Líderes como esponjas

Publicado el lunes, 31 mayo 2021

Carlos Ranera González.

Carlos Ranera González

Ser el líder de un equipo implica servidumbres y muchas de ellas dolorosas. Hoy me gustaría centrarme en el carácter necesario para liderar y la gestión de esos sacrificios. Cuántas veces hemos oído lo de la soledad del líder, su ausencia de refuerzo externo, carecer de personas que lo motiven, no tener un hombro en el que llorar o una mano que lo acompañe. En mi opinión, ser el líder no requiere de heroicidades, pero sí tener muy claro que llorado se viene de casa y que por esa posición se trata mucho más de dar que de recibir.

En momentos complicados, en las misiones o en los proyectos, son necesarios referentes, personas que asuman la responsabilidad, que dirijan a los equipos y a las organizaciones por el camino trazado. Se trata de perfiles de personas seguras de sí mismas, rocosas y con empuje. Personas justas, previsibles y transparentes. Se buscan personas que cuiden a otras personas, les aporten seguridad y anticipación. Necesitamos, en todos los ámbitos, referentes de esfuerzo, dedicación, éxito, cultura de empresa, empatía, comunicación y visión estratégica.

Tenemos mil motivos para lamentarnos y, si ayudara a algo, podría estar justificado. Por desgracia solo sirve para incrementar la sensación de desesperación, así que mejor hacer que esperar y mejor correr que quedarse parado. En este sentido, creo que es momento de líderes y de demostrar ese “efecto esponja”, donde saber absorber la presión de la situación, de la caída de resultados, del cambio de hábitos y de falta de previsibilidad.  Debemos hacer un primer filtrado y un posterior tamizado. Analizar con la cabeza fría y tomar decisiones. El líder debe tener las válvulas de escape necesarias para que la esponja nunca se desborde o la organización sufrirá las consecuencias del nerviosismo, la pérdida de formas, estrategias erráticas o cambio constante de objetivos y prioridades.

Para que todo esto ocurra, cada vez es más importante saber conciliar la vida personal y profesional, hacer deporte, estar bien rodeado, verse con las personas que ayuden a descargar tensiones o lo que considere necesario. No vale justificarse con que recibe mucha presión o que tiene mucho trabajo. Si no sabe gestionarla se debe dedicar a otra cosa. La esponja del líder puede recibir la presión a chorro, pero lo que debe dejar escapar deben ser las gotas justas para que la organización esté tensionada, pero nunca presionada. La tensión es imprescindible para ser competitivos, pero la presión bloquea y desincentiva. En este sentido es muy peligroso en las empresas más grandes cómo se gestiona la cadena de mandos intermedios hasta los gestores finales. El líder debe conocer perfectamente lo que sale del comité de dirección o del consejo de administración y lo que llega al final de la cadena y debe ser muy exigente en cómo llega.

Me quiero parar en diferenciar claramente la tensión de la gestión de la presión. Tensionar la organización es fijar objetivos, perseguirlos, organizar el trabajo para hacerlo, premiar, corregir, acompañar y exigir. Cualquiera puede entender que las organizaciones, del tipo que sean, deben trabajar tensionadas para alcanzar retos y que haya una gestión de consecuencias. Lo que no es justificable es dirigir desde la presión, la persecución, la ausencia de confianza y delegación, las llamadas continuas de reporte y las salidas de tono. Este modelo está acabando con empresas de primer nivel de diferentes sectores por la desvinculación que está produciendo entre sus empleados. No solo desvincula al que la sufre, sino también a quien la presencia. Errores de bulto para sacar la cuenta del mes o del año y que enseñan una lección que queda grabada en el dintel de la sede corporativa: “RECUERDA, EN MOMENTOS DE CRISIS NO TENEMOS MEMORIA”.


Otros artículos de Carlos Ranera:

Carlos Ranera González

Cuidar las alas

Carlos Ranera González. Nacemos condicionados por cientos de circunstancias, unas personales y otras sociales. Junto a las capacidades personales que vienen definidas por los diferentes tipos de inteligencia, está también el continente, el país, el entorno, la familia, los medios económicos con los que contamos y, por qué no incluirlo, la suerte. Aún con ello, y con todas las limitaciones o condicionantes que nos rodean, la capacidad de decidir del ... Leer más ...
Carlos Ranera González

Líderes como esponjas

Carlos Ranera González. Ser el líder de un equipo implica servidumbres y muchas de ellas dolorosas. Hoy me gustaría centrarme en el carácter necesario para liderar y la gestión de esos sacrificios. Cuántas veces hemos oído lo de la soledad del líder, su ausencia de refuerzo externo, carecer de personas que lo motiven, no tener un hombro en el que llorar o una mano que lo acompañe. En mi opinión, ... Leer más ...
Carlos Ranera González

El líder del recreo

Carlos Ranera González. Nuestra querida España, como otros muchos países de los llamados avanzados, necesita redefinir su modelo educativo, sacarlo de la estúpida confrontación política y poner en el centro el desarrollo de las personas, la realización individual y el avance de la sociedad. Tenemos que ser capaces de no seguir dejando en la cuneta a miles y miles de jóvenes, frustrados en el modelo, a los que se les ... Leer más ...
Carlos Ranera González

El sexo del talento

Carlos Ranera González La historia de las carreras profesionales tradicionales están repletas de privaciones, renuncias, esfuerzos y de muchos pelos en la gatera. Carreras en las que ha habido que sacrificar el arraigo personal y las horas con nuestras familias. Donde para escalar y tener una brillante carrera profesional había que doblar varias veces el mapa, cambiando a nuestros hijos de colegio, alejándose de nuestro entorno y poniendo en un ... Leer más ...
Carlos Ranera González

«Pintamapas» como setas

Carlos Ranera González De negocio y de dirigir personas, como de fútbol o economía, habla todo el mundo. Somos capaces de diseñar una fina estrategia empresarial en la barra de un bar y quedarnos tan anchos. A renglón seguido explicamos cómo ganar el mundial de fútbol o cómo acabar con el déficit público. Es realmente sorprendente escuchar hablar de negocio, de clientes, de productos, de estrategia o de dirección de ... Leer más ...
Carlos Ranera González

Revolución en el armario

Carlos Ranera González Estamos viviendo una de las más rápidas e importantes revoluciones del comportamiento social de la historia. Creo que no somos conscientes de lo que esta transformación supondrá en los próximos meses o años. Ya no se trata de anticipar si nos van a volver a confinar o no, si la vacuna relajará nuestras costumbres o si podremos a volver a disfrutar de la necesaria socialización. Todo eso ... Leer más ...
Carlos Ranera González

¿Para qué buscar talento si queremos obediencia?

Carlos Ranera González ha desarrollado gran parte de su carrera profesional en el sector bancario y ahora ejerce como director general de Negocio del bufete internacional ONTIER. Es un reconocido divulgador y formador en las nuevas técnicas de gestión y desarrollo de negocio. A todos nos encanta estar rodeados de personas ingeniosas, talentosas, con capacidad para ver de manera diferente las cosas que todos vemos igual.  Tener gente así hace ... Leer más ...
Sobre el autor
Redacción

La redacción de Lawyerpress NOTICIAS la componen periodistas de reconocido prestigio y experiencia profesional. Encabezado por Hans A. Böck como Editor y codirigido por Núria Ribas. Nos puede contactar en redaccion@lawyerpress.com y seguirnos en Twitter en @newsjuridicas

Comenta el articulo