«Pintamapas» como setas

Publicado el viernes, 19 febrero 2021

Carlos Ranera González

Carlos Ranera González

De negocio y de dirigir personas, como de fútbol o economía, habla todo el mundo. Somos capaces de diseñar una fina estrategia empresarial en la barra de un bar y quedarnos tan anchos. A renglón seguido explicamos cómo ganar el mundial de fútbol o cómo acabar con el déficit público. Es realmente sorprendente escuchar hablar de negocio, de clientes, de productos, de estrategia o de dirección de equipos a personas que nunca han hecho nada parecido y que, por tanto, nada saben. Ser teóricos consultores, miembros del Consejo de Administración o directores generales de no sé qué parcela parece que da patente de corso para opinar o incluso para decidir.

En negocio no existe el oráculo de Delfos de los griegos, ni la zarza ardiente por la que Dios hablaba a Moisés. Cuanto menos se sabe de negocio más beligerante y vehemente se es. Esto ocurre por una razón obvia: la simplicidad con la que ven las cosas los ignorantes por el propio desconocimiento de la complejidad. Es cierto que a veces los ignorantes dicen eso de “¡cómo no lo podéis ver!”. Esto ocurre porque a veces los ignorantes se creen dotados de una mirada láser y de la clarividencia de los genios. Los extremos se tocan y, por ello, los ignorantes y los genios ven las cosas sencillas. Los primeros por su propia estupidez y los segundos por su fina inteligencia.

La presión del momento y de la cuenta de resultados hace que veamos cómo muchas empresas están tomando decisiones de negocio olvidándose de poner en el centro al cliente y fijándose solo en la rentabilidad. Es posible que a corto plazo les salve la cuenta de resultados del mes o del año, pero que sepan que a medio y largo plazo con esta estrategia se están dando un tiro en el pie. La decisión de incrementar comisiones, subir precios, cobrar donde no se cobraba, reducir servicios o eliminarlos, nos hará incrementar ingresos y reducir gastos de manera inmediata, pero analicen durante un momento las consecuencias. Los clientes a corto plazo se mantendrán fieles por inercia, pero poco a poco se irá generando un sentimiento de decepción y de pérdida del vínculo, ese que hace que los clientes y las empresas se mantengan unidos.

No seamos miopes. Cuando la estrategia de las empresas es diseñada por maestros del “power point” lo que se buscará será ganar en eficiencia, rentabilidad y retorno para el accionista. Hasta aquí perfecto. Pero nunca olvidemos que la gracia es que sea recurrente y pueda mantenerse en el tiempo. Por ello, nunca podemos diseñar la estrategia de ninguna empresa olvidándonos de lo fundamental: el cliente. Quien lo haga morirá por su propio desnortamiento.

Las empresas deben contar siempre con analistas que estudien los datos que ayuden a tomar decisiones de negocio. Lo que no puede ocurrir es que esas personas, con desconocimiento absoluto del negocio y muy alejados de los clientes, sean las que decidan la estrategia. Las empresas que actúan así convierten a la persona de control de gestión o al director financiero en un “pintamapas”, que todo lo analiza desde el dato, la rentabilidad, la eficiencia y la cuenta, obviando las sensaciones de los clientes, la oportunidad o conveniencia, la reputación, la historia de la compañía, su futuro y la sensación de los empleados.

Hoy estamos viendo cómo las cuentas apretadas por una situación económica complicada propician el protagonismo en las organizaciones de los “pintamapas”, esos seres clarividentes poseedores de verdades irrefutables, pero que confunden un cliente con una onza de chocolate. Ojo a la oportunidad que esto genera en los mercados. Empresas grandes, con mucha cuota de negocio y mala estrategia dejarán hueco a otras más pequeñas pero mejor gestionadas. Ha empezado otro partido.


Otros artículos de Carlos Ranera:

Carlos Ranera González

Cuidar las alas

Carlos Ranera González. Nacemos condicionados por cientos de circunstancias, unas personales y otras sociales. Junto a las capacidades personales que vienen definidas por los diferentes tipos de inteligencia, está también el continente, el país, el entorno, la familia, los medios económicos con los que contamos y, por qué no incluirlo, la suerte. Aún con ello, y con todas las limitaciones o condicionantes que nos rodean, la capacidad de decidir del ... Leer más ...
Carlos Ranera González

Líderes como esponjas

Carlos Ranera González. Ser el líder de un equipo implica servidumbres y muchas de ellas dolorosas. Hoy me gustaría centrarme en el carácter necesario para liderar y la gestión de esos sacrificios. Cuántas veces hemos oído lo de la soledad del líder, su ausencia de refuerzo externo, carecer de personas que lo motiven, no tener un hombro en el que llorar o una mano que lo acompañe. En mi opinión, ... Leer más ...
Carlos Ranera González

El líder del recreo

Carlos Ranera González. Nuestra querida España, como otros muchos países de los llamados avanzados, necesita redefinir su modelo educativo, sacarlo de la estúpida confrontación política y poner en el centro el desarrollo de las personas, la realización individual y el avance de la sociedad. Tenemos que ser capaces de no seguir dejando en la cuneta a miles y miles de jóvenes, frustrados en el modelo, a los que se les ... Leer más ...
Carlos Ranera González

El sexo del talento

Carlos Ranera González La historia de las carreras profesionales tradicionales están repletas de privaciones, renuncias, esfuerzos y de muchos pelos en la gatera. Carreras en las que ha habido que sacrificar el arraigo personal y las horas con nuestras familias. Donde para escalar y tener una brillante carrera profesional había que doblar varias veces el mapa, cambiando a nuestros hijos de colegio, alejándose de nuestro entorno y poniendo en un ... Leer más ...
Carlos Ranera González

«Pintamapas» como setas

Carlos Ranera González De negocio y de dirigir personas, como de fútbol o economía, habla todo el mundo. Somos capaces de diseñar una fina estrategia empresarial en la barra de un bar y quedarnos tan anchos. A renglón seguido explicamos cómo ganar el mundial de fútbol o cómo acabar con el déficit público. Es realmente sorprendente escuchar hablar de negocio, de clientes, de productos, de estrategia o de dirección de ... Leer más ...
Carlos Ranera González

Revolución en el armario

Carlos Ranera González Estamos viviendo una de las más rápidas e importantes revoluciones del comportamiento social de la historia. Creo que no somos conscientes de lo que esta transformación supondrá en los próximos meses o años. Ya no se trata de anticipar si nos van a volver a confinar o no, si la vacuna relajará nuestras costumbres o si podremos a volver a disfrutar de la necesaria socialización. Todo eso ... Leer más ...
Carlos Ranera González

¿Para qué buscar talento si queremos obediencia?

Carlos Ranera González ha desarrollado gran parte de su carrera profesional en el sector bancario y ahora ejerce como director general de Negocio del bufete internacional ONTIER. Es un reconocido divulgador y formador en las nuevas técnicas de gestión y desarrollo de negocio. A todos nos encanta estar rodeados de personas ingeniosas, talentosas, con capacidad para ver de manera diferente las cosas que todos vemos igual.  Tener gente así hace ... Leer más ...
Sobre el autor
Redacción

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo