Permiso por puntos en Reino Unido, no tan distinto al sistema español

Publicado el viernes, 28 febrero 2020

Laura Caballero, Abogada y Judith Ribó, Paralegal del Área inmigración, AGM Abogados.

Después de la tan controvertida decisión que llevó a Reino Unido a salir de la Unión Europea, llegan las primeras novedades en materia de inmigración.

¿Qué sistema se instaurará para los ciudadanos europeos que quieran residir y trabajar en Reino Unido ahora que no es un estado miembro de la UE?

Laura Caballero, Abogada y Judith Ribó, Paralegal del Área inmigración, AGM Abogados

Laura Caballero, Abogada y Judith Ribó, Paralegal del Área inmigración, AGM Abogados

Esta semana el gobierno que lidera Boris Johnson ha revelado sus planes en torno al nuevo plan de inmigración que se llevarán a cabo a partir del 1 de enero de 2021, una vez finalizado el periodo transitorio actual. Con él se pretenden instaurar ciertos requisitos inexistentes hasta la fecha para aquellos europeos que deseen residir y trabajar en Reino Unido.

Revisadas las informaciones publicadas sobre la propuesta, lo que queda definitivamente claro es que Reino Unido se desmarcar de posibles acuerdos bilaterales con los países de la UE y pretende regular su modelo migratorio de una manera similar al de Australia o al de Estados Unidos o incluso como los estados miembros regulan la inmigración extracomunitaria. Por tanto, en realidad no se aleja tanto de la regulación que existe en la actualidad en nuestro país para personas extracomunitarias cuando se desea obtener una autorización de trabajo.

El sistema que quiere implementar el gobierno británico se basará en la obtención de un mínimo de 70 puntos a partir de los siguientes requisitos:

  • Tener una oferta de trabajo (20 puntos): Esto es algo esencial en nuestro sistema para que un ciudadano extracomunitario pueda optar a una autorización de residencia y trabajo, sin una empresa que desee contratar al candidato no hay permiso.
  • Trabajo con un nivel apropiado de habilidades (20 puntos): Los aspirantes deberán acreditar poseer unas habilidades acordes al puesto de trabajo al que optan, esto es algo que se revisa en cualquier tramitación de un permiso de trabajo, no es por tanto un requisito demasiado exigente sino más bien lógico.
  • Hablar inglés al nivel requerido (10 puntos): Es cierto que el requisito de conocer el idioma en España no existe como tal, pero debe tenerse en cuenta que lo que se exige es un nivel de inglés acorde al puesto de trabajo que se va a desarrollar, es decir, no se va a poder exigir el mismo nivel a un/a trabajador/a de la construcción que a un/a camarero/a que esté de cara al público o a un/a profesional cualificado/a de la City.

Con estos 3 requisitos esenciales se consiguen 50 puntos, se necesitan pues adicionalmente otros 20, ¿cómo conseguirlos?, tenemos varias opciones, y aquí es donde se aprecia la similitud con los permisos existentes en España:

  • Que se trate de una ocupación para la que existan pocos aspirantes (20 puntos): Esta disposición busca dar prioridad a las necesidades de la economía inglesa para cubrir puestos de trabajo para los que existe una alta demanda y no pueden ser ocupados por los desempleados nacionales o ya residentes. Atendiendo al bajo nivel de la tasa de desocupación de Reino Unido es muy posible que entren en esta categoría todos los puestos que actualmente están ocupando los ciudadanos europeos. Este requisito es equiparable al que en España se conoce como “verificar que la situación nacional de empleo permite la contratación del trabajador extranjero”, es decir, para optar a una autorización de residencia y trabajo de la Ley General de Extranjería, se debe comprobar

que no existen demandantes de empleo que puedan ocupar el puesto ofertado y solo en ese caso se permite que el trabajador extracomunitario obtenga un permiso de trabajo.

Con los requisitos mencionados hasta ahora ya se alcanzan los 70 puntos y por tanto ya sería viable obtener el permiso. Prácticamente igual que en nuestro sistema quizá con la salvedad del idioma.

Pongamos el caso de querer evitar la comprobación de si el puesto a ocupar tiene o no candidatos nacionales o residentes, tenemos otras alternativas para conseguir los 20 puntos:

  • Salario mínimo (20 puntos o 10 puntos según el caso): En caso de salarios entre 20.480 libras y 23.039 (24.430€-27.482€) se consiguen 10 puntos, con salarios superiores a esa cifra y hasta 25.599 libras (30.535€) se consiguen 20 puntos.

Vinculemos este requisito con este otro:

  • Cualificación educativa: Doctorado/estudios superiores en una materia relevante para el trabajo (10 puntos) o doctorado/estudios superiores de ciencias en una materia relevante para el trabajo (20 puntos)

Si los asociamos nos encontramos prácticamente con los dos tipos de permisos que actualmente en España, y de modo muy similar en el resto de la U.E., permiten la contratación de profesionales extranjeros sin que se tenga en cuenta la situación nacional de empleo.

Un caso sería el del profesional altamente cualificado, que en España requiere además de un puesto de responsabilidad, acorde a esa alta cualificación que debe acreditar (por sus estudios o su experiencia profesional), un salario superior a 41.000€ anuales. Una persona que adicionalmente a los 3 primeros requisitos vaya a recibir en Reino Unido un salario superior a 27.482€, sin importar su alta cualificación, ya podrá obtener un permiso de trabajo, por tanto es incluso una normativa menos exigente que la española.  En caso de que el salario sea menor a los 27.482€ sí necesitará un requisitos adicional pero este puede ser unos estudios superiores, entendemos que será suficiente con un doctorado o máster, esto también se equipara al permiso para profesionales altamente cualificados (pero con menos exigencia salarial) o incluso a la autorización de residencia para prácticas que existe en España y que tampoco tiene en cuenta la situación nacional de empleo, la diferencia en este caso es que en España el salario en ese caso puede ser bastante inferior a los 24.430€ que exigiría Reino Unido debido a la regulación existente del contrato en prácticas.

Como podemos ver, poco difieren ambos sistemas, cierto que se exige el conocimiento de la lengua inglesa a diferencia de en España donde no se requiere el idioma español, pero por lo que se refiere a las demás condiciones podemos ver que son casi idénticas a los requisitos que establece la regulación española para aquellas personas extracomunitarias que desean venir a trabajar a nuestro país. Con esta comparativa queremos poner el foco en dos cuestiones:

  • Tal y como hemos mencionado al principio, Reino Unido opta claramente porque en aplicación de la reciprocidad a su decisión, en Europa se pase a considerar a los ciudadanos británicos como un ciudadano extracomunitario más.
  • Los requisitos que menciona aunque aparentemente son muy protectores con el mercado de trabajo interno, analizando al detalle existen las mismas excepciones que en el resto de países europeos respecto a sus normativas para extracomunitarios, si existe necesidad de mano de obra seguirá siendo posible obtener permisos de trabajo en Reino Unido para los ciudadanos europeos.

Por último, debemos recordar que esta propuesta aún no está aprobada, existe un periodo transitorio hasta diciembre 2020 en el que todo sigue igual y será a partir de 2021 cuando comience el sistema, no obstante es bastante probable que para aquellos ciudadanos que ya se encuentren en Reino unido y dispongan de un trabajo se les facilite una vía rápida de conversión de su permiso que les permita mantener su residencia. En la medida en que Reino Unido sea duro, sus ciudadanos residentes en Europa recibirán esa misma dureza, teniendo en cuenta la cantidad de ciudadanos británicos pensionistas que residen en nuestro país si a estos se les exige a partir de 2021 acreditar unos ingresos de un 400% del IPREM para una persona (aproximadamente 2.200€ mensuales) y 100% adicional por cada familiar (unos 550€ adicionales) podemos pensar que puede resultarles más difícil a ellos acreditar esas condiciones que a un trabajador español en Reino Unido cumplir con los requisitos mencionados.

Sobre el autor
Redacción

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

1 Comentario sobre este articulo. Comenta tu primero.

Comenta el articulo