Despachos

Operaciones

Colegios

Justicia

Entrevistas

Comunidad Legal

Reportajes

Colaboraciones

Internacional

LP emprende

Abogados Jóvenes

Mediación

Arbitraje

TIC

BLOGS

Agenda


 
 
 
07 de DICIEMBRE de 2015

Rodolfo Tesone, presidente de ENATIC:
“Tecnologías como Watson obligarán a los abogados a ser más competitivos y cercanos a sus clientes”

LAWYERPRESS / @LuisjaSanchez

 

La mejor manera de recomendar a cualquier experto en derecho en tic que acuda a este II Congreso Internacional de Abogacía Digital que organiza ENATIC , y del que Lawyerpress es medio oficial, es que vea los vídeos del evento del anterior Encuentro, celebrado en febrero del año pasado: “Pusimos el listón muy alto en ese primer evento pero creo honestamente que ponentes y debates tienen al menos la misma calidad en este Congreso”, afirma Rodolfo Tesone, presidente de esta asociación de abogados expertos en Derecho y Tic, al que hemos sacado de una reunión para que converse con nosotros. A menos de siete días de esta gran cita donde se van a abordar las principales cuestiones en materia de tecnología, derechos y ciberderechos y privacidad, el contexto de este Congreso viene marcado por el mandato del Ministro Catalá de impulsar las comunicaciones electrónicas a partir del 1 de enero del 2016 entre operadores jurídicos y juzgados “ Lexnet es necesario pero creemos que se ha quedado corto y lo mejor que puede hacer el abogado es engancharse a Lexnet Abogacía, plataforma ideada desde el CGAE, y más enriquecida que la del Ministerio. Habrá que ver en su etapa de implantación que cuestiones suscita y cuál es la capacidad de reacción de la Administración cuando surjan estos problemas”, comenta Tesone, quien también ve claro que esta regulación electrónica se consolidará a lo largo del año que viene. Respecto a la Lecrim que regulará, por vez primera en su historia, la intervención de las comunicaciones via electrónica con  control judicial advierte que “ veníamos demandando desde hace años la reforma en un tema tan sensible como éste que afecta a los derechos fundamentales de los ciudadanos. No estamos conformes como ha quedado esta regulación, es un sentir de diferentes operadores jurídicos. Se ha perdido una oportunidad clave para regular este tema que va a ser clave en los próximos años”, afirma el presidente de ENATIC.

¿Qué aspectos de este II Congreso hay que destacar como reclamo para acudir a esta cita anual de ENATIC?

En esta oportunidad, nuestro evento anual va a tener un marcado carácter transversal.  El año pasado el eje de todas las mesas eran los derechos humanos digitales. Este año se abordan las diferentes cuestiones que pueden afectar a un profesional que esté inmerso en el mundo del derecho y la tecnología.

En esta oportunidad hablamos de cuestiones claves como los ciberdelitos y el nuevo Código Penal donde intervendrán Ana María Martín, Fiscal Adscrita a la Fiscal de Sala de Criminalidad Informática y Eloy Velasco, Magistrado del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional.

También podremos conocer el Plan Estratégico, aprobado recientemente en la AEPD, explicado directamente por la nueva directora de esta entidad, Mar España, un plan que fue abierto a consulta pública para que los expertos pudiéramos enviar comunicaciones sobre protección de datos y privacidad.

Al mismo tiempo, los asistentes podrán ver lo último en tecnología. Verán una demostración de Watson, aplicación que IBM impulsa, así como el proyecto IoT de Microsoft, dos apuestas tecnológicas muy importantes que van a cambiar la forma de ejercer la abogacía en el futuro.

Fuera del programa científico de este evento, otro reclamo importante es la posibilidad de volver a vernos todos los socios de ENATIC  y otros profesionales, lo que señala el alto grado de compañerismo que impera en nuestra entidad. El ejemplo de Susana González, abogada de Zaragoza es claro. Vino como asistente al anterior Congreso y por su involucración ha colaborado activamente en ENATIC y, especialmente en este Encuentro Internacional.

“Esta actitud deontológica en la era digital debe ser fundamental.. A este respecto, los abogados tendremos que hacer un esfuerzo importante en reputación de cara a terceros, sobre todo por el entorno online en el que nos movemos”

Sobre el tema Watson, se han destapado las alertas y los más agoreros hablan que será una tecnología que sustituya al abogado a medio plazo en sus funciones.

A esta pregunta, le diría que puede haber un Watson para el abogado, pero éste puede ser Holmes. La inteligencia artificial que existe en el mercado, Watson y otras dos aplicaciones que existen en la actualidad, sí podrán sustituir al abogado en aquellas tareas automatizadas y de baja cualificación, así ha sucedido en otros colectivos profesionales su implantación.

La llegada de los llamados robots va a orientar la actividad de la abogacía hacia trabajos de alto valor añadido y cualificación. La labor del letrado tendrá que ser muy artesanal y a la medida del cliente, donde la máquina no podrá entrar en esa parcela.  Abogado y cliente estarán más cerca que nunca con la llegada de Watson.  Este es un fenómeno inevitable pero conveniente para nosotros los propios abogados.

Otra de las mesas de este II Congreso Internacional de Derecho Digital se ha centrado en la deontología en un mundo tan conectado.

Hay una cierta indefensión del destinatario de nuestros servicios, nuestro cliente, pueda hacer una valoración objetiva de nuestros servicios, ya no en grado de resultados sino de satisfacción y, en segundo lugar, una comparativa.

Es muy posible que en este escenario entremos en el terreno de la certificación o acreditación de competencias y de una serie de elementos que objetivarán esa capacitación o adquisición de competencias   frente a clientes que no tengan esa capacidad de comparar o decidir si aceptan esa propuesta de servicio que reciben.   Será fundamental la reputación, trayectoria profesional y marca de ese abogado o despachos de abogados.

Esta actitud deontológica en la era digital debe ser fundamental. Tenga en cuenta que ahora mucha información de nosotros se encuentra a mano en las redes sociales, como escaparate que antes no existía y del que ahora cualquiera puede consultar. A este respecto, los abogados tendremos que hacer un esfuerzo importante en reputación de cara a terceros, sobre todo por el entorno online en el que nos movemos.

Ciberataques, cibercrimen  y ciberdelitos, son tres temas muy relacionados entre sí, que van a tener un desarrollo autónomo cada uno. Muy de actualidad, sin duda.

Nadie duda con la llegada de los ciberataques y muchos delitos que emplean las tecnologías para su desarrollo, algunas herramientas jurídicas que existen son insuficientes para luchar contra esta nueva modalidad del crimen organizado. Al mismo tiempo, se detecta el alto grado de conocimiento tecnológico de muchos menores, quienes por cierto romanticismo prefiere seguir los pasos de algunos hackers, cuestión que nos preocupa.

Respecto a los ciberdelitos se quieren combatir con una legislación estatal y una administración de Justicia muy limitada en cuanto a medios, como bien sabe usted. El trabajo de los cuerpos de Fuerzas y Seguridad del Estado frente al aluvión de delitos es encomiable. En el ciberespacio, un lugar sin fronteras, no será sencillo solventar ataques que vienen de otras zonas del mundo.

A medio plazo, la única fórmula de luchar contra estas lacras es desde el consenso internacional, sobre todo por los países de Occidente. También el papel de todos los agentes sociales va a ser clave, al igual que los medios de comunicación, de cara a que el legislador se conciencie de la magnitud del problema para que este desamparo se solucione cuanto antes.  Hoy en día un delincuente desde el entorno digital puede comentar muchos más delitos, solo tiene que replicarlos a través de Internet.

“La propia Administración de Justicia debería modificar su comportamiento, sobre todo en este entorno online, de lo contrario corre riesgo de colapso porque no podrá resolver los conflictos jurídicos digitales que vayan surgiendo”

En este entorno de lucha contra el cibercrimen, expertos como Silvia Barrera, inspectora de la Policía Nacional, también ponente en este Congreso, hablan de más agilidad de los jueces para que no frenen ciertas investigaciones.

Es cierto, ese es un problema, sobre todo generado por la situación de la administración de justicia. Que tengamos una sentencia tres años después no nos ayuda mucho. Cuesta un segundo en el mundo digital replicar un delito, mientras que en el mundo físico es aún muy largo.

En este contexto la propia Administración de Justicia debería modificar su comportamiento, sobre todo en este tipo de situaciones, de lo contrario corre riesgo de colapso porque no podrá resolver los conflictos jurídicos digitales que vayan surgiendo.  Ha llegado el momento de invertir en determinados recursos y proyectos para dar respuesta a lo que se avecina.

Si esto no se soluciona de esta forma, en cinco años nos vamos a quedar de nuevo desfasados en este tipo de situaciones. Nadie podría pensar los retos que se van a generar con el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos o con la irrupción de WhatsApp. Las Administraciones de Justicia de todos los países deberían dar un paso al frente y de cara a lo que está por llegar. Es la única forma de afrontar estos retos derivados de las tecnologías.

¿Qué habría que hacer entonces?

En primer lugar, hay que darse cuenta que los juzgados tal y como están concebidos en estos momentos no van a servir de mucho para resolver estos conflictos digitales.

Habrá un incremento notable de la litigiosidad en un contexto en el que las plataformas de arbitraje y de resolución extrajudicial de conflictos irán en auge y  ayudarán a resolver todos estos pequeños conflictos que el juez no pueda absorber.

Es curioso que hablemos de tecnología y aún la prueba digital cuando muchos jueces nuestros no la tienen en consideración.

Nos consta que se está trabajando en la buena dirección pero de manera insuficiente.  Es muy posible que con la entrada de Lexnet el próximo 1 de enero cambie la apreciación de muchos magistrados sobre la prueba digital. Veremos cómo afecta en sus argumentos y cuál es el rodaje de esta justicia digital.

Debe haber un cambio de paradigma notable, tanto en esta cuestión como en otros asuntos colaterales como la facturación electrónica, cambió que muchos pronosticamos hace cinco años pero que de momento no se ha notado en exceso.

Este es un tema de formación clave, tanto en los propios jueces, como en la propia abogacía donde es fundamental seguir explicando las ventajas que se aportan con las pruebas digitales. El trabajo que desde el CGAE y asociaciones como ENATIC que se ha hecho ha sido importante pero debemos seguir en esa línea formativa.

 

 

 
 
 

 

 

 
 
 
 
 
Nosotros  /  Nuestro Equipo  / Contacto 

copyright, 2015 - Strong Element, S.L.  -  Peña Sacra 18  -  E-28260 Galapagar - Madrid  -  Spain - 
Tel.: + 34 91 858 75 55
info@lawyerpress.com  -  www.lawyerpress.com - Aviso legal