Hugh Elliott, embajador del UK: “La ciberseguridad y la desinformación son uno de los frentes en el conflicto de Ucrania”

Publicado el jueves, 3 marzo 2022
Hugh Elliott

Hugh Elliott

El Campus de Madrid-Princesa de la Universidad Nebrija acogió la Cybersecurity Conference Reino Unido-España 2022 organizada por la Embajada del Reino Unido en España y la propia universidad. En la bienvenida a las jornadas, Hugh Elliott, embajador del Reino Unido en España y Andorra, aludió a la guerra en Ucrania, al “contexto insólito en el cual un país europeo está siendo invadido brutalmente sin provocación por parte de una autocracia que ya está pagando un coste muy grande”. Ante “el compromiso con una forma de vida”, Hugh Elliott consideró la ciberseguridad, “que estamos trabajando en fortalecer”, y la desinformación como “uno de los frentes de este conflicto”.

Tanto el embajador británico como José Muñiz, rector de la Universidad Nebrija, apelaron a la unidad ante esta agresión. “La democracia hay que defenderla cada día”, aseguró Muñiz, que pidió antes de empezar el acto un minuto de silencio por las víctimas de la guerra de Ucrania.

“En las manos equivocadas, la tecnología ciber y la desinformación pueden ser empleadas por actores maliciosos para interferir en elecciones democráticas, socavar sistemas financieros, e inutilizar infraestructuras críticas. Ante este panorama, los gobiernos, la industria y la sociedad civil debemos trabajar juntos para construir defensas colectivas”, agregó Elliott, que agradeció especialmente a los representantes del Departamento de Seguridad Nacional “la estrecha colaboración” entre España y el Reino Unido estos últimos años.

La Embajada también concretó las políticas del Gobierno británico en este sentido con el lanzamiento de una ciberestrategia con una dotación de más de 3.100 millones de euros con la que quiere reforzar sus propias capacidades defensivas y ofensivas, desarrollar el ciberconocimiento en todas las áreas del país y trabajar con sus aliados internacionales para construir un ciberespacio fuerte e inclusivo.

Ley de Seguridad Online

Al mismo tiempo, el Gobierno británico está preparando la Ley de Seguridad Online, una legislación pionera que obligará a los gigantes tecnológicos a actuar contra la desinformación ilegal en las redes y contra el contenido que, aunque sea legal, se considere dañino. En particular, tendrán que tomar medidas para proteger a los menores de este tipo de contenidos. El Reino Unido también ha elaborado una serie de herramientas online para luchar contra la desinformación, como RESIST, un plan en el que ha colaborado España para ayudar a gobiernos y comunicadores a reducir el impacto de la desinformación mediante una comunicación estratégica, y SHARE, una sencilla lista con pasos para ayudar a los ciudadanos a detectar información falsa.

La primera mesa redonda de la jornada sobre ciberseguridad trató sobre las tendencias en la evolución de la desinformación y estuvo moderada por Jordi Regi, coordinador del Máster en Ciberdelincuencia y director del Máster en Acceso a la Abogacía (modalidad a distancia) de la Universidad Nebrija. Simeon Welby, jefe de Política del equipo de código abierto en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Reino Unido, recordó que los mensajes falsos de Rusia sobre Ucrania “aprovechan una interpretación construida desde hace tiempo”. A su juicio, hay que tener en cuenta en esta lucha la aparición de técnicas de publicidad, las acciones de una “una gama de sitios web que parecen vinculados al gobierno ruso”, las narrativas de los influentes alineados con Putin y el uso de documentos elaborados que no provienen de fuentes creíbles. “La desinformación tiene muchas capas y el mensaje ruso en Ucrania lo demuestra. La desinformación es una vulnerabilidad y es esencial poder detectarla a tiempo real”, apostilló.

Por su parte, Beth Lambert, jefa de Estrategia y Política contra la Desinformación del Ministerio de Cultura, Medios de Comunicación y Deporte del Gobierno británico, pidió trabajar con las plataformas digitales en la transparencia y la responsabilidad. Este “desafío complejo” requiere una “colaboración transversal” entre gobiernos y empresas “ante un problema mundial que no tiene fronteras”.

“Sociedades democráticas más resilientes”

Marina Rodríguez Díaz, jefa de Ciberseguridad y Desinformación del Departamento de Seguridad Nacional, cerró el primer panel de expertos citando tres vectores fundamentales en este ámbito: “el tratamiento de la desinformación en alineación con el derecho a la información, la necesaria implicación de los sectores públicos y privados, y la definición de un escenario europeo “de sociedades democráticas más resilientes”. Para avanzar en estos aspectos resulta clave, para Rodríguez Díaz, encontrar un concepto único de desinformación donde sea más fácil identificar patrones de conductas “manipuladoras, no necesariamente ilegales y normalmente encubiertas”.

El uso de nuevas tecnologías para crear y contrarrestar la desinformación fue el segundo asunto de debate de la Conferencia sobre Ciberseguridad Reino Unido-España 2022. Moderada por Luis García Segura, director del Máster en Protección de Datos y Seguridad de la Universidad Nebrija, el debate contó con Clare Melford, cofundadora y directora ejecutiva de Global Disinformation Index; Miguel Molina, profesor de la Universidad de Granada y uno de los impulsores del Iberifier –Iberian Digital Media Research and Fact-Checking Hub– uno de los ocho centros que forman parte del European Digital Media Observatory de la Unión Europea, y Miguel Valle, jefe de unidad en la Subdirección General de Inteligencia Artificial y Tecnologías Habilitadoras (SEDIA).

Una organización sin ánimo de lucro desarrolla el Global Disinformation Index, “una lista de exclusión dinámica” que ayuda a los publicistas a discernir si sus inversiones acaban en páginas electrónicas que impulsan la desinformación en algunos de sus contenidos. Para Clare Melford, la desinformación es “un negocio financiado que apela a nuestras emociones negativas”. Estas narrativas “hostiles”, en su opinión, van más allá de los verdadero o falso: “En ocasiones hay contenidos en internet ciertos, peor muy dañinos. Si, por ejemplo, un portal tiene una sección de delitos provocados por inmigrantes, el problema no es la veracidad, sino la propia narrativa al elegir una historia”. Para combatir los tres tipos de narrativas hostiles –las que van contra el consenso científico, las que actúan contra grupos de población concretos y las que se dirigen contra la democracia en sí misma-, Melford defendió el Global Disinformation Index, integrado por 1600 sitios web que impulsan la desinformación. De esta forma, “se reduce el incentivo publicitario” en estos portales para que “el dinero vuelva a un periodismo de calidad que tanto lo necesita”. Según sus propios análisis, la publicidad en estas webs ha caído de los 250 millones de euros al mes a los 120 millones anuales.

Inteligencia artificial inclusiva

El Iberifier es un proyecto europeo destinado a luchar contra la desinformación en medios digitales portugueses y españoles. Según el profesor Miguel Molina, el objetivo no apunta solo a identificar la desinformación, sino también a desvelar quién está detrás de ella, sus incentivos y porqués. En la misma línea de discusión, Miguel Valle citó los seis ejes de la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, “que tiene como objetivo proporcionar un marco de referencia para el desarrollo de una inteligencia artificial inclusiva, sostenible y centrada en la ciudadanía”: investigación y desarrollo, creación de capacidades en la población, creación de un sustrato tecnológico, impulso de la inteligencia artificial para que las empresas la adopten, uso de la inteligencia artificial en las administraciones públicas, y el establecimiento de un marco ético en inteligencia artificial.

La conferencia hispanobritánica también contó con la intervención telemática del periodista de El Confidencial Carlos Otto, que incidió en el “efecto multiplicador” de los bulos digitales, caracterizados por “reforzar posiciones ideológicas, buscar reacciones negativas en la audiencia e integrar una maquinaria completa de desinformación”.

Sobre el autor
Redacción

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo