MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

DIRECTORIO

PORTADA

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

ENTREVISTAS

 
Luis María Cazorla, presidente Fundación Pro Real Academia de Jurisprudencia y Legislación:
“Debemos abrir la mente a los nuevos tiempos jurídicos sin perder de vista lo tradicional”
MADRID, 07 de MAYO de 2014 - LAWYERPRESS / @LuisjaSanchez
 

“Combinar los temas de siempre y maestro como Sáenz de Bujanda; Pérez Serrano o Bayón con las cuestiones de actualidad es uno de los objetivos de la Fundación Pro Real Academia de Jurisprudencia y Legislación”, explica a este periodista Luis María Cazorla, abogado y presidente de esta institución. Se trata de llevar, por tanto, la realidad jurídica a los debates y estudios de esta entidad y su propia Fundación:” Es posible que la mayor dificultad empiece ahora. Desarrollar el Plan de Actividades que ya está configurado y se tiene que aprobar en Comisión Ejecutiva para engarzar con la propia Real Academia. Este engranaje que hay que diseñar entre ambas instituciones quizás sea lo más complicado en este trabajo”, indica nuestro interlocutor. La citada Fundación echó a andar el pasado mes de marzo en un acto público al que acudieron todos los patronos de la misma, quienes recibieron las Medallas de la institución. “Un tema clave en el que se ha insistido es en el capítulo de la internacionalización. Se trata de estrechar lazos con el mundo latinoamericano con el que hay muchos puntos en común. La idea es reforzar las relaciones internacionales con otras Academias de esos países, a fin de abordar aspectos en común”, comenta.

En primera persona
“Estoy vinculado a la Real Academia de Jurisprudencia y legislación desde el pasado 2010 como Académico de Número. Conozco bien la institución y en un momento en el que las subvenciones estatales descendieron decidimos acometer el proyecto de que esta entidad tuviera su Fundación.
El objetivo de esta Fundación Pro Real Academia de Jurisprudencia y Legislación trata de revitalizar la propia Real Academia y que siga estando presente en el mundo jurídico. Hace apenas dos meses se constituyó en un acto solemne en la propia entidad con la presencia de sus patronos.
Hablar de los patronos es hacerlo de los Colegios de notarios, procuradores de Madrid, CGAE, Colegio de Registradores y la Editorial Thomson Reuters Aranzadi se han unido con diferentes despachos de abogados para constituir la propia Fundación.
Entre los despachos fundadores hay que citar a los bufetes de abogados Baker & Mckenzie, Roca Junyent, Cuatrecasas, Gómez-Acebo & Pombo, Clifford Chance, Uría Menéndez, José Manuel Serrano Alberca & Conde, Ramón y Cajal, Rodríguez-Quiroga, DLA Piper Spain, Unipersonal, J. &A. Garrigues.
Gracias a la financiación que provenga de la Fundación la propia Real Academia tiene como objetivo consolidarse como un centro de pensamiento en el sector jurídico, donde se aborden los temas de siempre a través de algunos maestros, con las nuevas tendencias emergentes.”

Sr Cazorla, ¿cómo es posible que un sector como el jurídico tan influyente en la sociedad no tuviera un lugar para debatir las cuestiones que le conciernen?
No hay que buscar un motivo especial en este tema que usted señala. Cuando me presentaron el proyecto tuve claro que se podría liderar y poner en marcha. La respuesta está en los patronos que tenemos, todos de gran prestigio.

Y cómo se arranca un proyecto de este tipo, entonces…
Sobre todo viendo modelos que ya están funcionando con éxito. Es el caso de la Real Academia de la Lengua que ya sabido adaptarse a los nuevos tiempos. Luego hay que tener ilusión y ganas para afrontar este reto, en el que no cabe duda que la experiencia en gestión económica atesorada ayuda a impulsarlo.

¿Qué ha sido lo más complicado a la hora de poner en marcha esta Fundación?
Pese a que pudiera parecer diferente, la captación de patronos no ha sido lo más complicado. Aportarán en total, en los próximos cuatro años cerca de un millón de euros para desarrollar diferentes actividades.
Estoy satisfecho de esta respuesta. De hecho ya hay otro bufete que quiere integrarse como es la firma multinacional Herbert Smith.
Es posible que la mayor dificultad empiece ahora. Desarrollar el Plan de Actividades que ya está configurado y se tiene que aprobar en Comisión Ejecutiva para engarzar con la propia Real Academia. Este engranaje que hay que diseñar entre ambas instituciones quizás sea lo más complicado en este trabajo.

¿A nivel interno de la Real Academia, fue complicado “vender la iniciativa?
No demasiado. Tenga en cuenta que había una concienciación de buscar una alternativa al recorte de subvenciones estatales en más del 50 por ciento. Por este motivo el apoyo de mis compañeros de institución y del presidente Luis Díez Picazo siempre ha estado ahí.

Es evidente que la presencia de grandes despachos no va a condicionar para nada la actividad de esta Fundación que ahora emerge.
Por supuesto que esto es así. Además no solo hay grandes despachos sino también otras firmas y cuatro colegios profesionales y una editorial jurídica que han creído en el proyecto.
Lo que no debe olvidarse es que esta Fundación Pro Real Academia nace al servicio y para potenciar la propia Real Academia. No debemos confundir los roles, por tanto. Su objeto social lo dice bien claro cuando se constituyó la misma a nivel fundacional.
Por este motivo las dos entidades nunca entrarán en conflicto. Forman parte de una misma realidad. Es uno de los instrumentos que contará la Real Academia para reforzar su presencia en el mundo jurídico. Que se conozca su voz y opinión sobre los temas que afectan a la comunidad legal.

Con la aparición de este Foro, la abogacía ya tiene un lugar para expresar su punto de vista sobre determinadas cuestiones clave.
Es posible que así sea pero no se debe ver únicamente así. Vuelvo a insistir en que está representada en su patronato las tres esferas del sector jurídico; despachos profesionales, colegios y editorial jurídica.
Debe ser un instrumento de acercamiento de la Real Academia a la abogacía.Y es muy importante que la abogacía esté inserta en la misma pero no solo es esto.

¿Del Plan de Actividades diseñado que nos puede adelantar?
Estamos ya concretando diferentes proyectos. Con ello pretendemos revitalizar las Secciones de la Real Academia, 19 en total de las que catorce están en funcionamiento. Ahora con la nueva financiación se volverán a poner en marcha.
Otra iniciativa que volverá a estar operativa es la convocatoria del Premio San Raimundo de Peñafort al mejor trabajo de investigación en el campo jurídico, interrumpido ahora por esa falta de medios económicos.
Hay otra idea en estudio la posibilidad de elaborar un diccionario jurídico, al uso del que ya existen en otras Academias, como Historia o de la Lengua.
En los próximos meses aparecerán por la Real Academia diferentes personalidades jurídicas para conferenciar o intervenir, tanto nacionales como extranjeras. Eso hará que a medio plazo se puedan poner en marcha ciclos de actividades jurídicas de actualidad.
Un tema clave en el que se ha insistido es en el capítulo de la internacionalización. Se trata de estrechar lazos con el mundo latinoamericano con el que hay muchos puntos en común. La idea es reforzar las relaciones internacionales con otras Academias de esos países, a fin de abordar aspectos en común.

¿Cómo se organiza internamente esta Fundación Pro Real Academia?
También estamos ajustando la estructura, no en vano la entidad se presentó públicamente a hace dos meses. Dicho esto puedo comentarle que el Patronato cuenta con una Comisión Ejecutiva que se encarga del día a día.
Sobre los medios o recursos disponibles, en principio se van a utilizar los propios de la Real Academia. Esto hará que las sinergias entre ambas instituciones sean mayores. Está aún por ver si hará falta personal propio a medio plazo. No queremos crear dos entes diferentes sino integrados por lo que le comento.

A medio plazo puede girar la actividad de la Real Academia con el impulso de su Fundación y ser algo parecido a un lobby…
No queremos convertirnos en un lobby. Hay que entender que la Real Academia es una corporación de derecho público con carácter bicentenario. Lo que se pretende es reforzar su papel como centro de pensamiento y estudio jurídico; de influencia en el propio mundo jurídico. Se pretende que tenga un peso específico en la opinión, en la creación de criterio jurídico.

¿Se oirá la voz de la Real Academia o de su Fundación sobre los grandes temas de la justicia o las reformas que plantea el Ministro Gallardón?
Creo que ni la Real Academia ni la Fundación deben tener opinión definida sobre los temas que usted señala. Lo que sí debe ser es un marco institucional de relevancia para que se escuchen todas las opiniones sobre ese tema de interés.
Esto es lo que hará que la Real Academia ni su Fundación, volviendo al tema del lobby se convierta en un grupo de presión o de pensamiento unitario en modo alguno. Queremos que el hecho de tomar la palabra en la Real Academia sea un hecho de relevancia muy a tener en cuenta para el propio sector legal.

Habrá entonces un acercamiento con los medios de comunicación para que ayuden a la divulgación de las actividades…
Es evidente que así será. Habrá que reforzar la presencia en los medios de comunicación y que ellos entiendan el peso específico de la Real Academia y su Fundación. Es una tarea que se debe hacer con paciencia y habrá que invertir tiempo y medios en ello.
Pero antes es fundamental tener sustancia; temas sobre los que poder comunicar. En ese sentido tenemos gran confianza en que nuestro Plan de Actividades ayude a esa cercanía con los medios de comunicación.

¿Hay algún modelo en el que se han inspirado ustedes para desarrollar su Fundación?
Más que fijarnos en un modelo extranjero hemos visto los precedentes que existen en Reales Academias como el de la Lengua o Historia. A esto hay que añadir la experiencia que atesoro en el mundo de la abogacía y en el económico para impulsar este proyecto que ya es una realidad tangible.
Puedo decirle también que en estos meses han surgido dos patrocinadores directos para la propia Real Academia. Estos dos benefactores ayudarán a impulsar actividades concretas dentro de la institución.
Hablamos de Bolsas y Mercados que ha creado el Foro del mismo nombre inaugurado por Manuel Olivencia hace semanas. Y el Colegio de Graduados Sociales que impulsará otro sobre relaciones laborales en el marco de las empresas.

Lástima que aún no exista una Ley de Mecenazgo en nuestro país para que estas inversiones sean lo rentable que se esperan a sus mecenas.
Bueno pero no creo que tarde en aprobarse la citada norma. Estas aportaciones ya tienen una bonificación fiscal correspondiente, si ésta se incrementa en el futuro mucho mejor para todos.

Al igual que en el mundo anglosajón pasa con la abogacía de los negocios, se nota influencia de este tipo en este tipo de instituciones.
El fenómeno de las Academias es muy europeo. Nace impulsado por el racionalismo francés, por la fuerza jurídica napoleónica. Está alejado del mundo anglosajón. Puede que exista influencia en los métodos pero no en la estructura ni en los fines.

¿Dónde está la clave para que una iniciativa de estas características cuaje y sea una referencia para su sector de actividad?
Es fundamental tener claro el objetivo que se va a acometer y que éste merezca la pena. Luego es cuestión de paciencia y constancia en tu trabajo. Paciencia para ir limando las inevitables fricciones que se generen entre patronos y la constancia para no desanimarse nunca en este tipo de trabajos.
En nuestro caso tenemos que ser capaces de combinar los temas y asuntos de siempre que interesan en el sector legal con las aportaciones de otros abogados sobre las tendencias de actualidad de nuestra actividad.
 

 

 

 

 

Buscar en lawyerpress.com

 

Suscribirse a nuestro Boletín semanal

 

 

Nosotros  /  Contacto  / MARKETING  / COMUNICACIÓN  / INTERNET  / DIRECTORIO DE BUFETES  / 

copyright, 2014 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain -  Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 97   -   info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal