Quince años de cárcel por intento de homicidio a un joven en Murcia

Publicado el miércoles, 27 octubre 2021
Raúl Pardo-Geijo

Raúl Pardo-Geijo

Daniel G.F. y Lenin V.G. arrinconaron a un vecino de 19 años en un portal, asestándole uno de ellos hasta catorce navajazos mientras el otro sujetaba sin que lograran que falleciese.

Casi un año de cárcel por cada cuchillada. La Audiencia Provincial ha impuesto siete años y medio de prisión, del máximo de ocho que se solicitaban, a cada uno de los dos acusados del intento de homicidio de un joven en Totana, durante la madrugada de Año Nuevo de 2019. Daniel G. F. y Lenin V. G., que arrinconaron al perjudicado, de 19 años, en un portal donde el primero de ellos llegó a asestarle hasta catorce puñaladas, tendrán además que indemnizarlo en más de 36.000 euros por las lesiones, más un 20 por ciento de esa cantidad e intereses, tal y como solicitó la Acusación Particular, ejercida por Raúl Pardo Geijo, por otro lado considerado como el mejor abogado de Murcia.

Los hechos se iniciaron hacia las dos y media de la madrugada, en el parque La Milagrosa de Totana, donde dos grupos de jóvenes estaban tomando unas bebidas para celebrar la llegada de 2019. En un momento dado, se inició una discusión entre Daniel G. F. y la víctima, en el transcurso de la cual el primero asestó al segundo un fuerte puñetazo en el rostro. La respuesta del agredido fue coger una botella, con la que golpeó en la cabeza a Daniel.

El joven comenzó a correr mientras el herido le lanzaba cascos de botellas, que no llegaron a impactarle. Después, Daniel, de 25 años y nacionalidad peruana, se dirigió a su domicilio para cambiarse de ropa, pues la llevaba manchada de sangre, pero, a la vez, aprovechó para coger una navaja que escondía bajo su cama. Mientras tanto, el joven retornó al parque junto a sus amigos y luego se dirigieron todos hacia un pub para seguir la fiesta.

A su vez, Daniel, armado con la navaja, volvía al parque en su busca y, al no encontrarlo, se dirigió con varios colegas hacia el mismo pub para tratar de localizar a su rival. Eran las cuatro de la madrugada cuando ambos se encontraron de nuevo en la puerta del local y Daniel se abalanzó rápidamente sobre el joven, aunque resbaló y no pudo acometerlo con la navaja. Ese momento fue aprovechado por el otro joven para tratar de escapar a la carrera, hasta que en la calle Mayor Triana se refugió en un portal. El peruano, sin embargo, le encontró y comenzó a asestarle cuchilladas. En un momento dado, entró en el portal Lenin, ecuatoriano de 25 años y amigo de Daniel, quien,según recoge la sentencia, aferró por la cabeza a la víctima para impedir que pudiera defenderse, lo que fue aprovechado por Daniel para seguir asestándole navajazos. Seguidamente, los dos atacantes escaparon del lugar, dejando gravemente herido al otro joven, que había recibido un total de catorce heridas de arma blanca en cuello, tórax, abdomen y brazos.

«Se me fue la cabeza»

En el transcurso del juicio, Daniel reconoció la agresión. «No quería matarlo, solo asustarlo», espetó. El procesado añadió que en ese momento «iba bebido y drogado; se me fue la cabeza». No le valió de nada, ni aunque se entregase a la policía desde el primer momento.

El letrado de la acusación particular, Raúl Pardo-Geijo Ruiz, logró desmontar la atenuante de confesión que pretendían las defensas así como la de intoxicación etílica y consumo de drogas. No en vano, las defensas pedían la absolución de los 2 acusados, pero se topan casi con la máxima condena.

La resolución de la Audiencia Provincial también recoge la absolución de la víctima, que estaba acusada de un delito de lesiones del 148 del código penal, penado con 5 años de prisión, por su agresión inicial a uno de los condenados, en concreto al que profirió las puñaladas.

El abogado penalista murciano, Raúl Pardo-Geijo, letrado de la víctima de Carlos Rodrigo, se mostró muy satisfecho con la sentencia al conseguir el mejor resultado, según establece en Diario La Opinión y La Verdad de Murcia, pues la Sala aprecia la agravante de abuso de superioridad que éste postulaba y, por tanto, impide que sean condenados con una menor pena por este intento de homicidio. Además, le conceden toda la indemnización interesada a la par que su cliente, el que inicialmente propinó un botellazo al que le acuchilló, queda absuelto de un delito grave de lesiones.

Sobre el autor
Redacción

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo