Las ventajas de la digitalización inteligente en el ciclo de vida de un cliente

Publicado el martes, 23 abril 2024

Antonio García Rouco, Director General de EMEA GDS Modellica

Antonio García Rouco

El ciclo de vida del cliente es un proceso crucial en el ámbito empresarial que abarca desde que el cliente despierta su interés hasta que adquiere un producto o servicio. En el pasado, este proceso era principalmente físico y lineal, ahora es más complejo, digital y móvil. Comprender y analizar el comportamiento del cliente durante su ciclo de vida es esencial y productivo para obtener un mayor y un mejor conocimiento del mismo que se traduce en una mayor retención, un incremento de los beneficios y un feedback o relación más eficiente entre cliente y empresa, logrando una experiencia mejorada para el cliente.

La digitalización inteligente del ciclo de vida del cliente requiere disponer de herramientas, soluciones y tecnologías avanzadas para mejorar y optimizar todas sus etapas, permitiendo así adquirir, retener y desarrollar experiencias eficientes. Las ventajas de aplicar la digitalización en las diferentes fases del ciclo de vida de cliente incluyen:

  • Adquisición: permite atraer y captar nuevos clientes de manera más eficiente y efectiva. Es fundamental para el crecimiento de cualquier negocio.
  • Compromiso con el cliente: una vez adquirido el cliente es posible crear experiencias personalizadas gracias al conocimiento de sus necesidades y preferencias, dando lugar a una mayor fidelización y satisfacción del cliente.
  • Ventas y Transacciones: al realizar operaciones y servicios con enfoque omnicanal, se ofrece asistencia 24/7 durante todo el proceso, de esta manera mejora la experiencia del cliente y aumenta la eficiencia de las transacciones.
  • Servicio al cliente: capacidad de ofrecer canales de comunicación eficientes y personalizados según sus necesidades, contribuyendo a una mayor satisfacción y lealtad.
  • Retención y fidelización: el análisis de datos y las técnicas de segmentación facilitan otorgar ofertas personalizadas y promociones que contribuyen a retener y fidelizar a los clientes, por lo que adquieren un mayor valor a lo largo del tiempo.
  • Análisis y mejora continua: al monitorear y evaluar constantemente los datos e información durante todo el ciclo, se identifican áreas de mejora y se ajustan las tácticas para mejorar la experiencia del cliente de manera continua.

Entender el ciclo de vida del cliente es indispensable para ofrecerle una atención personalizada. Cada interacción o punto de contacto deja un «rastro» digital del cliente, datos, que analizados arrojan una información de enorme valor. Los datos, una vez analizados y procesados, se convierten en una información crucial no solo para la segmentación de clientes, sino también para el procesamiento y gestión de servicios y transacciones. Esta capacidad no solo permite detectar operaciones de riesgo y fraude, sino que también garantiza la seguridad jurídica y financiera. Ofrecer unos servicios inteligentes requiere de soluciones innovadoras y actualizadas a las demandadas por el mercado, de ahí que las entidades financieras confíen en empresas como la nuestra, GDS Modellica, especializadas en gestión de riesgos centrada en el cliente y tecnología de automatización de procesos diseñada, para satisfacer sus necesidades. De nuestras soluciones pueden beneficiarse todo tipo de empresas, desde la banca hasta los seguros, pasando por las telecomunicaciones o los servicios públicos.

La digitalización inteligente del ciclo de vida del cliente pasa por aplicar una inteligencia integral en el procesamiento de datos, canales y procesos mediante su automatización y optimización. Requiere entender el contexto, identificar patrones, tendencias y oportunidades para mejorar la estrategia y rentabilidad, así como para ofrecer servicios al cliente de manera más eficiente. La digitalización y automatización han permitido a las entidades financieras adquirir un conocimiento más profundo sobre sus clientes, productos y servicios que estos demandan. Con un conocimiento más preciso se ofrece una experiencia más personalizada y un enfoque centrado en el cliente.

Por otra parte, la Inteligencia de Datos resulta imprescindible a la hora de analizar con rigor los datos procedentes de diferentes fuentes y canales. No sirve con solo recopilar datos, implica disponer de capacidad y herramientas para cotejarlos y contrastarlos en tiempo real. El procesamiento de los datos posibilita segmentar a los clientes, identificar tendencias y necesidades, así como tomar decisiones automatizadas que garanticen operaciones seguras y efectivas. Y, también, la escucha activa durante el proceso es indispensable para lograr una mejor gestión y experiencia del cliente a través de múltiples canales. Cabe recordar que el cliente siempre es el centro de todas las estrategias y el objetivo final es mejorar la tasa de conversión y fomentar una relación comercial duradera.

En resumen, la digitalización del ciclo de vida del cliente aporta eficiencia, reduce tiempos y errores, y garantiza relaciones sólidas y efectivas. El conocimiento adquirido a través del análisis de datos facilita la toma de decisiones estratégicas que conducen a una mejora tangible en la tasa de conversión, la fidelidad del cliente y la rentabilidad financiera.

Sobre el autor
Redacción

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo