MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

DIRECTORIO

PORTADA

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

José Muelas Cerezuela - COMPAREZCO Y DIGO - BLOGS de LP emprende

 

"COMPAREZCO Y DIGO"

José Muelas Cerezuela - @josemuelas

publicado 23 de JULIO de 2013

La justicia y la gallina ciega

De todas las virtudes que pueden adornar a los juristas es la llamada "fe en la justicia" una de las más incomprensibles, por lo menos en España. La fe, esa "certeza de lo que se espera y convicción de lo que no se ve" (Heb 11:1), aplicada a la justicia en España, pierde su naturaleza de virtud para elevarse hasta la categoría de milagro. Porque en España no es que la justicia no se vea, es que lo que se ve es un plan predeterminado para acabar con la poca que hay.

Yo, que soy jurista, aún no he apostatado de esa fe aunque, ustedes me entenderán, tener fe en la justicia para nada significa tener fe en su ministro, por lo menos en el actual. Por eso, cuando oigo hablar de cifras a Gallardón, enciendo inmediatamente la calculadora. Porque no le creo.

Ayer, en El Escorial, el ministro, con su seguridad habitual, se despachó afirmando que
«esta vez sí haremos la reforma de la justicia» y en apoyo de sus tesis ofreció una serie de cifras, falsas unas, discutibles otras e incongruentes las demás. Valga este pequeño ejemplo:

Afirmó el ministro que un proceso judicial cuesta al erario público unos 1.300 euros, afirmación esta que me llevó inmediatamente a hacer una pequeña operación aritmética: Si según el CGPJ se tramitaron en 2012
casi nueve millones de asuntos (8.974.175)</a> y el presupuesto del Ministerio de Justicia ese año fue de 1.698,23 millones de euros el coste medio del proceso sale a... 189,23 euros, casi siete veces menos de lo dicho por el ministro. ¡Ah!, perdón, "olvidé" adicionar lo que invierten en justicia las comunidades autónomas y el CGPJ... Repitamos la operación. El estado (incluidas comunidades autónomas) gastó en 2012 más de tres mil setecientos millones de euros (3.722.715.019) por lo que, si lo dividimos entre los ocho millones de asuntos tramitados salen... ¡¡¡414,82 euros!!! Curioso.

Pues bien, con los datos oficiales, el coste medio de cada procedimiento no son los 1.300 euros que dice el ministro sino tres veces menos, unos 414,82 euros. Y, así las cosas, el problema ya no es que el ministro falte a la verdad sino que cobrar 800 euros de "tasa" por cada apelación civil es tanto como cobrar el doble de su coste real. El ministro, al parecer, ha encontrado el plan empresarial perfecto: Si la justicia se vende cara la injusticia resulta un magnífico negocio.

Pero vayamos un poco más allá. ¿Qué ocurre si en lugar de aceptar como reales las cifras del CGPJ en relación al número de casos tramitados aceptamos como ciertas las recientemente publicadas por la abogacía?
Veámoslo.

Según la abogacía española el número de asuntos reales tramitados en los juzgados no fue de casi 9 millones (como pretende el CGPJ) sino de apenas
 1,8 millones (1.833.608). Si ahora dividimos el presupuesto de todo el estado (3.722 millones) entre los procedimientos dichos por la abogacía (1,8 millones) nos sale... 2.030 euros de coste medio, cifra bastante más cercana aunque también distinta de la ministerial.

El ministro, pues, ni tiene cifras fiables, ni ofrece cifras veraces ni, probablemente, le importa; porque en lo único que ha demostrado habilidad es en usar en cada momento la cifra que le conviene para justificar sus delirios. Usó las cifras de litigiosidad del CGPJ para afirmar que esta era muy alta y así justificar sus inicuas tasas, no las usó -en cambio- para calcular el coste medio (o si las usó en vez de tasas montó un negocio) y, en todo caso, para nada ha tenido en cuenta ninguna de ellas al proponer su proyecto de ley de planta.

El hecho incontestable, en cualquier caso, es que en España no existen estadísticas judiciales fiables y trazar planes a largo plazo sin contar con ellas es una insensatez tan irresponsable como jugar con la justicia a la gallina ciega..

Vale.
 


 
 
 

 


Buscar en lawyerpress.com

 


"COMPAREZCO Y DIGO"

José Muelas Cerezuela - @josemuelas

Me llamo José Muelas, soy abogado desde hace más de 25 años y tengo un despacho pequeño como el 85% de los abogados de España. Los abogados a los que admiro no miden su éxito en dinero, les ruego que me disculpen si ese es su criterio.

Se me reconocen ciertas habilidades en el mundo del derecho penal y el derecho de seguros, pero donde más a gusto me siento es reflexionando sobre el derecho y las nuevas tecnologías. En ese campo, para mi sorpresa, alguna vez se me ha reconocido la categoría de “experto” (no sé si echarme a temblar), esto me ha permitido participar en algún programa europeo y dar conferencias e impartir cursos en algunas universidades.

No me gustan las ideas preconcebidas ni los lugares comunes, prefiero las terceras vías (ya me entiendes: ni F.C. Barcelona ni Real Madrid, soy del Atletí desde que Reina se comió el gol del Bayern). Trato de entender la justicia y la moralidad humana de forma científica; no me busques en el Contrato Social, estoy más cerca de Darwin que de Rousseau. Trato también de entender cómo las tecnologías de la información han cambiado y cambiarán el mundo: Vivo una época apasionante y me fastidiaría no enterarme.

Por lo demás juego bastante bien al ajedrez (¿te he contado cuando me jugué la final del Masters 2004 de Benidorm contra el campeón del mundo?), toco el bajo eléctrico (bastante mal por cierto) y canto flamenco según dice un diploma de la Escuela de Arte Flamenco de La Unión, pero lo que dice ese papelito no es verdad.

Hace muchos años fui un outsider en política (hay una columna en El Mundo escrita por Paco Umbral que lo cuenta bastante bien) y ahora soy Decano del Colegio de Abogados de Cartagena, una ciudad a la que amo. Soy también Consejero en el Consejo General de la Abogacía (comisiones de infraestructuras tecnológicas y competencia, aunque no suelen hacerme mucho caso), patrono de la Fundación Abogacía para la defensa de los derechos humanos y la promoción de la cooperación internacional y Secretario General de la Asociación Murciana de Empresas de Nuevas Tecnologías, las comunicaciones y el Audiovisual.

Creo en las personas y en la creatividad.





 



 

 
 

Nosotros  /  Contacto  / MARKETING  / COMUNICACIÓN  / INTERNET  / DIRECTORIO DE BUFETES  / 

 

copyright, 2013 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain -  Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 97   -   info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal