In vino veritas

Publicado el viernes, 26 junio 2020

Natalia Velilla Antolín – Arte Puñetero.

portada de la Colegiata de Toro

“El hombre debe al vino ser el único animal que bebe sin sed” decía Plinio el Joven. Y tenía razón: el vino, bebida considerada alimento, sacralizada desde antiguo, y elevada a la categoría divina por el propio hijo de Dios, que eligió el vino para convertirlo en su propia sangre, ha acompañado al hombre desde el Neolítico, época en la que se han descubierto los primeros indicios de su producción.

El vino es elemento común de las culturas griega, romana y egipcia, y se ha utilizado desde antaño en los acontecimientos de cierta importancia, como banquetes, celebraciones o acuerdos políticos.

El dios griego Dioniso (Baco en Roma)­, hijo de Zeus y Sémele, inspiró el éxtasis alcohólico, la agricultura y el teatro, y tenía como misión mezclar la fiesta y la música con la evasión de los problemas y la conexión entre el mundo de los vivos y de los muertos. A menudo, estaba acompañado de las ménades, deidades menores que le asistían en las orgías o bacanales. Ha sido representado en numerosas ocasiones por artistas de toda época, como Praxíteles, Miguel Ángel, Tiziano, Caravaggio, o Rubens, entre otros. El triunfo de Baco, de Velázquez, más conocido como Los Borrachos, quizá sea la más conocida obra artística dedicada al dios del vino, y se halla en la exposición permanente del Museo del Prado, en Madrid.

los borrachos de velazquezEn esta obra naturalista, Velázquez abordó por primera vez la temática mitológica que más adelante frecuentaría en obras como La Fragua de Vulcano, La Venus del Espejo o Marte. El maestro sevillano utilizó la figura central de Baco para pintar uno de sus primeros desnudos masculinos, cuya ebúrnea piel refleja la luz y centra la atención del espectador. Le acompañan un fauno, un mendigo y cuatro hombres con expresión beoda, en una premeditada mezcla de fantasía y realidad, autenticidad y ficción. Baco corona con hiedra a un joven que, de rodillas, recibe las bendiciones del dios. Los expertos han interpretado la obra como una alegoría sobre el vino, que alegra las penas y estimula la creación poética.

Pero el vino no es un alimento exclusivo de la cultura mediterránea. Se ha sabido, por rastros arqueológicos, que en China se conoció el proceso de fermentación de la uva hace más de 4.000 años. Ello no impide que sea una bebida fundamentalmente asociada a la propagación del cristianismo, por ser un elemento crucial para la celebración de la misa. Los monasterios de la cristiandad fueron durante siglos los principales manufactureros de vino, precursores de la viticultura. No en balde la mayoría de las abadías conservan bodegas con grandes tinajas de fermentación y vestigios de lagares y prensas de uva.

En la actualidad sabemos que hay unas 10.000 variedades de uva en todo el mundo, de las cuales solo 1.368 se dedican a la elaboración del vino. Solo en España hay unas 300, aunque no todas ellas se destinan a la viticultura.

Contrariamente a lo que la mayoría de la gente piensa, la mayoría de las uvas, a excepción de las denominadas tintoreras, poseen una pulpa blanca, por lo que el color del vino (tinto, rosado o blanco) se lo da la presencia (o no) de la piel rojiza de la uva en el proceso de fermentación.

En España, la variedad más característica es la Tempranillo, conocida también como Tinta del País.  El tipo de uva, el porcentaje de mezcla de variedades, la zona de cultivo, la forma de extracción, el proceso de elaboración, el tiempo de fermentación en barrica o de maduración en botella, no son caprichos del viticultor, sino que se tratan de técnicas profusamente reguladas por los distintos consejos reguladores de las diferentes denominaciones de origen de vino que, en España, son 96 DOP (Denominaciones de Origen Protegidas) y 42 IGPs (Indicaciones Geográficas Protegidas).

La regulación del vino es extensa y compleja, al igual que la del resto de productos con DOP, con normas tanto de la Unión Europea como nacionales y autonómicas. No obstante, hay indicaciones geográficas y denominaciones de origen que superan las fronteras políticas de la Comunidad Autónoma, como sucede con la D.O. Rioja, que abarca territorios tanto de La Rioja como de la provincia de Álava, en el País Vasco.

Los Consejos Reguladores Vínicos son entes administrativos con potestad reguladora que velan por la calidad del producto y por avalar el origen de los vinos que se elaboran en las bodegas adscritas a una determinada DOP o IGP. Entre sus funciones está vigilar el cumplimiento de la normativa de la respectiva denominación, que, caso de no verificarse, impediría a los bodegueros etiquetar sus caldos con la indicación o denominación protegida. Son, por tanto, verdaderos entes de derecho público que poseen capacidad regulatoria y cuyas decisiones son susceptibles de recurso, tras agotar la vía administrativa, ante la jurisdicción contenciosa.

Existe en España una uva autóctona de la zona zamorana de Toro cuyos orígenes se remontan a la época de la invasión romana, la denominada Tinta de Toro, una variedad de la Tempranillo, con la que comparte ADN, pero con características organolépticas propias. Uva acostumbrada a terrenos arenosos sueltos, bien drenados, con clima seco y caluroso en verano, y extremadamente frío en invierno, sobrevivió a la plaga del pulgón tipo “filoxera” del siglo XIX, por lo que es de las denominaciones con más “cepas viejas” de España. Los racimos son compactos, enjutos y de tamaño no muy grande, con uvas de color negro-azulado que resisten especialmente las heladas de invierno ante la casi imposible congelación de la pulpa de la fruta. La Tinta de Toro produce vinos carnosos, equilibrados, con alto contenido en alcohol, aroma de frutos rojos y color rubí intenso. Vinos, en definitiva, con carácter y personalidad propia, como la de sus paisanos.

En Toro se encuentra una de las obras maestras del románico castellano, la magnífica Colegiata de Santa María la Mayor (popularmente conocida como “La Colegiata de Toro”) del siglo XII.  El templo, con planta de cruz latina, dispuesto en tres naves con bóvedas de horno en la cabecera, posee un característico cimborrio románico sobre el crucero, típica torreta exterior que se asienta sobre el centro de la cruz latina de la planta. Soberbio exponente del románico castellano, se encuentra actualmente en excelente estado de conservación.

La portada de La Majestad se lleva toda la atención del visitante y es la joya de la ciudad. Dispuesta con un arco ligeramente apuntado en el centro, con decoración geométrica y vegetal, está completado con diferentes arquivoltas concéntricas en su interior, decoradas igualmente con motivos vegetales y religiosos, en cuyo centro se encuentra la figura de Jesucristo como juez, si bien su actitud no es la del Pantocrátor, sino que posee rasgos dulcificados propios del gótico, etapa en la que fue construida. Se preserva ricamente policromada, dado que no ha sufrido los rigores de la intemperie, al haber estado siempre protegida en el interior de la construcción, al contrario de lo sucedido en la mayoría de sus coetáneas, que han perdido la policromía.

Acompañan a Jesús-juez, la Virgen María y San Juan en actitud intercesora, ángeles redentores, muertos resucitados dispuestos en hileras divergentes de condenados y salvados, en una suerte de juicio escatológico. Es de destacar, además de la belleza del conjunto, la alegría del colorido y las actitudes humanizadas propias del gótico que presentan los personajes. En el parteluz (columna que divide en dos el arco de entrada a la iglesia), la Virgen María con el niño Jesús.

La Colegiata de Toro es reclamo suficiente para atraer a los turistas ávidos de arte e historia, si bien la ciudad posee otras joyas dignas de ver, como la Torre del Reloj, la sede de la DOP Toro, las iglesias y parroquias de la ciudad o la Plaza Mayor. Una visita disfrutando del vino de una de sus más de sesenta bodegas, hará de la experiencia algo inolvidable. In vino veritas, in aqua sanitas.

Sobre el autor
Redacción

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo