambio en la consideración del suelo que permita su mantenimiento. No siempre la colaboración de los ayuntamientos en este punto es todo lo diligente que debiera, a veces por falta de medios.

Por otra parte, aun siendo cinco los fiscales destinados en la sección, es mucho el trabajo que se despacha. Más de 140 diligencias de investigación por año, del orden de 15 juicios al mes, muchos procedimientos y a veces complejos y que requieren el manejo de abundante documentación, al tratarse de delitos que exigen el manejo de los procedimientos administrativos abiertos en relación con los hechos. Se trata de atender a todas las necesidades, pero hay que compaginarlo con los servicios propios de juicios y guardias de cada fiscal. Y tan solo contamos con dos funcionarios para atender a todo el papel propio de la materia. Las condiciones de trabajo no son las más adecuadas.

¿Asumís en los delitos de tu especialidad un papel preponderante en la investigación? ¿Cómo es vuestra relación con SEPRONA?

Sin lugar a dudas. La colaboración con los cuerpos policiales es magnífica, en particular con la Guardia Civil y con el Equipo del SEPRONA de la Comandancia de Málaga. La conexión es total y los asuntos se tramitan como diligencias de investigación desde el principio. Se recaba toda la documentación necesaria y el asunto, si tiene trascendencia penal, se remite al juzgado mediante escrito de denuncia o querella prácticamente instruido, tan solo pendiente de la práctica de las diligencias procesalmente imprescindibles, como es la declaración judicial de investigado. Ello alivia al instructor y aligera el tiempo de la instrucción, con la consecuencia de que el juicio se dilata en el tiempo lo mínimo imprescindible, sin perjuicio de que un gran número de asuntos terminan en sentencia de conformidad, bien mediante escrito conjunto con la defensa, bien en el propio acto del juicio oral.

¿Suele ser frecuente incoar en estos delitos Diligencias de investigación por el Ministerio Fiscal?

Me remito a la respuesta anterior. Prácticamente el 70/80 por ciento de los procedimientos de la especialidad se inician desde la sección de medio ambiente de la Fiscalía.

Cada vez existe una mayor conciencia social con los delitos de maltrato animal, ¿crees que se ha avanzado en este terreno en los últimos años? ¿Sería necesaria en tu opinión una modificación legislativa en este terreno? 

Cierto, se ha avanzado mucho en la concienciación de la sociedad acerca del bienestar animal. Creo que es fruto, no solo de la propia evolución de la sociedad hacia una sociedad moderna y respetuosa con los derechos de los animales, sino también de ciertos procedimientos emblemáticos que han tenido mucha trascendencia en los medios, como lo fue en Málaga el asunto de Parque Animal de Torremolinos, que le dio mucha visibilidad a la problemática del bienestar animal en protectoras de animales. Se ponen muchas más denuncias. La gente ya no es insensible al tema y va despareciendo el miedo a denunciar. Los delitos leves de abandono animal se han multiplicado exponencialmente y la sensibilidad de jueces y magistrados hacia el tema es notable, particularmente en el ámbito de esta audiencia provincial.

En cuanto a posibles reformas legislativas, siempre hemos defendido que la pena del delito de maltrato animal es insuficiente y no se corresponden con el sentir social. Una pena máxima de 18 meses, por grave que sea el caso, no cubre las necesidades punitivas de los supuestos más graves. La suspensión de condena se obtiene con relativa facilidad y no se cumplen los fines de prevención general de la pena. Es necesario que la pena máxima, al menos en ciertos supuestos especialmente graves, se sitúe por encima de los dos años para evitar este indeseable efecto. Por otra parte, la exclusión de la protección penal de los animales que viven en estado salvaje produce un importante ámbito de impunidad que no se entiende, además de no corresponderse con la protección del medio ambiente, rúbrica del Título correspondiente del Código Penal.

Tienes un perfil en redes sociales muy potente @nandogerman, ¿crees que las mismas son una buena herramienta para acercar la justicia a los ciudadanos y que éstos puedan conocer la labor de jueces y fiscales?

Es cierto que tengo un perfil con un número elevado de seguidores en Twitter. Algo que escapa de mi comprensión, porque no me ocupo demasiado de ello. Aparezco y desparezco cuando me apetece y nunca me fijo en quién me sigue o deja de seguirme. En realidad, aunque me identifico en mi cuenta como Fiscal, yo no la dedico a difundir un contenido estrictamente jurídico. Al contrario, me gusta escribir relatos cortos, colgar fotografías y comentar temas de cierta actualidad. Alguna vez he escrito algo sobre temas de la profesión o jurídicos que me preocupaban especialmente, pero ya hay bastantes juristas en la red que lo hacen mucho mejor que yo y no creo que aporte nada nuevo. Sí creo que por medio de las redes nos damos a conocer y mostramos nuestro lado más humano, acercándonos algo más a la sociedad.

Sobre el autor
Redacción

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo