MARKETING

COMUNICACIÓN

INTERNET

FORMACIÓN

RRHH

PUBLISHING & EVENTS

DIRECTORIO

PORTADA

Noticias de Despachos

Operaciones

Vida Colegial Comunidad Legal Sistema Judicial Internacional
Arbitraje Mediación TIC Abogados Jóvenes Entrevistas Colaboraciones/Opinión Reportajes Agenda BLOGS LP emprende

LAWYERPRESS

 
Las tecnologías adaptadas, aliadas de la integración, permiten trabajar al 52% de las personas con discapacidad
MADRID, 10 de JULIO de 2014 - LAWYERPRESS
 

Durante el último lustro la contratación de personas con discapacidad ha tendido al alza, debido a un cambio de mentalidad de las empresas propiciado por una legislación que está dando sus frutos. Datos del III  Informe Tecnología y Discapacidad realizado por Agilent Technologies y Fundación Adecco. Solo durante el 2013 se produjo un record histórico de contratación con 69.648 personas con discapacidad

El próximo 15 de julio se celebra el Día Internacional de las Tecnologías Apropiadas, una fecha que nos invita a reflexionar y a analizar el impacto de las Nuevas Tecnologías en la calidad de vida de las personas con discapacidad. En este contexto y por tercer año consecutivo, Agilent Technologies y la Fundación Adecco presentan el  Informe Tecnología y Discapacidad, un análisis que basa sus resultados en una encuesta realizada a 500 personas entre 23 y 59 años, con diferentes tipos de discapacidades. Nuevamente, el informe arroja una importante dicotomía. Por una parte, las Nuevas Tecnologías se han convertido en aliadas imprescindibles en la mejora de la calidad de vida y en el acceso al empleo de las personas con discapacidad, gracias a las tecnologías adaptadas Sin embargo, no puede obviarse que aún se encuentran con obstáculos y dificultades en el uso y manejo de las tecnologías tradicionales.

Durante los últimos años, se ha producido un importante avance en la contratación de personas con discapacidad, registrándose en 2013 un máximo histórico, con 69.648 contratos.

Figura 1. Fuente: Servicio Público de Empleo Estatal

 

En este incremento son muchos los factores que han influido: un cambio de mentalidad por parte de las empresas propiciado por una legislación cada vez más eficiente, pero también la irrupción de numerosas soluciones y adaptaciones tecnológicas que permiten que las personas con discapacidad desempeñen su puesto con normalidad y en igualdad de condiciones.

Nos referimos, por ejemplo, a los siguientes productos:

-       Para personas con discapacidad física: mesas regulables en altura, teclados con cobertores o teclas de gran tamaño, ratones virtuales o ergonómicos, etc.

-       Para personas con discapacidad visual: pantallas de gran formato, lectores de pantalla para invidentes, impresoras de braile, magnificadores de pantalla o lupas aumentativas, etc.

-       Para personas con discapacidad auditiva: intérpretes de lengua de signos, emisoras de frecuencia modulada, prótesis auditivas, etc.

 

Del total de encuestados con empleo, más de la mitad (52%) asegura que trabaja gracias a estas adaptaciones, que utiliza día a día en su puesto de trabajo, en la mayoría de los casos combinadas con tecnológicas informáticas convencionales. Por el contrario, existe un 48% que no utiliza este tipo de tecnologías en su entorno laboral, aunque en algunos casos sí tecnologías convencionales.

Son las personas con discapacidad sensorial las que más emplean las tecnologías adaptadas en su puesto de trabajo (72%), seguidas de lejos de las personas con discapacidad física (50%) y las personas con discapacidad intelectual/psíquica (10%).

Pero además de permitir el acceso al empleo, las tecnologías adaptadas son aliadas imprescindibles en la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad. Así, 7 de cada 10 encuestados declara que, en términos generales, la tecnología ha mejorado su calidad de vida. A continuación reflejamos algunos ejemplos de respuestas que demuestran cómo las tecnologías han influido en un incremento de la calidad de vida de los encuestados:

-       Gracias a la invención del audífono, puedo escuchar.

-       Las Nuevas Tecnologías me permiten comunicarme mucho mejor.

-       Ahora puedo escribir en el ordenador sin emplear las manos: sólo necesito la voz.

-       Tengo movilidad e independencia para desplazarme, gracias a mi vehículo adaptado.

-       Puedo acceder al ocio gracias a subtítulos y audífonos digitales. Antes era imposible.

-       Gracias a las Nuevas Tecnologías puedo estar informada y comunicada con el mundo exterior sin necesidad de desplazarme.

-       Gracias a la prótesis que tengo en la columna, puedo moverme sin dolores.

 

Figura 4.  Encuesta Tecnología y Discapacidad. Agilent y Fundación Adecco

Aunque el término brecha digital suele identificarse con países subdesarrollados o con el cuarto mundo (bolsas de pobreza dentro de los países desarrollados), existen otros sectores de la población que pueden caer en la exclusión social por las dificultades que tienen para integrarse en la sociedad a través de estas Nuevas Tecnologías. Nos referimos, por ejemplo, a personas de edad avanzada o personas con discapacidad.

Centrándonos en estas últimas, que son las que nos ocupan, los resultados de este estudio desprenden que un 61% de las personas con discapacidad sí encuentra barreras en el acceso y utilización de las TIC. En la mayor parte de los casos (31,3%) estas barreras son de índole económico, seguido de un 16,7% que encuentra obstáculos por diseños poco intuitivos, que dificultan el empleo de estas herramientas tecnológicas. Por último, un 10% encuentra barreras debido a la falta de accesibilidad de las TIC, que no cuentan con adaptaciones para su discapacidad y por tanto, no pueden interactuar con ellas.

Figura 5. Fuente:: Encuesta Tecnología y Discapacidad. Agilent y Fundación Adecco

 

A pesar de que siguen existiendo barreras, es destacable cómo las mismas se están atenuando año tras año. Así, el año pasado el porcentaje de personas con discapacidad que encontraba barreras se situó en un 69%. Concretamente, las personas que encontraban barreras de accesibilidad representaron un 14%, mientras que las que encontraron barreras en el modo de usar las NT (know how), se situaron en un 17,4%.

En esta reducción de la brecha digital están siendo decisivas las adaptaciones tecnológicas que han irrumpido en las últimas décadas y que hemos mencionado en el apartado anterior, con el objetivo de que las tecnologías sean accesibles y usables para las personas con discapacidad.

 

Uso de Internet por las personas con discapacidad

Según la encuesta de Equipamientos y Uso de la Tecnología del INE, el 92% de los usuarios de Internet en España son usuarios frecuentes. Los datos del presente informe arrojan que, en el caso de las personas con discapacidad, esta cifra desciende hasta el 80%. Hay que matizar que este porcentaje está inclinado al alza, debido al elevado número de cuestionarios que se han recibido online y que, por tanto, presuponen que las personas que han respondido utilizan con frecuencia Internet.

Lógicamente la cifra no es idéntica en el caso de todos los tipos de discapacidades, intensificándose la brecha en el caso de las personas con discapacidad intelectual, cuyo porcentaje de usuarios frecuentes desciende hasta el 56%. También las personas con discapacidad visual presentan un grado de uso bastante inferior a la media, situándose el porcentaje de usuarios frecuentes en un 65%. No se aprecian, sin embargo, diferencias significativas en el caso del resto de las discapacidades.

Detrás de este grado de uso menor en el caso de las personas con discapacidad intelectual y visual encontramos, indudablemente, dificultades de interacción con los dispositivos de conexión a Internet y con los contenidos que en ellos encuentran, debido fundamentalmente a que no están adaptados a su tipo de discapacidad.

En los últimos años han irrumpido herramientas para reducir esta brecha en el caso de las personas con discapacidad intelectual, como puede ser la lectura fácil en Internet, que consiste en la elaboración de textos con un lenguaje sencillo, simplificado y sin adornos, para que sea comprensible por personas con dificultades cognitivas. También son cada vez más frecuentes las pantallas de gran formato o las lupas magnificadoras de texto, para permitir que las personas con discapacidad visual puedan desenvolverse por la red.

 

 

 

 

 

Buscar en lawyerpress.com

 

Suscribirse a nuestro Boletín semanal

Grupo Paradell

 

 

Nosotros  /  Contacto  / MARKETING  / COMUNICACIÓN  / INTERNET  / DIRECTORIO DE BUFETES  / 

copyright, 2014 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain -  Tel.: + 34 91 858 75 55  -  Fax: + 34 91 858 56 97   -   info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal