Salud mental: ¿ha aumentado realmente su cuidado por parte de las empresas?

Publicado el jueves, 7 octubre 2021

Ignacio González Plaza, socio fundador de Adler Abogados.

Ignacio González Plaza

Ignacio González Plaza

A medida que pasa el tiempo comienza a resultar innegable que el estereotipo social de alguien con trastorno mental ha cambiado. Ya no se trata de una persona con una vida desordenada, con problemas familiares, con un físico descuidado y que ocupa una baja posición social.

Basta con leer o escuchar las noticias para comprobar que cada vez son más los famosos (actores, cantantes, deportistas, etc.) que, para la mayoría de nosotros, han alcanzado el éxito profesional y personal, <<lo tienen todo>> y que, a pesar de ello, públicamente, han reconocido que están luchando por superar el trastorno mental que padecen.

De uno u otro modo, afortunadamente, estos reconocimientos públicos están ayudando a la normalización de una cuestión social que, históricamente, ha sido tabú.

Esta circunstancia y otras, sin duda, que serán tratadas en los diversos debates y foros que está previsto que se celebren el próximo día 10 de octubre, Día Mundial de la Salud Mental.

  • Motores principales del cuidado de la salud mental.

Resulta evidente que estamos inmersos ante un proceso liberador del estigma del trastorno mental, pero todavía no ha terminado, pudiéndose señalar una tendencia cada vez mayor del cuidado de la mente y no solo del cuerpo. Ahora bien, ¿sucede lo mismo por parte de las empresas?

Debo partir de la base de que, cuando la normativa (preventiva y laboral) alude a que el empresario es el garante del cuidado de la salud de sus trabajadores, esta obligación ha de entenderse lato sensu, incluyendo la salud corporal y la mental en igualdad de condiciones.

Se ha demostrado que el aumento de la competitividad en el trabajo, la elevada carga de trabajo y la presión por cumplir los plazos marcados vienen siendo las causas que, habitualmente, provocan estrés y ansiedad (trastornos más comunes generados en el ámbito laboral), causando un elevado absentismo que redunda negativamente en la productividad de la empresa y aumenta el gasto público de sanidad.

A parte del proceso liberador del estigma y la lucha contra el absentismo, debo indicar que existen más causas.

Otras causas que han contribuido han sido, por un lado, la publicación de numerosas sentencias que condenan a la empresa al abono de una indemnización al trabajador por incumplir la prevención psicosocial (algo impensable hace unos años).

Y, por otro lado, la publicación de varios Criterios Técnicos por parte de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social (ITSS) sobre riesgos psicosociales (número 104/2021 y se publicó en abril de este año) y, con ello, el aumento de inspecciones destinadas a comprobar el grado de cumplimiento de las empresas en materia psicosocial.

  • Aumento de medidas preventivas para combatir los trastornos mentales.

Sea como fuera, lo cierto y verdad es que, en los últimos tiempos las empresas han destinado más recursos para cuidar, eficaz y eficientemente, la salud mental de sus trabajadores.

Existen numerosas empresas que firmemente han apostado por implantar medidas colectivas como es la desconexión digital, la distribución equitativa de la carga de trabajo, el fin de las jornadas laborales maratonianas, el fin del trabajo en solitario (se promueve el trabajo en equipo) y la rotación en los puestos con funciones complejas y exigentes.

En otro orden, también han apostado por implantar medidas individuales importantes como es la flexibilidad horaria (se reduce la tensión provocada por la puntualidad de entrada y salida a la par que fomenta la conciliación laboral, familiar y personal) y la impartición de cursos que ayudan al trabajador a gestionar el tiempo de la manera más productiva evitando el estrés y la ansiedad.

  • Todavía queda mucho por hacer: Retos del futuro.

No se debe bajar la guardia sino todo lo contrario. Muchos expertos consideran que los trastornos mentales son las enfermedades del siglo XXI.

En mi opinión, a pesar de todos los avances conseguidos hasta ahora, todavía queda mucho para que la Psicosociología llegue a formar parte real de la cultura preventiva de la empresa.

Fijado lo anterior y para finalizar debo abordar, aunque sea sucintamente, porque el espacio es limitado, los retos que, bajo mi punto de vista, presenta el cuidado de la salud mental a día de hoy en el ámbito empresarial.

En primer lugar, la negociación colectiva deberá pasar a jugar un papel esencial, debiéndose fomentar entre la empresa y la Representación Legal de los Trabajadores una verdadera participación en materia psicosocial y, que, en último término, el Comité de Seguridad y Salud deberá ejercer verdaderamente sus funciones de control, seguimiento y supervisión del grado de eficacia y eficiencia de las medidas implantadas.

El segundo de los retos es que, algo que parece obvio, en la práctica no lo es. Se trata de que la detección de los riesgos psicosociales y la consecuente implantación para evitarlos o, en su defecto, disminuirlos, deberá avanzar o desarrollarse al mismo ritmo al que lo hacen los procesos productivos.

Y, por último, se deberían perfeccionar los métodos y técnicas que permitan con mayor rapidez y agilidad, identificar que el estrés o la ansiedad tiene su origen en la esfera laboral y no en la personal.

La indicado en el párrafo anterior no es baladí. La idiosincrasia de la Psicosociología, a diferencia de otras especialidades preventivas técnicas, es que el elemento cognitivo (percepción que tiene uno mismo de lo que le rodea) juega un papel muy importante, de tal suerte que de un problema o tensa situación laboral cada persona tiene una visión dispar y le afecta de diferente forma.


Ignacio González Plaza, es Socio Fundador del despacho ADLER ABOGADOS (adlerabogados.es), especializado en el asesoramiento en materia de Derecho Laboral y Prevención de Riesgos Laborales. Ignacio cuenta con una experiencia de más de quince años en el ejercicio de la abogacía, así como, en el asesoramiento tanto a empresas como a trabajadores.

Sobre el autor
Redacción

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo