Estafa piramidal, el esquema Ponzi con especial referencia al caso Herrero Brigantina

Publicado el jueves, 11 enero 2024

Pedro Padilla, Abogado, Law2bit

Estafa piramidal

¿QUÉ SON LAS ESTAFAS PIRAMIDALES?            

En economía se conoce como esquema de pirámide, esquema piramidal, fraude de pirámide empresarial o estafa piramidal a un esquema de negocios en el cual los participantes tienen que recomendar y captar (referir) a más clientes con el objetivo de que los nuevos participantes produzcan beneficios a los participantes originales. Se requiere que el número de participantes nuevos sea mayor al de los existentes; por ello se le da el nombre de pirámide. Estas pirámides son consideradas estafas o timos y por tanto ilegales y penadas por el ordenamiento jurídico.

Un esquema piramidal solo puede mantenerse mientras existan nuevos participantes en cantidad suficiente. Cuando la población de posibles participantes se satura, los beneficios de los participantes originales disminuyen y la mayoría de los participantes terminan sin beneficio alguno tras haber financiado las ganancias de los primeros.

Hay dos tipos de pirámides: abiertas y cerradas. Este artículo irá referido a las segundas, las pirámides cerradas.

En las pirámides cerradas (también llamadas sistema o esquema Ponzi), una persona o institución funciona como dueño de la pirámide, pero se presenta como un mediador de inversiones. Así, el dueño de la pirámide recibe las participaciones-aportaciones que promete invertir de nuevo y, al cabo de un tiempo, devolver la inversión inicial con muy altos intereses. Sin embargo, no existen tales inversiones sino que se utilizan los aportes de los últimos para sumar los intereses y devolver las aportaciones a los primeros participantes. La rueda sigue funcionando hasta que deja de entrar dinero, y esto puede ser debido a una crisis, a que se acaben los estafados o a cualquier otro motivo. En ese momento, de desmonta el entramado que deja a los estafados sin el ahorro que habían invertido.

ESQUEMA PONZI

Este es el sistema PONZI, llamado así debido a un inmigrante italiano (Carlo Ponzi) que en 1920 estafó en Boston a miles de personas haciéndoles creer que invertían en un negocio que les reportaría jugosos beneficios, cuando, en realidad, pagaba los intereses con el dinero aportado por nuevos incautos. Ponzi fue descubierto tras defraudar 20 millones de dólares y dio nombre a una estafa piramidal en la que todavía, HOY, caen los, en teoría, más avezados inversores.

Pues esto es precisamente lo ocurrido en el caso de la presunta estafa del Grupo Herrero Brigantina.

EL CASO DEL GRUPO HERRERO BRIGANTINA

El Grupo Herrero Brigantina es un conglomerado de empresas que ofrecía y  ofrece productos de inversión a sus clientes prometiendo que la inversión estaba garantizada y que la misma ofrecía altas rentabilidades. Las empresas señaladas son Herrero Brigantina SA; Herrero Brigantina Servicios Financieros, una sociedad de servicios crediticios llamada Naibc (North Atlantic Broker Insurance Company), Astudeme S.L., Compañía Leonesa de Mediación Aseguradora S.L., Compañía Galega de Corretaxe S.L., Compañía Madrileña de Mediación Aseguradora S.L., Herrero Brigantina Servicios Crediticios S.A., Broker Aseguradora de Ultramar S.L. y North Atlantic Broker Insurance Company S.A.

La estrategia de la red comercial del Grupo Herrero Brigantina era contactar con amigos, familiares y conocidos, a los cuales les indicaban que contrataban sus productos (fondos de inversión, contratos de cuentas participación, contratos de renta vitalicia, etc…) con el respaldo de grupos aseguradores de primer nivel, como Axa o Generali, y que estas compañías garantizaban la inversión.

Este Grupo venía siendo investigado por el Ministerio de Economía y Hacienda a través de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, y el día 3 de julio de 2023 se advirtió por parte de esta Dirección General de Seguros que seis filiales de Herrero Brigantina no estaban autorizadas para prestar servicios de actividad aseguradora o de distribución (North Atlantic Insurance Broker Company (NAIBC), Bróker Asegurador de Ultramar, Compañía Galega de Corretaxe, Compañía Leonesa de Mediación Aseguradora, La Marina AB Mediadores y Astudeme). Con posterioridad el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, decidió revocar la licencia de correduría de seguros a la empresa, considerando nulos todos los contratos suscritos con dichas compañías.

Como era de imaginar, toda esta situación de presunto engaño y presuntos delitos cometidos (estafa piramidal masiva, falsedad en documento mercantil, alzamiento de bienes, evasión de capitales y banda organizada) ha provocado la incoación, tras denuncias y querellas, de diversos procedimientos judiciales.

Ante el Juzgado de Instrucción Número Cuatro de Salamanca, se incoaron Diligencias Previas 1061/2022 para la investigación de un posible delito de estafa por la comercialización de un producto financiero de inversión por parte del Grupo Herrero Brigantina (TOP 25 2.0).

Se sospechaba que la firma había desviado fondos para ampliar la red de oficinas, retribuir a clientes anteriores y conseguir un beneficio para sus directivos. Esto habría derivado en casos de particulares que no han recibido las cantidades prometidas por la correduría o que habían tenido que recurrir a los tribunales para rescatar su dinero.

Este Juzgado se inhibió a favor de los Juzgados Centrales de Instrucción, al considerar competente para el enjuiciamiento de los delitos a la Audiencia Nacional a tenor de lo estipulado en el artículo 65.1º c) de la Ley Orgánica del Poder Judicial que atribuye su competencia en los supuestos de defraudaciones y maquinaciones para alterar el precio de las cosas que produzcan o puedan producir grave repercusión en la seguridad del tráfico mercantil, en la economía nacional o perjuicio patrimonial en una generalidad de personas en el territorio de más de una Audiencia.

Ha sido el Juzgado Central de Instrucción Número Cinco, cuyo titular es el Juez Santiago Pedraz, quien ha rechazado la inhibición del Juzgado de Instrucción 4 de Salamanca, al considerar sumamente aventurado expresar en la actualidad el verdadero alcance de los hechos como para poder establecer la competencia de la Audiencia Nacional.

Tras repasar todo el devenir del procedimiento judicial, el magistrado considera que los únicos hechos indiciariamente acreditados bajo las actuaciones procesales de perjudicados se refieren a que el Grupo Herrero Brigantina habría ofertado a sus clientes el producto TOP 25 a sabiendas de que la rentabilidad ofrecida no iba a ser pagada y que, además, el mismo no era respaldado por AXA, siendo esta una estrategia urdida por el Grupo HB para hacer la contratación fiable y atractiva para los clientes. Ello, añade, “sería un indicio claro del ánimo de estafar a sus inversores, llevándolos, bajo este engaño, a hacer un desplazamiento patrimonial en favor del Grupo, todo ello por importe de 840.000 euros” pendiente de acreditación.

El instructor sigue explicando que se trata, en este momento, de una cuantía o volumen de fraude muy alejado de las exigencias jurisprudenciales para establecer que los hechos sean competencia de la Audiencia Nacional. “Y es que el propio informe policial señala que el fraude denunciado asciende a más de 840 mil euros, pero que el perjuicio conocido por los bufetes de abogados y asociaciones superaría los 6,3 millones de euros, dato éste en ningún caso acreditado en la instrucción judicial por el momento, la cual, es evidente que ha sido paralizada antes de poder tomar una determinación sobre la competencia judicial de los hechos”, aclara.

Además, indica que en la causa constan meras manifestaciones testificales de los dos trabajadores que denuncian a su antigua empresa acerca de hechos que deben de ser contrastados con la práctica de las diligencias judiciales aún pendientes, como “cuando se manifiesta que una parte importante del dinero que aportaban los clientes se destinaba a sufragar gastos corrientes del Grupo (nóminas, seguros sociales, alquileres, etc.)”.  No puede sin más justificar la indiciaria acreditación de los hechos con tales manifestaciones, subraya el juez, “sin perjuicio de que tampoco lógicamente su cuantía, sin que quepa acudir a que por el producto mencionado HB facturó 8,5 millones y que como hay otras empresas en el grupo podría ser más la cantidad”. 

“Es evidente que los hechos están aun indiciariamente por perfilar, y el mero análisis de cuentas bancarias no puede ofrecer los datos necesarios, sino que ello se podrá basar en documentaciones a obtener tras la práctica de diligencias solicitadas. Es revelador el informe policial cuando manifiesta que: existen docenas de clientes del grupo Herrero Brigantina los cuales cuando han querido recuperar sus inversiones o bien no han podido recuperarlas, o bien su recuperación no ha sido total o se ha demorado en el tiempo, superando ampliamente los 30 días de plazo que consta en el contrato firmado entre ambas partes. Ello podría obedecer a que las inversiones no se han realizado donde deberían y se han destinado a otros proyectos o a personas con interés particular, por lo que no podrían recuperarlo”. 

En definitiva, el magistrado considera que en el momento actual no se cumplen las condiciones para que la Audiencia Nacional se haga cargo de la investigación y rechaza la inhibición del Juzgado de Instrucción 4 de Salamanca.

No obstante, siguen creciendo las reclamaciones de perjudicados por esta presunta estafa, con denuncias y querellas de perjudicados de distintas provincias españolas, y por importes muy elevados, que se vienen organizando en alguna plataforma de perjudicados y algún despacho de abogados.

¿CÓMO EVITAR CAER EN UNA ESTAFA PIRAMIDAL?

La mejor forma de no caer en un sistema de Ponzi es DESCONFIAR de rentabilidades demasiado altas respecto a las que ofrece el mercado, ya que este se convierte en el principal reclamo de los estafadores: GANANCIAS EXHUBERANTES.

También debemos asegurarnos de lo que compramos, para lo que resulta imprescindible leer los contratos con detenimiento. Para ello es fundamental contar con ABOGADOS ESPECIALIZADOS en Derecho bancario o financiero que le asesoren respecto a las consecuencias jurídicas y económicas de la firma del contrato.

Y por último, recordar que cuando compremos un producto financiero, debe ser en una entidad SUPERVISADA POR EL BANCO DE ESPAÑA Y POR LA CNMV (Comisión Nacional de Mercados y Valores). De este modo sabremos que hay un organismo público vigilándolo y ciertas garantías en la adquisición.

¿QUÉ HACER SI HE SIDO VÍCTIMA DE HERRERO BRIGANTINA O DE OTRA ESTAFA PIRAMIDAL?

Si ha sido víctima de una estafa por parte de este grupo o de otra estafa piramidal y se pregunta cómo reclamar sus derechos, le recomendamos acuda a un servicio jurídico especializado, y antes de iniciar cualquier reclamación, es esencial RECOPILAR TODAS LAS PRUEBAS Y DOCUMENTACIÓN relacionadas con su inversión y la presunta estafa.

Esto incluye CONTRATOS, COMUNICACIONES POR CORREO ELECTRÓNICO, EXTRACTOS BANCARIOS y CUALQUIER OTRA EVIDENCIA que respalde su caso. Estos documentos serán fundamentales para respaldar su reclamación y demostrar los posibles incumplimientos por parte del Grupo Herrero Brigantina.

Sobre el autor
Redacción

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo