Mujeres referentes en abogacía y su legado: Concepción Arenal Ponte

Publicado el jueves, 7 marzo 2024

Sonia Gumpert Melgosa, Socia deMonereo Meyer Abogados

Sonia Gumpert Melgosa

 

Todas las cosas son imposibles, mientras lo parecen.

Las malas leyes hallarán siempre, y contribuirán a formar, hombres peores que ellas, encargados de ejecutarlas.

Las fuerzas que se asocian para el bien no se suman, se multiplican.

 

Estas citas siempre actuales de Concepción Arenal Ponte (1820-1893) dan cuenta de la altura moral de una mujer nacida bajo el reinado de Fernando VII y en el año de la proclamación de la Constitución gaditana de 1812, defensora a ultranza de los derechos de los colectivos más vulnerables: las mujeres, los presos y los pobres.

Es de sobra conocido que Concepción hubo de disfrazarse de hombre para acudir a la universidad, donde asistía separada de sus compañeros masculinos a las clases, así como para participar en tertulias literarias y políticas. Esta anécdota, que hoy nos arranca una sonrisa cómplice, fue en su época un acto de valentía y desafío sin parangón, que revelan el carácter tenaz y luchador de Concepción Arenal, motor de su activismo incansable.

Las biografías y artículos describen a Concepción Arenal, además, como una mujer sencilla, sin prejuicios, sensible, humilde y de gran corazón. Y estas cualidades trascienden claramente en su obra y en su lucha, con frases como las arriba citadas y muchas otras, a las que subyace su solidaridad sin fisuras con aquellos que, por razones biológicas, sociales o económicas, sufrían discriminación y rechazo en la sociedad de su época. Es esto sin duda lo que hace de Concepción Arenal un referente extraordinario e imperecedero en cualquier reivindicación ligada a la igualdad y, muy en particular, a la igualdad de la mujer en el ámbito de la justicia, desde antiguo dominada por el género masculino.

Abogada de vocación y pensadora por conciencia, Concepción se volcó en la reforma social por la igualdad de las mujeres, reclamando su derecho a acceder en condiciones iguales a la educación, en particular a la educación legal, al mercado laboral, en particular en el ámbito de las profesiones jurídicas, y a las instituciones, en particular a las de la justicia, en la convicción firme de que la integración de la mujer en este campo era esencial para una sociedad justa y equitativa.

Las convicciones de Concepción Arenal carecen de toda ideología política y nacen de su experiencia vital y de sus valores, que la llevaron a defender a mujeres de cualquier colectivo discriminado y desfavorecido, ya mujeres pobres, ya mujeres presas, ya mujeres religiosas, reivindicando en definitiva su derecho a la dignidad. Concepción Arenal luchó por la igualdad de las mujeres desde el respeto a la condición y a la dignidad humanas, desde la bondad y la compasión, sin enfangarse en ideologías políticas y desde una percepción de la realidad libre del filtro siempre interesado y sesgado de la política.

Hoy echamos la vista atrás y constatamos el gran avance que el activismo de la siempre admirada Concepción Arenal impulsó para la mujer abogada, pero también somos conscientes de que quedan aún desafíos por afrontar. La subrepresentación de mujeres en posiciones de liderazgo en despachos, consejos de administración, empresas y órganos rectores de instituciones públicas es notable y revela un patente y bochornoso débito democrático. La mujer abogada, en particular y como profesional libre, aún se enfrenta a obstáculos relacionados con la conciliación familiar y laboral en mucha mayor medida que sus compañeros y a estereotipos que todavía persisten arraigados en la sociedad y en la profesión.

Superar los tópicos aún anclados en la cultura y en la memoria de la sociedad requiere, ante todo, una mirada limpia e imparcial como la de Concepción Arenal, un objetivo justo e inclusivo, como ella concebía la igualdad, entendida desde la solidaridad y la empatía , y una convicción firme de que es el único camino a una convivencia pacífica y respetuosa con la diversidad y con la dignidad de sus miembros, como ella nos enseñó.

Concepción Arenal Ponte

Sobre el autor
Redacción

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

1 Comentario sobre este articulo. Comenta tu primero.

Comenta el articulo